Los expertos del propio FMI lo tachan de inepto

“El Fondo Monetario Internacional subestimó groseramente los riesgos que llevaron a la crisis sistémica de 2007/09, seducido por la regulación blanda de Estados Unidos y Gran Bretaña”. Así sostiene su oficina de evaluación independiente.

10 febrero, 2011

<p>Un factor clave fue la &ldquo;mentalidad grupal&rdquo; de t&eacute;cnicos vinculados a la gran banca privada norteamericana, brit&aacute;nica y del Benelux. En un informe singularmente cr&iacute;tico, aquella repartici&oacute;n aut&oacute;noma &ndash;quiz&aacute;s el &uacute;ltimo resabio de Bretton Woods- afirma que el FMI &ldquo;tard&oacute; mucho en detectar los severos problemas conexos imperantes en las econom&iacute;as centrales. Todav&iacute;a a mediados de 2008, la conducci&oacute;n del Fondo confiaba en que EE.UU. hab&iacute;a eludido un aterrizaje violento y lo peor quedaba en el pasado&rdquo;.<br />
<br />
La capacidad del ente multilateral para &ldquo;identificar los signos crecientes de crisis quedaba comprometida &ndash;subraya el informe- por el esp&iacute;ritu de grupo y las conexiones resultantes. Una peculiar estructura de pensamiento impon&iacute;a una filosof&iacute;a: era imposible una crisis financiera de grandes dimensiones en econom&iacute;as avanzadas&rdquo;. Esto condujo a an&aacute;lisis incompletos. <br />
<br />
Los modelos del FMI y los principales emisores &ldquo;se centraban mayormente en planteos macroecon&oacute;micos convencionales. No atinaban, pues, a percibir los enormes riesgos que se gestaban en los sistemas de EE.UU., Gran Breta&ntilde;a y otros. Por ende, la vigilancia bilateral sobre la econom&iacute;a norteamericana fall&oacute; en advertir a las autoridades en lo tocante a riesgos y debilidades pertinentes&rdquo;. <br />
<br />
Demasiado a menudo, &ldquo;el Fondo parec&iacute;a hacerle propaganda a la banca estadounidense o a las pol&iacute;ticas de la Reserva Federal. Los escasos cr&iacute;ticos en el equipo de la instituci&oacute;n o afuera eran ignorados&rdquo;. Aun advertencias de 2005 (por ejemplo, burbuja hipotecaria), realizadas por Raghuram Rajan &ndash;ef&iacute;mero analista jefe del FMI- cayeron en saco roto: la tecnocracia fondista presion&oacute; para no renovarle el contrato. <br />
<br />
El documento resalta las dificultades del Fondo para expandir su campo de an&aacute;lisis e incluir la propia estabilidad financiera, &ldquo;por imperio de posturas intelectuales retr&oacute;gradas, falta de experiencia adecuada y gobiernos recalcitrantes. Durante los a&ntilde;os previos a la crisis, EE.UU. (o sea George W.Bush y Alan Greenspan en la RF) sistem&aacute;ticamente le negaban autorizaci&oacute;n al FMI para evaluar la estabilidad del sistema financiero.<br />
<br />
Dominique Strauss-Kahn, que asumi&oacute; la gerencia general en septiembre de 2007, poco antes de estallar la crisis, contaba con elementos de juicio para ampliar la vigilancia sobre los pa&iacute;ses miembros. Pero reci&eacute;n en 2009 incorpora parte de esas herramientas anal&iacute;ticas, justamente cuando ese tipo de desequilibrios se desbordaba por la Eurozona en forma de sobreendeudamiento soberano.</p>
<p><br />
&nbsp;</p>

Notas Relacionadas

Suscripción Digital

Suscríbase a Mercado y reciba todos los meses la mas completa información sobre Economía, Negocios, Tecnología, Managment y más.

Suscribirse Archivo Ver todos los planes

Newsletter


Reciba todas las novedades de la Revista Mercado en su email.

Reciba todas las novedades