La salida exportadora automotriz mira a LATAM

Diversificar los destinos de las exportaciones de vehículos, reducir la exposición al mercado brasileño y afianzar a la industria como polo de producción en la región, desafíos que urgen.

24 septiembre, 2013

La diversificación de los mercados de exportación es uno de los principales desafíos de la industria en este momento, analiza abeceb.com

La Argentina llegó a exportar vehículos a más de 80 países, pero el deterioro de la competitividad fue conduciendo a una progresiva pérdida de mercados y a una concentración sobre Brasil por encima de la deseable: hoy el mercado brasileño absorbe el 86% de las ventas al exterior de la industria automotriz argentina y representa más de la mitad de su producción.

Esta situación, incrementa sensiblemente la exposición de la industria local a la suerte del mercado automotor en Brasil, y por tanto, la cuestión de la diversificación de destinos es clave.

De hecho, la escasa dinámica de las ventas de vehículos en Brasil durante el año pasado y lo que va de este, volvió el tema de la diversificación a los primeros lugares de la agenda.

En este sentido, los mercados con mayor potencialidad para la Argentina son fundamentalmente los latinoamericanos.

Existe una tendencia global en el sector a que los mercados regionales sean provistos desde la propia región, lo que señala el rumbo de la diversificación y de hecho dificulta (desde la propia estrategia global de las marcas) el acceso a mercados como el europeo, el asiático o el africano.

El mercado latinoamericano, por su parte, tiene además una alto potencial de crecimiento debido a sus bajos niveles de motorización y perspectivas macroeconómicas relativamente favorables en el mediano plazo.

Excluyendo a Argentina y Brasil, hay sólo 1 auto por cada 5 personas en Latinoamérica, mientras que en Argentina ese ratio ronda los 3,5 y en los países desarrollados ronda el 1,5.

México, Chile y Uruguay son tres mercados tradicionales y muy importantes para la industria automotriz argentina.

En esos países, los vehículos nacionales fueron perdiendo inserción principalmente por cuestiones de competitividad, si bien es cierto que este año están mostrando un mejor comportamiento, los envíos aún son muy escasos en relación a lo que se vendía en esos mercados hace apenas unos años atrás.

Por otro lado, Colombia, Perú y Ecuador son los tres mercados latinoamericanos que más se expandieron en la última década, y todo indica que lo seguirán haciendo en los próximos años.

Esto representa una interesante oportunidad para la industria argentina que varias de las empresas locales ya identificaron.

De hecho, Colombia, ya constituye el tercer mercado de exportación de la Argentina.

El desafío es fortalecer las capacidades competitivas de la industria local, de manera de seguir atrayendo inversiones y nuevos modelos globales para las líneas de montaje locales, que permitan mejorar la inserción de los vehículos made in Argentina en estos mercados en crecimiento, que son muy abiertos y competitivos.

Notas Relacionadas

Suscripción Digital

Suscríbase a Mercado y reciba todos los meses la mas completa información sobre Economía, Negocios, Tecnología, Managment y más.

Suscribirse Archivo Ver todos los planes

Newsletter


Reciba todas las novedades de la Revista Mercado en su email.

Reciba todas las novedades