Los políticos argentinos en baja

De acuerdo a una serie de encuestas realizadas a nivel nacional, la mayor parte de la población tuvo una opinión claramente desfavorable de la gestión del Gobierno Nacional.

10 diciembre, 2000

Fernando De la Rúa cumple hoy su primer año como presidente de la Argentina, pero la mayoría de los argentinos, pese a las recientes promesas de que se revertirá la recesión económica que afecta al país, no está conforme con la gestión del Gobierno.

La disconformidad de los argentinos, en especial por la crítica situación económica y los altos índices de desempleo (15,4%), se refleja en las diversas encuestas que publican hoy (domingo 10), los principales diarios de la Argentina.

Según Gallup, la empresa encuestadora por encargo del diario La Nación, 65% de los consultados calificó como negativo el primer año de gestión presidencial de De la Rúa, y sólo 24% lo consideró positivo, mientras 61% dijo que la situación económica de su familia está peor que hace 12 meses.

De los encuestados, sólo 11% se abstuvo de responder.

De la Rúa bajó su imagen positiva a 26%, en tanto que la negativa ascendió alrededor de 36%.

El 61% de los encuestados evaluó que la situación económica del hogar “está peor” respecto del año último, en tanto que 31% dijo que está igual y 8% afirmó que mejoró.

Entre las causas principales de la opinión pública desfavorable saltan a la vista los altos niveles de desempleo y la corrupción, así como también el escándalo en el Senado de la Nación y la renuncia del vicepresidente, Chacho Alvarez.

Aunque 68% de los encuestados se mostró dispuesto a hacer sacrificios en aras de revertir la recesión económica, 72% definió como “grave perturbación” la situación política y social del país, y dijo no tener muchas esperanzas de mejoras inmediatas.

El 56% de los entrevistados consideró que el justicialismo, como oposición, sólo trató de obstruir, sin aportar demasiado.

El 48% de los consultados opina que la corrupción empeoró; 39% que sigue igual, y 9% que mejoró.

El 64% cree que el trabajo empeoró; 31% que está igual, y 2% que mejoró.

El 70% afirma que la pobreza empeoró; 27% que está igual, y 1% que mejoró.

El 64% estima que el nivel de vida de los argentinos empeoró; 30%, que está igual, y 2% que mejoró.

Alrededor de 61% sostiene que empeoraron la seguridad y el combate a la delincuencia; 32%, que está igual, y 5% que mejoró.

Cerca de 55% dijo que la economía empeoró; 39%, que está igual, y 3% que mejoró.

Mientras tanto, 49% estima que su nivel de vida personal y familiar empeoró; 42%, que sigue igual, y 6%, que mejoró.

En cuanto a la educación, 60% opina que sigue igual; 22% que empeoró y 12% que mejoró.

El 54% indicó que la salud está igual; 30%, que empeoró, y 10%, que mejoró.

El 54% opinó que la Justicia sigue igual; 30%, que empeoró, y 11%, que mejoró.

Aproximadamente 55% juzgó que la inflación de la moneda continúa como antes; 35%, que empeoró, y 1%, que mejoró.

La seguridad arrojó un saldo de 68%, negativa; 22%, neutra, y 8%, positiva.

La economía, 56% negativa, 32% neutra, y 10% positiva.

En cuanto al desempleo, 75% consideró la gestión como negativa; 18%, ni buena ni mala, y 4%, positiva.

La encuesta de Gallup fue efectuada a 1254 ciudadanos de 26 localidades del país, entre el primero el cuatro de diciembre del presente año.

La encuestadora afirmó que el estudio posee un margen de error de 3,8% y 95% de confiablilidad.

Por su parte, el diario Clarín precisó que la “imagen positiva” del jefe de Estado descendió en un año de 73% a 37,5%, según una encuesta hecha por el Centro de Estudios de Opinión Pública.

Una encuesta similar, confeccionada por la consultora Graciela Romer y Asociados, que publica el matutino Página 12, reveló que en enero pasado la gestión del presidente De la Rúa era calificada como “mala” por 11,4% de la población, pero que ahora comparte esa opinión 50,5% de los consultados.

Los pronósticos del presidente, quien estimó que la economía crecerá en los próximos años a un ritmo anual de 5%, y auguró que 2001 “será un año espectacular”, están supeditados a un crédito de entre US$ 14.000 y 20.000 millones que el Gobierno gestiona ante el Fondo Monetario Internacional (FMI), y que espera concretar para finales de esta semana.

Fernando De la Rúa cumple hoy su primer año como presidente de la Argentina, pero la mayoría de los argentinos, pese a las recientes promesas de que se revertirá la recesión económica que afecta al país, no está conforme con la gestión del Gobierno.

La disconformidad de los argentinos, en especial por la crítica situación económica y los altos índices de desempleo (15,4%), se refleja en las diversas encuestas que publican hoy (domingo 10), los principales diarios de la Argentina.

Según Gallup, la empresa encuestadora por encargo del diario La Nación, 65% de los consultados calificó como negativo el primer año de gestión presidencial de De la Rúa, y sólo 24% lo consideró positivo, mientras 61% dijo que la situación económica de su familia está peor que hace 12 meses.

De los encuestados, sólo 11% se abstuvo de responder.

De la Rúa bajó su imagen positiva a 26%, en tanto que la negativa ascendió alrededor de 36%.

El 61% de los encuestados evaluó que la situación económica del hogar “está peor” respecto del año último, en tanto que 31% dijo que está igual y 8% afirmó que mejoró.

Entre las causas principales de la opinión pública desfavorable saltan a la vista los altos niveles de desempleo y la corrupción, así como también el escándalo en el Senado de la Nación y la renuncia del vicepresidente, Chacho Alvarez.

Aunque 68% de los encuestados se mostró dispuesto a hacer sacrificios en aras de revertir la recesión económica, 72% definió como “grave perturbación” la situación política y social del país, y dijo no tener muchas esperanzas de mejoras inmediatas.

El 56% de los entrevistados consideró que el justicialismo, como oposición, sólo trató de obstruir, sin aportar demasiado.

El 48% de los consultados opina que la corrupción empeoró; 39% que sigue igual, y 9% que mejoró.

El 64% cree que el trabajo empeoró; 31% que está igual, y 2% que mejoró.

El 70% afirma que la pobreza empeoró; 27% que está igual, y 1% que mejoró.

El 64% estima que el nivel de vida de los argentinos empeoró; 30%, que está igual, y 2% que mejoró.

Alrededor de 61% sostiene que empeoraron la seguridad y el combate a la delincuencia; 32%, que está igual, y 5% que mejoró.

Cerca de 55% dijo que la economía empeoró; 39%, que está igual, y 3% que mejoró.

Mientras tanto, 49% estima que su nivel de vida personal y familiar empeoró; 42%, que sigue igual, y 6%, que mejoró.

En cuanto a la educación, 60% opina que sigue igual; 22% que empeoró y 12% que mejoró.

El 54% indicó que la salud está igual; 30%, que empeoró, y 10%, que mejoró.

El 54% opinó que la Justicia sigue igual; 30%, que empeoró, y 11%, que mejoró.

Aproximadamente 55% juzgó que la inflación de la moneda continúa como antes; 35%, que empeoró, y 1%, que mejoró.

La seguridad arrojó un saldo de 68%, negativa; 22%, neutra, y 8%, positiva.

La economía, 56% negativa, 32% neutra, y 10% positiva.

En cuanto al desempleo, 75% consideró la gestión como negativa; 18%, ni buena ni mala, y 4%, positiva.

La encuesta de Gallup fue efectuada a 1254 ciudadanos de 26 localidades del país, entre el primero el cuatro de diciembre del presente año.

La encuestadora afirmó que el estudio posee un margen de error de 3,8% y 95% de confiablilidad.

Por su parte, el diario Clarín precisó que la “imagen positiva” del jefe de Estado descendió en un año de 73% a 37,5%, según una encuesta hecha por el Centro de Estudios de Opinión Pública.

Una encuesta similar, confeccionada por la consultora Graciela Romer y Asociados, que publica el matutino Página 12, reveló que en enero pasado la gestión del presidente De la Rúa era calificada como “mala” por 11,4% de la población, pero que ahora comparte esa opinión 50,5% de los consultados.

Los pronósticos del presidente, quien estimó que la economía crecerá en los próximos años a un ritmo anual de 5%, y auguró que 2001 “será un año espectacular”, están supeditados a un crédito de entre US$ 14.000 y 20.000 millones que el Gobierno gestiona ante el Fondo Monetario Internacional (FMI), y que espera concretar para finales de esta semana.

Notas Relacionadas