Los árabes congelan el proceso de paz

Luego del fracaso de la tregua, los jefes de estado de la Liga Árabe se reunieron en El Cairo y coincidieron en adoptar medidas duras contra Israel

21 octubre, 2000

(EFE).- Los jefes de estado de la Liga Arabe se reúnen hoy (sábado 21) por primera vez en cuatro años, en la primera jornada de una cumbre extraordinaria, en un clima enrarecido por las nuevas muertes de palestinos alcanzados por disparos israelíes.

En sus discursos de apertura, los diferentes líderes árabes coincidieron en sus llamamientos a favor de adoptar duras medidas contra Israel, al que acusan de colocar el proceso de paz en una situación crítica.

Varios de ellos también abogaron por la Yihad -guerra santa de voluntarios- contra el estado judío.

La cumbre tiene lugar después del fracaso del acuerdo alcanzado hace cuatro días, en la localidad egipcia de Sharm el Sheij, entre palestinos e israelíes para detener la ola de violencia que ya ha causado más de un centenar de muertos, sobre todo palestinos y varios judíos.

Por primera vez desde la invasión iraquí de Kuwait en 1990, Irak ha sido invitado a participar en la cumbre, a la que asisten 14 jefes de estado y siete delegaciones de inferior nivel.

El presidente egipcio Hosni Mubarak, que inauguró la conferencia, exigió a Israel que demuestre que desea formar parte de la región de Oriente Medio, mediante el respeto a los derechos de los demás y absteniéndose de acciones irresponsables.

Arafat, por su parte, responsabilizó al Gobierno israelí de la ola de violencia en los territorios palestinos, que hasta ayer (viernes 20) ha causado la muerte de 193 palestinos y otros 7.000 heridos, afirmó.

También instó a Estados Unidos que patrocina el proceso de paz, a que adopte una posición imparcial respecto al conflicto y criticó algunas resoluciones del Congreso estadounidense, hostiles al pueblo palestino.

En el recinto donde se celebra la conferencia, el sentimiento general, tras los discursos de los 14 jefes de estado, es que el comunicado final incluirá un llamamiento a la congelación de las medidas encaminadas a normalizar las relaciones con el estado judío, hasta que demuestre su sincera intención de llegar a una paz justa con sus vecinos árabes.

(EFE).- Los jefes de estado de la Liga Arabe se reúnen hoy (sábado 21) por primera vez en cuatro años, en la primera jornada de una cumbre extraordinaria, en un clima enrarecido por las nuevas muertes de palestinos alcanzados por disparos israelíes.

En sus discursos de apertura, los diferentes líderes árabes coincidieron en sus llamamientos a favor de adoptar duras medidas contra Israel, al que acusan de colocar el proceso de paz en una situación crítica.

Varios de ellos también abogaron por la Yihad -guerra santa de voluntarios- contra el estado judío.

La cumbre tiene lugar después del fracaso del acuerdo alcanzado hace cuatro días, en la localidad egipcia de Sharm el Sheij, entre palestinos e israelíes para detener la ola de violencia que ya ha causado más de un centenar de muertos, sobre todo palestinos y varios judíos.

Por primera vez desde la invasión iraquí de Kuwait en 1990, Irak ha sido invitado a participar en la cumbre, a la que asisten 14 jefes de estado y siete delegaciones de inferior nivel.

El presidente egipcio Hosni Mubarak, que inauguró la conferencia, exigió a Israel que demuestre que desea formar parte de la región de Oriente Medio, mediante el respeto a los derechos de los demás y absteniéndose de acciones irresponsables.

Arafat, por su parte, responsabilizó al Gobierno israelí de la ola de violencia en los territorios palestinos, que hasta ayer (viernes 20) ha causado la muerte de 193 palestinos y otros 7.000 heridos, afirmó.

También instó a Estados Unidos que patrocina el proceso de paz, a que adopte una posición imparcial respecto al conflicto y criticó algunas resoluciones del Congreso estadounidense, hostiles al pueblo palestino.

En el recinto donde se celebra la conferencia, el sentimiento general, tras los discursos de los 14 jefes de estado, es que el comunicado final incluirá un llamamiento a la congelación de las medidas encaminadas a normalizar las relaciones con el estado judío, hasta que demuestre su sincera intención de llegar a una paz justa con sus vecinos árabes.

Notas Relacionadas

Suscripción Digital

Suscríbase a Mercado y reciba todos los meses la mas completa información sobre Economía, Negocios, Tecnología, Managment y más.

Suscribirse Archivo Ver todos los planes

Newsletter


Reciba todas las novedades de la Revista Mercado en su email.

Reciba todas las novedades