La protesta brasileña empujó la ley petrolera

Dilma afirmó que las masivas protestas de junio pasado ayudaron a aprobar la ley petrolera, que calificó de "victoria histórica" de su gestión, y destina las regalías petroleras a la educación y a la salud públicas.

San Pablo.- Tengo certeza de que el ambiente político que se creó en Brasil después de las manifestaciones ayudó mucho para la aprobación de la ley, sostuvo la presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, a radios del cordón industrial del Gran San Pablo, citada por la agencia ANSA.

  

El objetivo del gobierno es duplicar al 10 por ciento (del Producto Interno Bruto -PIB-) el presupuesto educativo y llevar adelante el programa “Más Médicos”, en el que fueron convocados extranjeros para cubrir unos 15.000 puestos vacantes en periferias, favelas y en la selva amazónica.

  

Por otra parte, la Presidenta ratificó que el gobierno no tomará ninguna decisión contra los derechos de los trabajadores.

  

Lo hizo al negar el apoyo al proyecto de ley que se tramita en el Congreso, avalada por las cámaras empresariales, para legalizar la tercerización de empleados, sin necesidad de contratarlos como personal fijo.

  

Con la ley petrolera aprobada por el Congreso, como mínimo unos 45.000 millones de dólares, según Rousseff, se incorporarán al presupuesto de salud y educación producto de la renta petrolera en la próxima década.

  

Son recursos que en el futuro permitirán a nuestros nietos y bisnietos vivir en un país más justo y de más oportunidades, afirmó Rousseff sobre la la Ley que destina el 75 por ciento de esas regalías a la educación y el 25 por ciento a la salud.

  

La ley también destina el 50 por ciento de las ganancias estatales del petróleo de la camada pre-sal, de alta calidad en la cuenca de Santos, al Fondo Social para la educación, creado en 2010, cuando en octubre próximo será licitado el Campo de Libra, en ese yacimiento, con potencial para producir hasta 12.000 millones de barriles de crudo.

  

Voy a promulgar la ley en los próximos días para que comiencen a llegar cuanto antes los recursos a las escuelas, a los hospitales y a las guarderías infantiles, dijo Rousseff en el programa radial semanal Café con la Presidenta.

  

El Campo de Libra, dijo la mandataria, contribuirá para aportar hasta unos 350.000 millones de dólares en los próximos 35 años al presupuesto educativo.

  

En ese marco, dijo que la prioridad es construir 6.000 guarderías infantiles gratuitas en las periferias hasta el próximo año.

Notas Relacionadas

Suscripción Digital

Suscríbase a Mercado y reciba todos los meses la mas completa información sobre Economía, Negocios, Tecnología, Managment y más.

Suscribirse Archivo Ver todos los planes

Newsletter


Reciba todas las novedades de la Revista Mercado en su email.

Reciba todas las novedades