La recuperación mundial necesita combustibles baratos

La Casa Blanca pide a la OPEP que aumente la producción para contener el precio de los combustibles.

Según funcionarios de la administración Biden el precio alto del petróleo puede dañar la actual recuperación del mundo. Jake Sullivan, asesor de seguridad nacional de Biden, dijo el miércoles en un comunicado que mientras la OPEP y sus aliados “recientemente acordaron aumentos de producción, esos aumentos no compensarían totalmente los anteriores recortes a la producción que impuso la OPEP durante la pandemia hasta bien entrado 2022.”

“En un momento crítico de la recuperación global, eso no alcanza, dijo Sullivan, y agregó que Estados Unidos está en conversaciones con miembros de la OPEP+ sobre la importancia de los mercados competitivos en la fijación de precios.

En Estados Unidos, los precios del combustible subieron junto con la demanda mientras la economía se reabría luego de las cuarentenas impuestas por la pandemia de coronavirus.

La noticia hizo que el precio del petróleo cayera 1%. El Brent cotizó a menos de US$ 70 el barril y el West Texas Intermediate, el referencial norteamericano, a US$ 67,50.

La intervención de la Casa Blanca marca un cambio brusco frente a la política de Donald Trump durante el desplome del mercado petrolero del año pasado, cuando presionó a la OPEP para que suba los precios y así ayudar a las compañías norteamericanas de shale a superar uno de los peores momentos en muchos años

Notas Relacionadas

Suscripción Digital

Suscríbase a Mercado y reciba todos los meses la mas completa información sobre Economía, Negocios, Tecnología, Managment y más.

Suscribirse Archivo Ver todos los planes

Newsletter


Reciba todas las novedades de la Revista Mercado en su email.

Reciba todas las novedades