Más cruces entre la Nación y las provincias

El Gobierno pasaría a distribuir una suma variable de fondos a las provincias, de acuerdo con la recaudación. Según los gobernadores, la medida pondría "en riesgo la gobernabilidad".

(NA). – Gobernadores del PJ y de la Alianza coincidieron hoy (lunes 27) en advertir que cualquier modificación a la distribución de fondos a las provincias debe pasar por el Congreso, al tiempo que sostuvieron que se pone “en riesgo la gobernabilidad” con un posible recorte.

Los mandatarios provinciales salieron así al cruce de las declaraciones del ministro de Economía, Domingo Cavallo, en el sentido de que los pactos federales firmados con las provincias –que reparten una suma fija de $ 1.364 millones– dejarían de tener vigencia y se pasaría a distribuir una suma variable de acuerdo con la recaudación.

El gobernador bonaerense, Carlos Ruckauf, advirtió que los dos pactos fiscales que se firmaron “son leyes porque fueron aprobadas por el Congreso Nacional primero y por las Legislaturas provinciales después”.

En coincidencia, el gobernador cordobés, José Manuel de la Sota, dijo que el Gobierno cometería “delito” y los “funcionarios estarían violando los deberes de funcionario público” si se modifican en forma unilateral los acuerdos federales.

Desde la Alianza, en tanto, el mandatario chaqueño, Angel Rozas también manifestó su coincidencia con sus pares justicialistas y advirtió esta mañana que “la mayoría de las provincias argentinas van a entrar en un estado de ingobernabilidad manifiesta” si se producen recortes.

A su vez, el titular interino del PJ, el gobernador pampeano Rubén Marín, realizó un análisis similar al indicar que “podría comprometerse el pago de sueldos, servicios y proveedores” en caso de un recorte.

La discusión entre los gobernadores y el Gobierno se produce luego de que la Nación alcanzó un acuerdo con el FMI por el que recibirá US$ 8.000 millones de ayuda financiera especial.

El Gobierno se comprometió a avanzar en su objetivo de “déficit cero”, dispuesto mediante una ley y por ello el ministro Cavallo advirtió que los fondos para las provincias serían recortados de hecho.

“El Gobierno nacional tiene que transferir un porcentaje de la recaudación. Y si no alcanzaba un cierto mínimo, se suponía que la Nación conseguía crédito y lo repartía. Ahora no hay crédito, entonces no hay dinero para repartir”, enfatizó Cavallo.

Según el ministro, “lo único que tiene relevancia ahora es la Ley de Coparticipación de Impuestos, porque lo único que podemos repartir son los impuestos que recaudamos”.

Cavallo anunció que “de todo lo que recaude la Nación, día por día, transferirá el porcentaje que corresponda a las provincias”.

Los gobernadores rechazaron esa posición y consideraron que se violarían así normas dictadas por el Congreso. La posición coincidente que expresaron es que si se busca modificar el sistema, deben ser los diputados y senadores nacionales los que lo traten; a la vez que cuestionaron posibles recortes.

Como muestra de esa posición, el gobernador radical Rozas advirtió en duros términos que una política “de shock” en las provincias “significaría matar a nuestra gente”.

Si bien se pronunció en favor del “déficit cero”, remarcó que “esa búsqueda debe ser gradual” y que de lo contrario “muchas provincias argentinas vamos a entrar en colapso”.

Rozas, en diálogo con radio América y en declaraciones televisivas, llamó esta mañana a analizar “con mucho cuidado” posibles modificaciones a la coparticipación y advirtió que “la mayoría de las provincias argentinas van a entrar en un estado de ingobernabilidad manifiesta” si se producen recortes.

El gobernador radical instó a “no tomar medidas apresuradas” y evaluó las “consecuencias” que podría traer un ajuste en las cuentas provinciales, al hacer referencia a la “alteración del
orden y de la paz social”.

En términos similares a los expresados por Ruckauf, Rozas advirtió que “no se trata de cambiar en una actitud unilateral un acuerdo formalizado hace tanto tiempo atrás”, en referencia a los pactos fiscales.

Recordó en ese sentido que los pactos alcanzados fueron “acuerdos del Gobierno nacional con todos los gobernadores de provincia ratificados por una ley”.

Advirtió también sobre la posibilidad de que las provincias entren en un “estado económico financiero extremadamente delicado” y calificó de “ilógica” la posición del ministro de Economía de la Nación.

(NA). – Gobernadores del PJ y de la Alianza coincidieron hoy (lunes 27) en advertir que cualquier modificación a la distribución de fondos a las provincias debe pasar por el Congreso, al tiempo que sostuvieron que se pone “en riesgo la gobernabilidad” con un posible recorte.

Los mandatarios provinciales salieron así al cruce de las declaraciones del ministro de Economía, Domingo Cavallo, en el sentido de que los pactos federales firmados con las provincias –que reparten una suma fija de $ 1.364 millones– dejarían de tener vigencia y se pasaría a distribuir una suma variable de acuerdo con la recaudación.

El gobernador bonaerense, Carlos Ruckauf, advirtió que los dos pactos fiscales que se firmaron “son leyes porque fueron aprobadas por el Congreso Nacional primero y por las Legislaturas provinciales después”.

En coincidencia, el gobernador cordobés, José Manuel de la Sota, dijo que el Gobierno cometería “delito” y los “funcionarios estarían violando los deberes de funcionario público” si se modifican en forma unilateral los acuerdos federales.

Desde la Alianza, en tanto, el mandatario chaqueño, Angel Rozas también manifestó su coincidencia con sus pares justicialistas y advirtió esta mañana que “la mayoría de las provincias argentinas van a entrar en un estado de ingobernabilidad manifiesta” si se producen recortes.

A su vez, el titular interino del PJ, el gobernador pampeano Rubén Marín, realizó un análisis similar al indicar que “podría comprometerse el pago de sueldos, servicios y proveedores” en caso de un recorte.

La discusión entre los gobernadores y el Gobierno se produce luego de que la Nación alcanzó un acuerdo con el FMI por el que recibirá US$ 8.000 millones de ayuda financiera especial.

El Gobierno se comprometió a avanzar en su objetivo de “déficit cero”, dispuesto mediante una ley y por ello el ministro Cavallo advirtió que los fondos para las provincias serían recortados de hecho.

“El Gobierno nacional tiene que transferir un porcentaje de la recaudación. Y si no alcanzaba un cierto mínimo, se suponía que la Nación conseguía crédito y lo repartía. Ahora no hay crédito, entonces no hay dinero para repartir”, enfatizó Cavallo.

Según el ministro, “lo único que tiene relevancia ahora es la Ley de Coparticipación de Impuestos, porque lo único que podemos repartir son los impuestos que recaudamos”.

Cavallo anunció que “de todo lo que recaude la Nación, día por día, transferirá el porcentaje que corresponda a las provincias”.

Los gobernadores rechazaron esa posición y consideraron que se violarían así normas dictadas por el Congreso. La posición coincidente que expresaron es que si se busca modificar el sistema, deben ser los diputados y senadores nacionales los que lo traten; a la vez que cuestionaron posibles recortes.

Como muestra de esa posición, el gobernador radical Rozas advirtió en duros términos que una política “de shock” en las provincias “significaría matar a nuestra gente”.

Si bien se pronunció en favor del “déficit cero”, remarcó que “esa búsqueda debe ser gradual” y que de lo contrario “muchas provincias argentinas vamos a entrar en colapso”.

Rozas, en diálogo con radio América y en declaraciones televisivas, llamó esta mañana a analizar “con mucho cuidado” posibles modificaciones a la coparticipación y advirtió que “la mayoría de las provincias argentinas van a entrar en un estado de ingobernabilidad manifiesta” si se producen recortes.

El gobernador radical instó a “no tomar medidas apresuradas” y evaluó las “consecuencias” que podría traer un ajuste en las cuentas provinciales, al hacer referencia a la “alteración del
orden y de la paz social”.

En términos similares a los expresados por Ruckauf, Rozas advirtió que “no se trata de cambiar en una actitud unilateral un acuerdo formalizado hace tanto tiempo atrás”, en referencia a los pactos fiscales.

Recordó en ese sentido que los pactos alcanzados fueron “acuerdos del Gobierno nacional con todos los gobernadores de provincia ratificados por una ley”.

Advirtió también sobre la posibilidad de que las provincias entren en un “estado económico financiero extremadamente delicado” y calificó de “ilógica” la posición del ministro de Economía de la Nación.

Notas Relacionadas

Suscripción Digital

Suscríbase a Mercado y reciba todos los meses la mas completa información sobre Economía, Negocios, Tecnología, Managment y más.

Suscribirse Archivo Ver todos los planes

Newsletter


Reciba todas las novedades de la Revista Mercado en su email.

Reciba todas las novedades