La misma macro con nueva gestión

En un clima internacional de dólar débil, precios firmes de materias primas, tasas de interés bajas y sin tensiones inflacionarias, los cambios de gabinete no alteran “la marcha macro”, según la UNSM.

3 diciembre, 2013

Es probable que se reactiven algunos temas de “sintonía fina” y que mediante ellos se estimule la llegada de dólares ya que la caída de reservas se mantiene sin pausa. Pese a los cambios y a las expectativas, las principales variables de la economía no se verían sensiblemente alteradas en los próximos meses, resulta una sensación en la gran mayoría de los especialistas, señala el Panorama económico y financiero 99 de la Universidad Nacional de San Martín.

 

El Banco Central ha acelerado la tasa de aumento del tipo de cambio, sin embargo ello no deriva en una mejora de la competitividad de las empresas, ya que el resto de los países de la región han devaluado sus monedas y por tanto se ha licuado el efecto que se tenía.

 

La gran incógnita que se presenta es si el optimismo de los hombres de negocios y de la población se puede mantener. En el corto plazo si, pero para el largo, los resultados mandarán.

 

El acercamiento a los organismos internacionales como también las conversaciones con el FMI por el índice de precios marca un sendero de solución a controversias mantenidas, abriendo la posibilidad de no continuar afectando reservas para el pago de deuda.

 

El crecimiento para el 2014 se mantiene con expectativas bajas, ya que nadie lo estima por encima de 2%, el deslizamiento de precios continuaría alto y allí, la puja distributiva juega un papel crucial de discusión entre empresarios y sindicatos, opina el director del informe, Enrique Déntice.

 

Estimador Mensual de Actividad Económica

 

El reporte indica asimismo que en nuestro país la actividad sigue creciendo tomando como base a los datos del Estimador Mensual de Actividad Económica de septiembre de 2013 que muestran una variación de 4,7% con relación al mismo mes del año anterior, dando para el acumulado del año respecto de igual periodo del 2012 un 5,4% de crecimiento.

 

El nivel de actividad sin embargo se muestra alicaído. Fundamentalmente en lo que está observándose en el sector industrial como también a una baja participación por parte del sector agropecuario en el crecimiento y donde simultáneamente, se está moviendo el sector financiero, específicamente el sector banca, juntamente con transporte y comercio.

 

La producción industrial se mostró débil en septiembre con relación al mismo periodo del año pasado, debido a una contracción en el sector automotor, que es el segmento de mayor influencia en el índice industrial. Sin embargo, y pese a la caída la producción de vehículos, aumentó un 10%.

Sectorialmente, los comportamientos de los rubros industriales han sido disímiles. La industria metalmecánica, (excluida el sector de autopartes,) bajó al igual que la producción de petróleo que desde enero se redujo 1,8%; la fabricación de químicos disminuyó pero en nueve meses se mantuvo en terreno positivo con un avance de 1%; la elaboración de alimentos cayó como consecuencia de una contracción en la molienda de cereales, en yerba maté, té, y en carnes blancas también se observaron disminuciones; reducciones que se compensaron con subas en carnes rojas, lácteos y bebidas, añade.

 

Entre los sectores que mostraron crecimiento se destacan la siderurgia y producción de acero; la producción de materiales para la construcción aumentó, a partir de incrementos en cemento y materiales complementarios; la industria textil papel y cartón y caucho y plástico también se han mostrado con resultados positivos.

 

La utilización de la capacidad instalada, se ha ubicado en promedio en un 75%. De la encuesta se desprende que el 77% de las empresas consultadas no prevé cambios en la misma para el cuarto trimestre del año, siendo pareja la relación entre los que estiman que aumentará y los que indican que disminuirá.

 

La inversión en máquinas y equipos se mantiene débil y ello incidirá en el aumento del empleo privado, como también en el consumo de las familias.

 

Las expectativas empresarias en términos de horas trabajadas y dotación de personal, resultan al decir de los consultados como estables en un 81,8% y 97,1%.

 

El sector de la construcción ha mostrado un crecimiento en este periodo que si bien es una señal positiva dista de lo operado anteriormente a la vigencia de las restricciones de operación en moneda extranjera.

 

 

Notas Relacionadas

Suscripción Digital

Suscríbase a Mercado y reciba todos los meses la mas completa información sobre Economía, Negocios, Tecnología, Managment y más.

Suscribirse Archivo Ver todos los planes

Newsletter


Reciba todas las novedades de la Revista Mercado en su email.

Reciba todas las novedades