Los laboratorios piden políticas de protección

Contra el dumping y los subsidios. El ministro de Salud prometió más recursos para investigación en el sector.

11 diciembre, 2000

La Cámara Empresarial que agrupa a los laboratorios farmaceúticos, solicitó al Gobierno la aplicación de “políticas industriales activas” para proteger a los fabricantes locales de medicamentos del dumping y los subsidios aplicados por otros países, y alertó sobre el perjuicio que las “excesivas regulaciones” representan para los negocios y las inversiones en la Argentina.

Así lo señaló el presidente de Cooperala, Jorge Riveiro, al hablar en la comida de camaradería para despedir el año organizada por la entidad, que contó con la presencia del ministro de Salud, Héctor Lombardo, además de los más importantes empresarios del sector.

Riveiro agregó que “a pesar de nuestros más de 50.000 empleados, directos e indirectos, de nuestros 300.000 metros cuadrados de planta instalada, de los US$ 65 millones que invertimos en 1999 y de ser pymes generadoras de empleo, poco hemos avanzado en los temas que facilitarían nuestro accionar y contribución al crecimiento del país”.

No obstante, destacó que el sector que representa inició un “diálogo fecundo con las nuevas autoridades” y se mostró seguro de que ambas partes tienen a la “búsqueda del consenso como forma de entendernos mutuamente”.

Por último, el dirigente empresarial sostuvo que los laboratorios nacionales asociados a Cooperala “demostraron su sensibilidad” ante la difícil situación presupuestaria, bajando la capita del Pami y permitiendo una disminución de 30% en el precio de los medicamentos e insumos destinados a la lucha contra el Sida.

El titular de la cartera de Salud prometió que el Estado brindará apoyo para la investigación científica, al considerar que es esta herramienta la que “diferencia a un país desarrollado de otro subdesarrollado”.

La Cámara Empresarial que agrupa a los laboratorios farmaceúticos, solicitó al Gobierno la aplicación de “políticas industriales activas” para proteger a los fabricantes locales de medicamentos del dumping y los subsidios aplicados por otros países, y alertó sobre el perjuicio que las “excesivas regulaciones” representan para los negocios y las inversiones en la Argentina.

Así lo señaló el presidente de Cooperala, Jorge Riveiro, al hablar en la comida de camaradería para despedir el año organizada por la entidad, que contó con la presencia del ministro de Salud, Héctor Lombardo, además de los más importantes empresarios del sector.

Riveiro agregó que “a pesar de nuestros más de 50.000 empleados, directos e indirectos, de nuestros 300.000 metros cuadrados de planta instalada, de los US$ 65 millones que invertimos en 1999 y de ser pymes generadoras de empleo, poco hemos avanzado en los temas que facilitarían nuestro accionar y contribución al crecimiento del país”.

No obstante, destacó que el sector que representa inició un “diálogo fecundo con las nuevas autoridades” y se mostró seguro de que ambas partes tienen a la “búsqueda del consenso como forma de entendernos mutuamente”.

Por último, el dirigente empresarial sostuvo que los laboratorios nacionales asociados a Cooperala “demostraron su sensibilidad” ante la difícil situación presupuestaria, bajando la capita del Pami y permitiendo una disminución de 30% en el precio de los medicamentos e insumos destinados a la lucha contra el Sida.

El titular de la cartera de Salud prometió que el Estado brindará apoyo para la investigación científica, al considerar que es esta herramienta la que “diferencia a un país desarrollado de otro subdesarrollado”.

Notas Relacionadas

Suscripción Digital

Suscríbase a Mercado y reciba todos los meses la mas completa información sobre Economía, Negocios, Tecnología, Managment y más.

Suscribirse Archivo Ver todos los planes

Newsletter


Reciba todas las novedades de la Revista Mercado en su email.

Reciba todas las novedades