Levante: duro dilema entre sembrar más o ahorrar agua

Se cierne nuevamente un viejo espectro maltusiano. El alza mundial de precios pone en un brete al sudoeste asiático y el norte africano: cultivar más alimentos –para poblaciones crecientes- o preservar ya escasas reservas acuíferas.

<p>Durante siglos, los estados de una regi&oacute;n que va desde Marruecos hasta el golfo P&eacute;rsico han vivido de torrentes inestables y tres r&iacute;os b&iacute;blicos, Nilo, Tigris y &Eacute;ufrates. Justo al sur, s&oacute;lo est&aacute;n el Sahara o los desiertos ar&aacute;bigos. Pero, como sucede en Palestina-Israel, el costo de sacar agua de los eriales obliga a varios pa&iacute;ses a importar hasta 90% de sus alimentos.</p>
<p>Ahora, el aumento especulativo de futuros en rubros agr&iacute;colas hace que una faja geopol&iacute;ticamente vol&aacute;til (desde el III milenio antes de la era cristiana) tenga que recalcular y barajar otras opciones. La poblaci&oacute;n del &aacute;rea entre el Atl&aacute;ntico y el golfo P&eacute;rsico -excluyendo Turqu&iacute;a e Ir&aacute;n-se ha cuadruplicado a 365 millones en 1950-2007 y alcanzar&aacute; unos 600 millones hacia 2050.</p>
<p>Para mediados de siglo, la cantidad de agua potable por habitante -ya escasa- ser&aacute; 50% inferior a la actual. Como, al mismo tiempo, la mayor fuente de financiamiento regional -los hidrocarburos- estar&aacute; agot&aacute;ndose, la falta de fondos agravar&aacute; aun m&aacute;s las tensiones en el Mediterr&aacute;neo oriental.</p>
<p>&quot;Para muchos estados de la zona, no existen salidas sencillas ni f&aacute;ciles&quot;, sostiene Alan Richards, profesor de econom&iacute;a ambiental (universidad de California), en &quot;Los &Aacute;ngeles Times&quot;. Tras perder toda fe en los mercados internacionales, &quot;retoman esquemas por dem&aacute;s costosos para mantener reservas h&iacute;dricas&quot;.</p>
<p>El min&uacute;sculo Dybuti (entre Eritrea, Etiop&iacute;a. Somal&iacute;a norte y el mar) cultiva arroz en invern&aacute;culos a helioenerg&iacute;a. Extrae agua subterr&aacute;nea y emplea agua marina para enfriar instalaciones. Pero, como se&ntilde;alan sus t&eacute;cnicos, &quot;probablemente es el arroz mas caro del planeta&quot;. Naturalmente, Saudiarabia y otros magnates petroleros comienzan a comprar tierras de pan llevar en pa&iacute;ses tan inestables como Sud&aacute;n o Pakist&aacute;n. Egipto, donde la escasez de alimentos o su precio ya produjeron disturbios este a&ntilde;o, tambi&eacute;n se fija en su vecino y ex feudatario meridional, Sud&aacute;n. Tiene en marcha un proyecto para cultivar trigo en unas 800.000 hect&aacute;reas transfronterizas. Pero esta clase de iniciativas no basta para llegar o volver a la autosuficiencia en regiones donde, otrora, el Nilo o el Tigris-&Eacute;ufrates sobraba para alimentar y exportar. Hasta el siglo III de la era com&uacute;n, por cierto, Egipto y el &Aacute;frica proconsular (T&uacute;nez) eran los graneros del imperio Romano.</p>
<p>En los a&ntilde;os 80, Saudiarabia explotaba acu&iacute;feros para producir su propio trigo y hasta exportarlo. Pero, en 2007, suspendi&oacute; el programa para no derrochar agua… Por el momento, las perspectivas son todav&iacute;a menos halag&uuml;e&ntilde;as para pa&iacute;ses tan poblados como Egipto (80 millones) o Ir&aacute;n (70 millones) y apenas mejores para Turqu&iacute;a (otros 70 millones). &Eacute;ste es un escenario donde cualquier futur&oacute;logo podr&iacute;a concebir guerra no ya por el petr&oacute;leo -como en Irak-, sino por el agua.</p>
<p>&nbsp;</p>
<p>&nbsp;</p>

Notas Relacionadas

Suscripción Digital

Suscríbase a Mercado y reciba todos los meses la mas completa información sobre Economía, Negocios, Tecnología, Managment y más.

Suscribirse Archivo Ver todos los planes

Newsletter


Reciba todas las novedades de la Revista Mercado en su email.

Reciba todas las novedades