La marcha de la economía

Crecen depósitos, las ventas en supermercados y mejora la construcción. El gobierno ratifica el rumbo económico. La provincia de Buenos Aires aprobó el "compre nacional". Inversiones por $ 260 millones.

A pesar de que no exista una total coincidencia entre analistas, economistas y políticos, se suman nuevos síntomas que tienden a establecer una mayor confianza en la reactivación–aunque lenta– de la economía. Los depósitos crecieron 1,1% en lo que va del mes con colocaciones en pesos que triplican a las hechas en dólar. Las ventas en supermercados descendieron 1% en julio respecto del mismo mes de 1999, debido a la rebaja de precios, pero en volumen subieron 8,4%.

La construcción detuvo su nivel de caída, con 5,1% en relación con julio de 1999, la primera vez –desde marzo– que arroja una baja de un dígito, con un crecimiento de 3,4% contra junio último.

En cambio, no hay motivos para el optimismo en relación con la venta de automotores. En julio el patentamiento cayó 20,5% respecto del mismo mes del año pasado y durante agosto los concesionarios registran un 5% menos de ventas que en julio. Hay que tener en cuenta que, en el invierno pasado, se producía el pico de actividad del Plan Canje y que las negociaciones entre el gobierno y la automotrices frenaron las decisiones de compra, en espera de mejores condiciones de mercado.

El presidente de la República presidió el jueves la inauguración de una planta de Cementos Minetti en Campana, con capacidad para producir 1,2 millones de toneladas al año, oportunidad en la que ratificó el rumbo impuesto a la economía del país. El presidente de la empresa había manifestado que los directivos no prestaron atención a las voces de quienes aconsejaban esperar y que, en cambio, se decidieron a invertir.

Otra importante inversión fue la anunciada por Dow Química, que concretó la primera etapa de su plan de inversiones para este año, en la que desembolsaron $200 millones. El objetivo es duplicar su capacidad de producción de polietileno, y llevarla a 120.000 toneladas anuales. El plan completo de inversiones para este año, que totaliza $720 millones, incluye la puesta en marcha de dos nuevas plantas de producción, una de etileno y otra de polietileno, que permitirá a la compañía casi triplicar la capacidad de su complejo de Bahía Blanca.

Por su parte, el ministro José Luis Machinea clausuró un seminario en el Banco Central afirmando –ante banqueros y economistas– que ha pasado el peor momento y que el futuro es promisorio. Entre otros síntomas favorables, señaló que el Brasil está creciendo, las exportaciones aumentan al rito de 14% anual y existe solvencia fiscal. Anticipó que se reforzarán medidas para el desarrollo de la infraestructura y para promover inversiones de riesgo en obras viales, ferrocarriles, aeropuertos y en la industria de la construcción.

Ante el mismo auditorio, el dueño de casa–Pedro Pou– sostuvo que el principal problema del país no estriba tanto en la desocupación, sino que desde hace tiempo el problema es” la falta de instituciones políticas”.

En la provincia de Buenos Aires, comienzan a adoptarse medidas en favor de la reactivación. La Cámara de Senadores bonaerense convirtió en ley el proyecto de “compre nacional”, que le permitirá al Estado provincial favorecer a empresas argentinas frente a otras de origen extranjero. La norma, motorizada por el gobernador Ruckauf en respuesta al éxodo de empresas hacia Brasil, obligará a adjudicar licitaciones públicas o compras directas a firmas nacionales, aunque coticen precios superiores hasta 10%respecto de competidoras foráneas. A su vez, aquellas firmas que estén radicadas en la provincia de Buenos Aires tendrán prioridad frente a las que operen desde cualquier otro punto del territorio nacional.

Una vez que la medida del “compre nacional” quede promulgada ,tras su publicación en el Boletín Oficial, las firmas de capital nacional deberán ser favorecidas por el Estado bonaerense en toda compra de bienes e insumos.

Como síntesis y confirmación de estos indicios alentadores, la Strategy Research Corporation, consultora especializada en análisis de mercado con sede en Miami, asegura que el poder adquisitivo de los argentinos subirá 3%, en este año. El estudio indica que se espera un crecimiento de 3,9% del PBI de América latina, debido a una recuperación de los precios internacionales de los principales productos de exportación y de un mejor acceso a los mercados financieros internacionales. Ese factor, junto a las políticas macroeconómicas implementadas por muchas naciones para controlar el déficit, se reflejarán en el crecimiento del poder adquisitivo, según aseguró la consultora, especialmente en la Argentina, cuyo promedio alcanzará los US$ 20.700.

A pesar de que no exista una total coincidencia entre analistas, economistas y políticos, se suman nuevos síntomas que tienden a establecer una mayor confianza en la reactivación–aunque lenta– de la economía. Los depósitos crecieron 1,1% en lo que va del mes con colocaciones en pesos que triplican a las hechas en dólar. Las ventas en supermercados descendieron 1% en julio respecto del mismo mes de 1999, debido a la rebaja de precios, pero en volumen subieron 8,4%.

La construcción detuvo su nivel de caída, con 5,1% en relación con julio de 1999, la primera vez –desde marzo– que arroja una baja de un dígito, con un crecimiento de 3,4% contra junio último.

En cambio, no hay motivos para el optimismo en relación con la venta de automotores. En julio el patentamiento cayó 20,5% respecto del mismo mes del año pasado y durante agosto los concesionarios registran un 5% menos de ventas que en julio. Hay que tener en cuenta que, en el invierno pasado, se producía el pico de actividad del Plan Canje y que las negociaciones entre el gobierno y la automotrices frenaron las decisiones de compra, en espera de mejores condiciones de mercado.

El presidente de la República presidió el jueves la inauguración de una planta de Cementos Minetti en Campana, con capacidad para producir 1,2 millones de toneladas al año, oportunidad en la que ratificó el rumbo impuesto a la economía del país. El presidente de la empresa había manifestado que los directivos no prestaron atención a las voces de quienes aconsejaban esperar y que, en cambio, se decidieron a invertir.

Otra importante inversión fue la anunciada por Dow Química, que concretó la primera etapa de su plan de inversiones para este año, en la que desembolsaron $200 millones. El objetivo es duplicar su capacidad de producción de polietileno, y llevarla a 120.000 toneladas anuales. El plan completo de inversiones para este año, que totaliza $720 millones, incluye la puesta en marcha de dos nuevas plantas de producción, una de etileno y otra de polietileno, que permitirá a la compañía casi triplicar la capacidad de su complejo de Bahía Blanca.

Por su parte, el ministro José Luis Machinea clausuró un seminario en el Banco Central afirmando –ante banqueros y economistas– que ha pasado el peor momento y que el futuro es promisorio. Entre otros síntomas favorables, señaló que el Brasil está creciendo, las exportaciones aumentan al rito de 14% anual y existe solvencia fiscal. Anticipó que se reforzarán medidas para el desarrollo de la infraestructura y para promover inversiones de riesgo en obras viales, ferrocarriles, aeropuertos y en la industria de la construcción.

Ante el mismo auditorio, el dueño de casa–Pedro Pou– sostuvo que el principal problema del país no estriba tanto en la desocupación, sino que desde hace tiempo el problema es” la falta de instituciones políticas”.

En la provincia de Buenos Aires, comienzan a adoptarse medidas en favor de la reactivación. La Cámara de Senadores bonaerense convirtió en ley el proyecto de “compre nacional”, que le permitirá al Estado provincial favorecer a empresas argentinas frente a otras de origen extranjero. La norma, motorizada por el gobernador Ruckauf en respuesta al éxodo de empresas hacia Brasil, obligará a adjudicar licitaciones públicas o compras directas a firmas nacionales, aunque coticen precios superiores hasta 10%respecto de competidoras foráneas. A su vez, aquellas firmas que estén radicadas en la provincia de Buenos Aires tendrán prioridad frente a las que operen desde cualquier otro punto del territorio nacional.

Una vez que la medida del “compre nacional” quede promulgada ,tras su publicación en el Boletín Oficial, las firmas de capital nacional deberán ser favorecidas por el Estado bonaerense en toda compra de bienes e insumos.

Como síntesis y confirmación de estos indicios alentadores, la Strategy Research Corporation, consultora especializada en análisis de mercado con sede en Miami, asegura que el poder adquisitivo de los argentinos subirá 3%, en este año. El estudio indica que se espera un crecimiento de 3,9% del PBI de América latina, debido a una recuperación de los precios internacionales de los principales productos de exportación y de un mejor acceso a los mercados financieros internacionales. Ese factor, junto a las políticas macroeconómicas implementadas por muchas naciones para controlar el déficit, se reflejarán en el crecimiento del poder adquisitivo, según aseguró la consultora, especialmente en la Argentina, cuyo promedio alcanzará los US$ 20.700.

Notas Relacionadas

Suscripción Digital

Suscríbase a Mercado y reciba todos los meses la mas completa información sobre Economía, Negocios, Tecnología, Managment y más.

Suscribirse Archivo Ver todos los planes

Newsletter


Reciba todas las novedades de la Revista Mercado en su email.

Reciba todas las novedades