La libra, la gran víctima del Brexit

La salida podría ser ordenada pero parece que no va a serlo. La cotización de la moneda refleja ese temor.

Cayó 1,3% a US$ 1,2230, su nivel más bajo desde marzo 2017, cuando Gran Bretaña comenzó el proceso formal de abandonar la Unión Europea.

 

Después de la noticia de esta última caída, el nuevo Primer Ministro, Boris Johnson, dijo que la salida abrupta no constituye en absoluto la aspiración de su gobierno. Pero sus ministros no lograron despejar los temores. Michael Gove, ministro a cargo de planificar la salida dijo que abandonar el bloque sin acuerdo es el planteo actual del gobierno.

 

Los ministros encargados de organizar el Brexit se reunieron el lunes para acelerar las preparaciones para una ruptura sin acuerdo. El secretario de Exterior, Dominic Raab, advirtió que la UE se ha mostrado particularmente obcecada durante todas las negociaciones del Brexit.

 

Para aumentar el clima de pesimismo se supo que Boris Johnson no se reunirá con líderes de la UE para discutir la revisión del acuerdo a menos que acepten sus condiciones: que se reabra el tratado de separación y se elimine la controvertida Irish Backstop o sea que se elimine la garantía de no implementar frontera dura con Irlanda). El Primer Ministro no se va a sentar a escuchar que el acuerdo no se puede reabrir.

 

 

Notas Relacionadas

Suscripción Digital

Suscríbase a Mercado y reciba todos los meses la mas completa información sobre Economía, Negocios, Tecnología, Managment y más.

Suscribirse Archivo Ver todos los planes

Newsletter


Reciba todas las novedades de la Revista Mercado en su email.

Reciba todas las novedades