Las calificadoras volvieron a ocuparse de la Argentina

Moody´s ratificó la nota de la deuda local, Ficht la redujo a un nivel de cesación de pagos y S&P decidió colocar en "default selectivo" a varios bancos.

4 diciembre, 2001

(NA). – Las tres calificadores internacionales más influyentes volvieron a ocuparse de la Argentina, pero con diferentes posturas, ya que Moody´s ratificó la nota de la deuda local, Ficht la redujo a un nivel de cesación de pagos y Standard & Poor´s decidió colocar en “default selectivo” a varios bancos.

Moody´s Investors Service ratificó ayer la nota de los bonos de la deuda externa argentina y consideró que no introducirá cambios pese al “congelamiento de los depósitos y a los controles cambiarios introducidos” por el Gobierno.

Sin embargo, señaló que las medidas financieras adoptadas “harán muy poco para evitar los problemas que los impactos internos y externos podrán tener en el frágil equilibrio financiero de Argentina”.

La agencia decidió ratificar la calificación de Caa3 para los bonos argentinos denominados en dólares y en pesos.

Al respecto, consideró que esa nota ya refleja la pérdida que sufrirán los tenedores de bonos que ingresen al canje de deuda que instrumentó el gobierno.

“Las calificaciones son ratificadas pese al congelamiento de los depósitos y a los controles cambiarios introducidos durante el fin de semana, debido a que las actuales calificaciones ya incluyen totalmente la esperada severidad de las pérdidas asociadas no sólo con el congelamiento de los depósitos sino, también, con los canjes doméstico y extranjero”, dijo la agencia en un comunicado de prensa.

No obstante, la calificadora señaló que “pese a los valientes esfuerzos del gobierno para rescatar la confianza de los mercados financieros y recuperar el control político”, las medidas no provocarán un cambio de expectativas.

En tanto, la agencia internacional Fitch bajó hoy la nota de la deuda local de “C” a “DDD”, ya que, según consideró, Argentina ingresó en cesación de pagos, luego de la finalización de la primera etapa del canje de las obligaciones que implementó el gobierno.

En un comunicado difundido aquí, Fitch dijo que le quitará la nota “DDD” –equivalente a un default– si en un lapso de 30 días no se repite un nuevo incumplimiento.

Asimismo, Fitch redujo los papeles de la deuda canjeados de “C” a “DD”, lo que indica una cesación de pagos, con una tasa de recuperación esperada de 50 a 90%.

Además, adelantó que calificará con “CC” a los nuevos instrumentos creados en el canje.

La calificadora dijo también que colocó en revisión con implicancias negativas a los instrumentos que no han sido incluidos en el canje.

El gobierno concluyó el viernes pasado la primera etapa de la reestructuración de la deuda y logró canjear bonos por más de 50.000 millones.

No obstante, los pequeños ahorristas tendrán plazo hasta el viernes próximo para ingresar a la operación.

Por su parte, Standard & Poor´s recortó la calificación de varios bancos y la colocó en un nivel de “default selectivo”, luego de las medidas financieras anunciadas durante el fin de
semana.

Según se informó, la calificadora decidió recortar a “D” desde “CCC+” los certificados de depósitos de diversas entidades financieras locales.

Al justificar su decisión, la agencia dijo que los bancos “han fracasado en devolver los depósitos bajo las condiciones originalmente pactadas”.

Standard & Poor´s afirmó que las últimas medidas económicas podrían “acentuar” la recesión a raíz de las dificultades operativas que implican los cambios financieros.

(NA). – Las tres calificadores internacionales más influyentes volvieron a ocuparse de la Argentina, pero con diferentes posturas, ya que Moody´s ratificó la nota de la deuda local, Ficht la redujo a un nivel de cesación de pagos y Standard & Poor´s decidió colocar en “default selectivo” a varios bancos.

Moody´s Investors Service ratificó ayer la nota de los bonos de la deuda externa argentina y consideró que no introducirá cambios pese al “congelamiento de los depósitos y a los controles cambiarios introducidos” por el Gobierno.

Sin embargo, señaló que las medidas financieras adoptadas “harán muy poco para evitar los problemas que los impactos internos y externos podrán tener en el frágil equilibrio financiero de Argentina”.

La agencia decidió ratificar la calificación de Caa3 para los bonos argentinos denominados en dólares y en pesos.

Al respecto, consideró que esa nota ya refleja la pérdida que sufrirán los tenedores de bonos que ingresen al canje de deuda que instrumentó el gobierno.

“Las calificaciones son ratificadas pese al congelamiento de los depósitos y a los controles cambiarios introducidos durante el fin de semana, debido a que las actuales calificaciones ya incluyen totalmente la esperada severidad de las pérdidas asociadas no sólo con el congelamiento de los depósitos sino, también, con los canjes doméstico y extranjero”, dijo la agencia en un comunicado de prensa.

No obstante, la calificadora señaló que “pese a los valientes esfuerzos del gobierno para rescatar la confianza de los mercados financieros y recuperar el control político”, las medidas no provocarán un cambio de expectativas.

En tanto, la agencia internacional Fitch bajó hoy la nota de la deuda local de “C” a “DDD”, ya que, según consideró, Argentina ingresó en cesación de pagos, luego de la finalización de la primera etapa del canje de las obligaciones que implementó el gobierno.

En un comunicado difundido aquí, Fitch dijo que le quitará la nota “DDD” –equivalente a un default– si en un lapso de 30 días no se repite un nuevo incumplimiento.

Asimismo, Fitch redujo los papeles de la deuda canjeados de “C” a “DD”, lo que indica una cesación de pagos, con una tasa de recuperación esperada de 50 a 90%.

Además, adelantó que calificará con “CC” a los nuevos instrumentos creados en el canje.

La calificadora dijo también que colocó en revisión con implicancias negativas a los instrumentos que no han sido incluidos en el canje.

El gobierno concluyó el viernes pasado la primera etapa de la reestructuración de la deuda y logró canjear bonos por más de 50.000 millones.

No obstante, los pequeños ahorristas tendrán plazo hasta el viernes próximo para ingresar a la operación.

Por su parte, Standard & Poor´s recortó la calificación de varios bancos y la colocó en un nivel de “default selectivo”, luego de las medidas financieras anunciadas durante el fin de
semana.

Según se informó, la calificadora decidió recortar a “D” desde “CCC+” los certificados de depósitos de diversas entidades financieras locales.

Al justificar su decisión, la agencia dijo que los bancos “han fracasado en devolver los depósitos bajo las condiciones originalmente pactadas”.

Standard & Poor´s afirmó que las últimas medidas económicas podrían “acentuar” la recesión a raíz de las dificultades operativas que implican los cambios financieros.

Notas Relacionadas

Suscripción Digital

Suscríbase a Mercado y reciba todos los meses la mas completa información sobre Economía, Negocios, Tecnología, Managment y más.

Suscribirse Archivo Ver todos los planes

Newsletter


Reciba todas las novedades de la Revista Mercado en su email.

Reciba todas las novedades