Levantó UE parte de las sanciones a Teherán

Al constatar ONU que Irán dejó de producir uranio enriquecido al 20%, la UE le abrió el comercio con oro y metales preciosos, pero mantiene el embargo de armas y la restricción a viajes. EE.UU. no lo quiere en la cumbre de paz.

Los ministros de Asuntos Exteriores de la Unión Europea acaban de cumplir su parte del pacto firmado el pasado 24 de noviembre en Ginebra, al permitir a Irán comerciar con oro y metales preciosos, una vez constatado por la agencia nuclear de la ONU que Teherán ha suspendido la producción de uranio enriquecido al 20%.

 

Las otras medidas para aliviar una economía al borde del colapso son la suspensión de sanciones para asegurar y transportar el crudo iraní, la eliminación de las restricciones a sus productos petroquímicos y el veto a ciertas transacciones financieras.

 

Al estar pensadas por seis meses, estas medidas sólo permiten afianzar el acercamiento producido desde el nombramiento del presidente centrista Hasan Rohaní al país que EE.UU. había considerado parte del eje del mal.

 

De la condicionalidad de la apertura da fe asimismo que el Gobierno de Estados Unidos haya pedido a las Naciones Unidas que retire la invitación a Irán para que participe en la cumbre de paz sobre Siria que la semana que viene se desarrollará en la localidad suiza de Montreaux, ya que Washington considera que el Gobierno de Teherán no cumple los requisitos mínimos para participar en la conferencia. Así se lo ha hecho saber su secretario de Estado, John Kerry, al secretario general de la organización, Ban Ki-moon, horas después de que éste anunciara en una sorpresiva comparecencia que había invitado al país asiático a formar parte del diálogo internacional que pretende encontrar una solución de transición a la guerra civil siria, asegurando que sus autoridades “se habían comprometido a desempeñar un papel constructivo”, aseguró el secretario general de la ONU, tras hablar en varias ocasiones con los representantes iraníes.

 

La UE mantiene medidas restrictivas, como el embargo de armas o la lista de personas y entidades a las que se les ha vetado viajar a la UE o congelado sus bienes en territorio comunitario hasta que las demandas internacionales sobre la naturaleza pacífica del programa nuclear iraní sean volcadas en las negociaciones para lograr una solución global que se llevarán a cabo en febrero. Ahí se inicia un largo camino hacia una normalización total en las relaciones con este país de 80 millones de habitantes.

 

Notas Relacionadas

Suscripción Digital

Suscríbase a Mercado y reciba todos los meses la mas completa información sobre Economía, Negocios, Tecnología, Managment y más.

Suscribirse Archivo Ver todos los planes

Newsletter


Reciba todas las novedades de la Revista Mercado en su email.

Reciba todas las novedades