Las reacciones de un consumidor oportunista

El primer semestre del año mostró a un consumidor oportunista, que, según su nivel, aprovechó el atraso cambiario y la parálisis inmobiliaria para viajar, comprar autos o gastar en promociones.

Según se desprende de las principales tendencias e indicadores del primer semestre del 2013 del estudio Consumer Insights, que realiza Kantar Worldpanel Argentina, como consecuencia del atraso cambiario se generó un récord de turismo al exterior y venta de autos, y también dificultó el ahorro en dólares y el acceso a créditos para comprar inmuebles.

Al mismo tiempo, el congelamiento de precios facilitó el consumo de algunos productos pero con efecto paritarias en riesgo por la aceleración de precios. Juan Manuel Primbas, country manager de Kantar Worldpanel destacó que los consumidores no esperan la crisis quietos, y van en busca de oportunidades para gratificarse:

Por un lado están las oportunidades básicas, que son las de bajo desembolso, haciendo foco en las promociones. Por otro lado están las oportunidades de valor, como son los viajes de placer al exterior o la compra de automóviles.

Y además hay un espacio de oportunidad entre ambos gastos para ofrecer productos de satisfacción inmediata. En este contexto, se vio un primer semestre positivo para la canasta con una variación del volumen del +2.6% en comparación al mismo semestre del 2012, manteniéndose la tendencia de compras más espaciadas y de mayor tamaño; donde todos los niveles sociales aumentaron su consumo, principalmente los altos.

En cuanto al comportamiento de los diferentes rubros, todos aportan al crecimiento a excepción de bebidas, siendo alimentos secos y cuidado personal las que más se destacan positivamente.

Más vino y menos cerveza

En el primer semestre se registró una menor cantidad de hogares comprando cerveza, siendo las opciones retornables las que principalmente pierden hogares. En cuanto al vino, su consumo aumenta, impulsado desde los vinos finos. En el mercado de pastas secas, el cual se hace cada vez más competitivo, se presenta un crecimiento sostenido, siendo las primeras marcas las que mueven la categoría.

En cuanto al pan, cada vez hay menos en la mesa de los argentinos, ganando presencia las galletitas, a pesar de que estas tengan un precio mayor. Entre las infusiones, el té y la yerba también presentan aumentos en su consumo, principalmente desde compras más frecuentes. Autoservicios y supermercados crecen Dentro del canal tradicional, los autoservicios continúan ganando participación. En cuanto al canal moderno, los super crecen impulsados por los formatos de cercanía; mientras que los hipermercados pierden peso.

 

Notas Relacionadas

Suscripción Digital

Suscríbase a Mercado y reciba todos los meses la mas completa información sobre Economía, Negocios, Tecnología, Managment y más.

Suscribirse Archivo Ver todos los planes

Newsletter


Reciba todas las novedades de la Revista Mercado en su email.

Reciba todas las novedades