La industria quiere mayor protección

Reclaman precios de referencia pese a la prohibición de la OMC. Dicen que la suba de aranceles de bienes de consumo final no constituye una barrera suficiente.

Empresarios de varias industrias solicitaron a Economía que se complemente el aumento de arancel externo para bienes de consumo final con un sistema de precios de referencia por debajo del cual se bloquee el ingreso de mercadería sospechada de competencia desleal.

La medida, se dice, permitiría evitar la subfacturación, aunque su aplicación está expresamente prohibida por las normas de la OMC.

Entre los que promueven la iniciativa se encuentran empresarios de los sectores fabricantes de juguetes, textiles, vestimenta y calzado.

Mario Faraoni, presidente de la Cámara de la Industria del Juguete, estimó que la medida adoptada por Cavallo “ayuda” , al elevarse el arancel externo de 23 a 35% aunque coincidió con sus pares en señalar la necesidad de que el incremento de las tarifas aduaneras sea complementado con el establecimiento de precios de referencia para contrarrestar la subfacturación, especialmente de importaciones provenientes de China y del sudeste asiático.

Alejandro Sampayo, titular de la Federación de Industrias Textiles Argentinas, se diferenció del resto de los industriales al señalar que no se pueden pedir precios de referencia porque está prohibido por la Organización Mundial de Comercio .

Según su opinión, la herramienta legal disponible es el sistema de módulo de seguimiento de valor con precios indicativos para la Aduana, que está estudiando Eduardo Casullo.

Este mecanismo permite iniciar sumario de valoración contra el importador, a quien se le solicita información adicional para verificar que el producto esté ingresando al precio de mercado.

Empresarios de varias industrias solicitaron a Economía que se complemente el aumento de arancel externo para bienes de consumo final con un sistema de precios de referencia por debajo del cual se bloquee el ingreso de mercadería sospechada de competencia desleal.

La medida, se dice, permitiría evitar la subfacturación, aunque su aplicación está expresamente prohibida por las normas de la OMC.

Entre los que promueven la iniciativa se encuentran empresarios de los sectores fabricantes de juguetes, textiles, vestimenta y calzado.

Mario Faraoni, presidente de la Cámara de la Industria del Juguete, estimó que la medida adoptada por Cavallo “ayuda” , al elevarse el arancel externo de 23 a 35% aunque coincidió con sus pares en señalar la necesidad de que el incremento de las tarifas aduaneras sea complementado con el establecimiento de precios de referencia para contrarrestar la subfacturación, especialmente de importaciones provenientes de China y del sudeste asiático.

Alejandro Sampayo, titular de la Federación de Industrias Textiles Argentinas, se diferenció del resto de los industriales al señalar que no se pueden pedir precios de referencia porque está prohibido por la Organización Mundial de Comercio .

Según su opinión, la herramienta legal disponible es el sistema de módulo de seguimiento de valor con precios indicativos para la Aduana, que está estudiando Eduardo Casullo.

Este mecanismo permite iniciar sumario de valoración contra el importador, a quien se le solicita información adicional para verificar que el producto esté ingresando al precio de mercado.

Notas Relacionadas

Suscripción Digital

Suscríbase a Mercado y reciba todos los meses la mas completa información sobre Economía, Negocios, Tecnología, Managment y más.

Suscribirse Archivo Ver todos los planes

Newsletter


Reciba todas las novedades de la Revista Mercado en su email.

Reciba todas las novedades