La violencia continúa en Kosovo

Aunque la OTAN ya logró tomar el control de Pristina, la capital de Kosovo, hay enfrentamientos en varios puntos de la provincia. Murieron 9 personas. Moscú se niega a ceder el aeropuerto.

La segunda jornada del despliegue de las tropas de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) en Kosovo mostró la fragilidad de la paz alcanzada por los aliados y Belgrado: en varios puntos del interior de la provincia se registraron incidentes violentos. Al menos nueve personas murieron como consecuencia de los choques producidos entre efectivos de la OTAN, paramilitares serbios y rebeldes separatistas. Si bien los aliados lograron controlar Pristina, la capital de Kosovo, el clima en la ciudad presagiaba ayer un rebrote de violencia. El comando británico instó a la población de Pristina a “abstenerse de toda violencia, secuestro y saqueo para ayudar a restablecer la paz”. Por otro lado, las tropas rusas continúan atrincheradas en el aeropuerto de Pristina e impiden el ingreso de los efectivos británicos y franceses. En un intento por solucionar esta cuestión, el presidente estadounidense Bill Clinton dialogó ayer con su colega ruso, Boris Yeltsin, aunque no llegó a un acuerdo sobre las demandas de Moscú de conservar un área de control.

La segunda jornada del despliegue de las tropas de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) en Kosovo mostró la fragilidad de la paz alcanzada por los aliados y Belgrado: en varios puntos del interior de la provincia se registraron incidentes violentos. Al menos nueve personas murieron como consecuencia de los choques producidos entre efectivos de la OTAN, paramilitares serbios y rebeldes separatistas. Si bien los aliados lograron controlar Pristina, la capital de Kosovo, el clima en la ciudad presagiaba ayer un rebrote de violencia. El comando británico instó a la población de Pristina a “abstenerse de toda violencia, secuestro y saqueo para ayudar a restablecer la paz”. Por otro lado, las tropas rusas continúan atrincheradas en el aeropuerto de Pristina e impiden el ingreso de los efectivos británicos y franceses. En un intento por solucionar esta cuestión, el presidente estadounidense Bill Clinton dialogó ayer con su colega ruso, Boris Yeltsin, aunque no llegó a un acuerdo sobre las demandas de Moscú de conservar un área de control.

Notas Relacionadas

Suscripción Digital

Suscríbase a Mercado y reciba todos los meses la mas completa información sobre Economía, Negocios, Tecnología, Managment y más.

Suscribirse Archivo Ver todos los planes

Newsletter


Reciba todas las novedades de la Revista Mercado en su email.

Reciba todas las novedades