La salida o ingreso de dólares en lo que resta del año dará el veredicto real sobre la salida de la crisis política desatada

Los cambios en el gabinete que empezaron con el propio jefe, Alberto Fernández, a quien reemplaza una figura joven bien vista dentro del mismo oficialismo y la oposición, abren una expectativa favorable que los indicadores económicos podrían captar.

<p>El restablecimiento de la econom&iacute;a, se&ntilde;ala el informe de julio del Instituto Argentino de Ejecutivos de Finanzas, depender&aacute; ahora de la incidencia que ejerzan sobre el flujo de divisas las se&ntilde;ales que d&eacute; el gobierno en materia de inflaci&oacute;n, sosiego del clima pol&iacute;tico y respeto institucional. </p>
<p>El saldo de este conflicto que advierte la entidad ha sido un escenario monetario con estancamiento de dep&oacute;sitos totales y ca&iacute;da en los dep&oacute;sitos a plazo en el segundo trimestre, que &quot;determin&oacute; que el cr&eacute;dito al sector privado creciera s&oacute;lo 0,4% en junio, en un contexto de aumento significativo de la tasa de inter&eacute;s&quot;.</p>
<p>Precisamente, esa contracci&oacute;n al cr&eacute;dito privado fue el punto final del proceso de transformaci&oacute;n de salida de capitales, que se dio junto con una suave declinaci&oacute;n de los dep&oacute;sitos nominales y un significativo aumento de la tasa de inter&eacute;s: la Badlar (bancos privados) se ubicaba en 17,5 % anual al promediar junio, contra 8,5 % de fin de marzo pasado.</p>
<p>Al analizar algunas de las facetas de los efectos microecon&oacute;micos de las turbulencias en ese per&iacute;odo, se&ntilde;ala el IAEF que &quot;el impacto inicial fue m&aacute;s severo en el interior del pa&iacute;s que en el conglomerado urbano bonaerense, y m&aacute;s intenso en los sectores agropecuarios, en sus proveedores industriales y de servicios, as&iacute; como en la construcci&oacute;n&quot;, observ&aacute;ndose dificultades en la cadena de pagos y una menor expectativa de siembra en el agro.</p>
<p>Las exportaciones del agro se han visto afectadas, con una ca&iacute;da interanual estimada en 10 % en volumen f&iacute;sico en el bimestre abril-mayo. Pero lo que es peor, qued&oacute; resentida la seguridad de la Argentina como fuente de abastecimiento del resto del mundo.</p>
<p>Se observ&oacute; asimismo un aumento de la incertidumbre que provoc&oacute; una merma en el gasto privado y la adopci&oacute;n de acciones de protecci&oacute;n en t&eacute;rminos de postergaci&oacute;n de decisiones de compra e inversi&oacute;n, por parte de consumidores y empresas respectivamente.</p>
<p><strong>Reservas en vilo</strong></p>
<p>El parte de IAEF destaca como dato significativo que &quot;en el primer semestre del a&ntilde;o 2008, y a diferencia de lo que ocurriera en igual per&iacute;odo del a&ntilde;o 2007, el crecimiento de las reservas del BCRA dependi&oacute; exclusivamente del saldo de cuenta corriente, dado que la cuenta de capital habr&iacute;a tenido un comportamiento negativo&quot;. La tendencia fue particularmente notable en el segundo trimestre del a&ntilde;o, &quot;en que las reservas cayeron en US$ 2.800 millones&quot;.</p>
<p>&nbsp;</p>

<p>En ello se basa la conclusión que arriesga: el papel del sector externo, en la generación de liquidez, en un contexto de equilibrio fiscal de caja, es crucial. El comportamiento a seguir para medir esa relación financiera, en las condiciones actuales de precio y tipo de cambio, debe orientarse hacia el sector externo, cuyo aporte tendría que rondar los $ 9.000 millones para que el crecimiento pueda mantenerse en el entorno del 6%-7%.</p>
<p>Este logro exigirá, asimismo, de fuertes compras de dólares junto con una desaceleración de la inflación: con 15 % anual para crecer 5 % anual sin tocar el tipo de cambio se requieren $ 6.900 millones al año, o sea, US$ 3.500 millones en un semestre, advierte el estudio.</p>
<p>Y dado el superávit de cuenta corriente previsto para los próximos doce meses, esto implicaría que la cuenta de capitales sea entre neutra y moderadamente positiva, condiciones que permitirán que el crédito al sector privado recuperare dinamismo.</p>
<p>La percepción de los agentes económicos respecto en el segundo semestre de 2008 influirá fuertemente sobre las condiciones financieras.</p>
<p>En tal sentido, subraya que la sustentabilidad económica del modelo ya no depende sólo de los superávit gemelos, cuenta corriente y fiscal, sino de que la cuenta capital sea como mínimo moderadamente expansiva (por caso el equivalente al 1 % del PIB asociado con inversión directa extranjera) y que la deuda pública permanezca constante en términos nominales para permitir una gradual licuación en términos de PIB.</p>
<p>La lección del segundo semestre del año pasado mostró que, pese a que el superávit de cuenta corriente fue de US$ 4.000 millones, el Banco Central sólo compró US$ 1.400 millones, en un contexto de indicadores de confianza del consumidor más altos que los actuales.</p>
<p>De ahí que el alivio de las tensiones políticas sea un efecto acariciado en la City porque si las turbulencias se repitieran, las restricciones financieras podrían mantenerse en niveles importantes, con consecuencias sobre la actividad, el empleo y las cuentas fiscales. </p>
<p>En particular, "la normalización del flujo de capitales contribuye al fortalecimiento fiscal y a mantener la expansión del empleo, que mostró una desaceleración en el primer trimestre del año", puntualiza el informe.</p>
<p>La tasa de actividad, calculada como porcentaje entre la población económicamente activa y la total urbana -indicadora de la oferta laboral por parte de los trabajadores, se mantuvo relativamente estable en un promedio de 46,1 %, pero con los registros del cuarto trimestre y del primero de 2007 debajo de esa media.</p>
<p><br />
</p>

Notas Relacionadas

Suscripción Digital

Suscríbase a Mercado y reciba todos los meses la mas completa información sobre Economía, Negocios, Tecnología, Managment y más.

Suscribirse Archivo Ver todos los planes

Newsletter


Reciba todas las novedades de la Revista Mercado en su email.

Reciba todas las novedades