Los tamberos boicotean convocatoria de Moreno y prefieren negociar con Urquiza

La intervención de Guillermo Moreno en el conflicto lácteo no hizo más que agravarlo. Los productores aceptan dialogar con De Urquiza y acordar una tregua de precios con la industria dentro de la pauta inflacionaria oficial.

27 diciembre, 2007

Los productores de leche decidieron seguir negociando precios con el secretario de Agricultura, Javier de Urquiza, y rechazar la convocatoria del secretario de Comercio, Guillermo Moreno, para mañana en la planta de La Serenísima, de General Rodríguez.

El Diario de Paraná publicó duras declaraciones del presidente de la Cámara de Productores Lecheros de La Pampa, Lucio de la Barrera, quien dijo ayer que no aceptará una invitación del secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno, para acordar los precios de la leche fluida porque lo consideran un ´matón´. “Nos invitaron desde la empresa La Serenísima a una reunión con Moreno. Pero nosotros con matones no hablamos”.

No fue el único, ya que, en las últimas horas, la dirigencia rural instó a los productores a no participar del encuentro con Moreno, argumentando que no es el ámbito donde debe negociarse un aval de los tamberos a su propuesta. El coordinador de la Comisión de Lechería de la Federación Agraria, Guillermo Giannasi, recordó que “les dijimos que no es el lugar para debatir y que tienen a sus representantes para negociar con el gobierno”, afirmó

La Sociedad Rural de Lobos también recomendó al productor “no apoyar reuniones organizadas por la industria o el gobierno que desconozcan el verdadero ámbito de debate de la política lechera nacional”. La entidad envió a los asociados un memorando en el que señala que “Guillermo Moreno no sólo está desconociendo el rol que le cabe a la Secretaría de Agricultura como nexo entre el gobierno y el sector agropecuario, sino que está también imponiendo a las industrias la organización de este tipo de reuniones, absolutamente fuera de lugar”.

En general, los productores tienen depositadas más expectativas en una reunión que mantendrán hoy con el secretario de Agricultura, Javier de Urquiza, a la que asistirán los representantes del Grupo Lácteo, que integran tamberos y la industria, junto con funcionarios de los gobiernos de Entre Ríos, Santa Fe, Córdoba y Buenos Aires.

Intentarán sin la presencia de Moreno recomponer el diálogo con el sector y solucionar el conflicto planteado por el precio de la leche.

En tal sentido, el integrante de la Mesa Nacional de Productores de Leche, Roberto Socín, consideró que “lo más importante por resolver es un marco en el que el negocio resulte previsible y sería bueno empezar con una tregua en el precio” para mantener en diciembre los valores pagados al tambero en noviembre.

Rubén Ferrero, presidente de Confederación de Asociaciones Rurales de Santa Fe, dijo que “se está analizando la propuesta que presentó en su momento el Gobierno nacional, pero también en la propuesta que generó la producción juntamente con la industria”.

Las imposiciones de Moreno

El secretario de Comercio mantiene, de todos modos, la cita a los productores en la planta de La Serenísima de General Rodríguez.

Moreno pretende imponerles su propuesta de establecer tres bandas de precios para la leche entregada por los productores a las fábricas, diferenciando según se destine al mercado interno, la exportación o la que resulte de un excedente de producción superior a 5%.

El pampeano De la Barrera restó importancia a la doble vía de negociación: “Son estrategias del gobierno. Pero De Urquiza es productor agropecuario y sabe lo que es trabajaren el campo, amén de que nunca fue matón. Siempre trató de dialogar. Hay una invitación para que los tamberos se reúnan con Moreno en General Rodríguez. Es para tamberos de Buenos Aires y de La Pampa. Pero nuestra cámara lo rechaza terminantemente”, disparó. Agregó que cada día hay “menos producción de leche en La Pampa, Santa Fe y Córdoba. Se siguen cerrando tambos. Sobre todo, en Santa Fe. Y en La Pampa cada vez los camiones llevan menos leche. La producción está bajando en forma alarmante, por la sequía. A eso hay que sumarle la liquidación de tambos. Eso se podría paliar con más precio, con el que podríamos darle más comida extra a las vacas y así aumentar la producción de leche”.

El sector espera avanzar en una propuesta superadora de la planteada por Guillermo Moreno y evitar el desabastecimiento de productos lácteos en el mercado interno, pero incentivar al productor tambero a no abandonar la actividad para dedicarse a sembrar soja. La producción no sólo reclama que se mantenga el precio promedio actual –ronda, según la zona, los 83 centavos el litro–, sino que también pide un horizonte previsible hacia el mediano y largo plazo.

Desde el boicot a la industria, que intentó resolver el ministro de Economía, Martín Lousteau, fijando un precio máximo para la leche en $ 0,78 por litro, el conflicto se viene agravando por la resistencia de los productores a tratar con Moreno.

Los productores de leche decidieron seguir negociando precios con el secretario de Agricultura, Javier de Urquiza, y rechazar la convocatoria del secretario de Comercio, Guillermo Moreno, para mañana en la planta de La Serenísima, de General Rodríguez.

El Diario de Paraná publicó duras declaraciones del presidente de la Cámara de Productores Lecheros de La Pampa, Lucio de la Barrera, quien dijo ayer que no aceptará una invitación del secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno, para acordar los precios de la leche fluida porque lo consideran un ´matón´. “Nos invitaron desde la empresa La Serenísima a una reunión con Moreno. Pero nosotros con matones no hablamos”.

No fue el único, ya que, en las últimas horas, la dirigencia rural instó a los productores a no participar del encuentro con Moreno, argumentando que no es el ámbito donde debe negociarse un aval de los tamberos a su propuesta. El coordinador de la Comisión de Lechería de la Federación Agraria, Guillermo Giannasi, recordó que “les dijimos que no es el lugar para debatir y que tienen a sus representantes para negociar con el gobierno”, afirmó

La Sociedad Rural de Lobos también recomendó al productor “no apoyar reuniones organizadas por la industria o el gobierno que desconozcan el verdadero ámbito de debate de la política lechera nacional”. La entidad envió a los asociados un memorando en el que señala que “Guillermo Moreno no sólo está desconociendo el rol que le cabe a la Secretaría de Agricultura como nexo entre el gobierno y el sector agropecuario, sino que está también imponiendo a las industrias la organización de este tipo de reuniones, absolutamente fuera de lugar”.

En general, los productores tienen depositadas más expectativas en una reunión que mantendrán hoy con el secretario de Agricultura, Javier de Urquiza, a la que asistirán los representantes del Grupo Lácteo, que integran tamberos y la industria, junto con funcionarios de los gobiernos de Entre Ríos, Santa Fe, Córdoba y Buenos Aires.

Intentarán sin la presencia de Moreno recomponer el diálogo con el sector y solucionar el conflicto planteado por el precio de la leche.

En tal sentido, el integrante de la Mesa Nacional de Productores de Leche, Roberto Socín, consideró que “lo más importante por resolver es un marco en el que el negocio resulte previsible y sería bueno empezar con una tregua en el precio” para mantener en diciembre los valores pagados al tambero en noviembre.

Rubén Ferrero, presidente de Confederación de Asociaciones Rurales de Santa Fe, dijo que “se está analizando la propuesta que presentó en su momento el Gobierno nacional, pero también en la propuesta que generó la producción juntamente con la industria”.

Las imposiciones de Moreno

El secretario de Comercio mantiene, de todos modos, la cita a los productores en la planta de La Serenísima de General Rodríguez.

Moreno pretende imponerles su propuesta de establecer tres bandas de precios para la leche entregada por los productores a las fábricas, diferenciando según se destine al mercado interno, la exportación o la que resulte de un excedente de producción superior a 5%.

El pampeano De la Barrera restó importancia a la doble vía de negociación: “Son estrategias del gobierno. Pero De Urquiza es productor agropecuario y sabe lo que es trabajaren el campo, amén de que nunca fue matón. Siempre trató de dialogar. Hay una invitación para que los tamberos se reúnan con Moreno en General Rodríguez. Es para tamberos de Buenos Aires y de La Pampa. Pero nuestra cámara lo rechaza terminantemente”, disparó. Agregó que cada día hay “menos producción de leche en La Pampa, Santa Fe y Córdoba. Se siguen cerrando tambos. Sobre todo, en Santa Fe. Y en La Pampa cada vez los camiones llevan menos leche. La producción está bajando en forma alarmante, por la sequía. A eso hay que sumarle la liquidación de tambos. Eso se podría paliar con más precio, con el que podríamos darle más comida extra a las vacas y así aumentar la producción de leche”.

El sector espera avanzar en una propuesta superadora de la planteada por Guillermo Moreno y evitar el desabastecimiento de productos lácteos en el mercado interno, pero incentivar al productor tambero a no abandonar la actividad para dedicarse a sembrar soja. La producción no sólo reclama que se mantenga el precio promedio actual –ronda, según la zona, los 83 centavos el litro–, sino que también pide un horizonte previsible hacia el mediano y largo plazo.

Desde el boicot a la industria, que intentó resolver el ministro de Economía, Martín Lousteau, fijando un precio máximo para la leche en $ 0,78 por litro, el conflicto se viene agravando por la resistencia de los productores a tratar con Moreno.

Notas Relacionadas

Suscripción Digital

Suscríbase a Mercado y reciba todos los meses la mas completa información sobre Economía, Negocios, Tecnología, Managment y más.

Suscribirse Archivo Ver todos los planes

Newsletter


Reciba todas las novedades de la Revista Mercado en su email.

Reciba todas las novedades