Lavagna elogió a la banca pública

En ese sentido. el ministro de Economía descartó una privatización del Banco Nación, aunque aseguró que esa entidad "tendrá que modernizarse y competir".

“El rol de la banca pública es fundamental para estabilizar el
sistema financiero, tal como quedó demostrado en la crisis que
sufrimos”, resaltó el funcionario.

Lavagna se expresó de esa manera al hablar en el acto de
asunción de la nueva presidenta del Banco Nación, Felisa Miceli.

En ese marco, el titular del Palacio de Hacienda expresó que el
banco afrontará de ahora en más “una etapa de reformas
estructurales para poder cumplir un papel fundamental en apoyo de
la producción y la inversión”.

Para ello, advirtió que el Nación “tendrá que modernizarse
y competir” con el resto de las entidades financieras.

Lavagna sostuvo además que la banca pública “ha tenido y tendra
un papel central en el desarrollo productivo argentino”, y por eso
reclamó “no dejarnos engañar por cometarios o pedidos de afuera o
de adentro del país”.

El ministro aludió así a los pedidos de privatización de la
entidad crediticia que le hicieron el FMI y representantes del
sistema financiero local.

“La decisión es terminante: la banca pública está para
quedarse, transformada y fortalecida”, se entusiasmó el
funcionario.

Por su parte, Miceli -la primera mujer que preside el Nación en
toda su historia- indicó que que el banco debe dejar de ser “el
socio bobo al que se recurre cuando se quiere obtener un crédito,
pero al que se lo releva la hora de pagar”.

“La falta de cobranza es la contracara de la falta de crédito,
y cada peso que dejamos de cobrar posterga el crédito y el proceso
de desarrollo económico”, resaltó.

La flamante funcionaria prometió que el Nación “va a estar del
lado de la gente, apoyando el desarrollo productivo, y será un
instrumento esencial de la política económica”.

Miceli expresó también que el objetivo de su gestión será
“defender al Banco Nación, porque eso es defender la Nación”, y
pidió a “todos los que decimos defenderlo, lo hagamos sin dobleces
y sin doble discurso”.

Al pronunciarse también contra la privatización de la entidad,
la funcionaria sostuvo que “fortalecer y sanear esta institución,
permitirá rechazar de plano las acechanzas del pasado”.

Además, prometió que el Nación “financiará el ahorro de los
argentinos con tasas razonables”.

Miceli es licendiada en Economía, egresada de la Universidad de
Buenos Aires, y tiene 50 años.

Antes de acceder al cargo actual, fue directora del Banco
Provincia y representante del Ministerio de Economía ante el Banco
Central.

“El rol de la banca pública es fundamental para estabilizar el
sistema financiero, tal como quedó demostrado en la crisis que
sufrimos”, resaltó el funcionario.

Lavagna se expresó de esa manera al hablar en el acto de
asunción de la nueva presidenta del Banco Nación, Felisa Miceli.

En ese marco, el titular del Palacio de Hacienda expresó que el
banco afrontará de ahora en más “una etapa de reformas
estructurales para poder cumplir un papel fundamental en apoyo de
la producción y la inversión”.

Para ello, advirtió que el Nación “tendrá que modernizarse
y competir” con el resto de las entidades financieras.

Lavagna sostuvo además que la banca pública “ha tenido y tendra
un papel central en el desarrollo productivo argentino”, y por eso
reclamó “no dejarnos engañar por cometarios o pedidos de afuera o
de adentro del país”.

El ministro aludió así a los pedidos de privatización de la
entidad crediticia que le hicieron el FMI y representantes del
sistema financiero local.

“La decisión es terminante: la banca pública está para
quedarse, transformada y fortalecida”, se entusiasmó el
funcionario.

Por su parte, Miceli -la primera mujer que preside el Nación en
toda su historia- indicó que que el banco debe dejar de ser “el
socio bobo al que se recurre cuando se quiere obtener un crédito,
pero al que se lo releva la hora de pagar”.

“La falta de cobranza es la contracara de la falta de crédito,
y cada peso que dejamos de cobrar posterga el crédito y el proceso
de desarrollo económico”, resaltó.

La flamante funcionaria prometió que el Nación “va a estar del
lado de la gente, apoyando el desarrollo productivo, y será un
instrumento esencial de la política económica”.

Miceli expresó también que el objetivo de su gestión será
“defender al Banco Nación, porque eso es defender la Nación”, y
pidió a “todos los que decimos defenderlo, lo hagamos sin dobleces
y sin doble discurso”.

Al pronunciarse también contra la privatización de la entidad,
la funcionaria sostuvo que “fortalecer y sanear esta institución,
permitirá rechazar de plano las acechanzas del pasado”.

Además, prometió que el Nación “financiará el ahorro de los
argentinos con tasas razonables”.

Miceli es licendiada en Economía, egresada de la Universidad de
Buenos Aires, y tiene 50 años.

Antes de acceder al cargo actual, fue directora del Banco
Provincia y representante del Ministerio de Economía ante el Banco
Central.

Notas Relacionadas

Suscripción Digital

Suscríbase a Mercado y reciba todos los meses la mas completa información sobre Economía, Negocios, Tecnología, Managment y más.

Suscribirse Archivo Ver todos los planes

Newsletter


Reciba todas las novedades de la Revista Mercado en su email.

Reciba todas las novedades