La huelga de camioneros paraliza a Brasil

Hay desabastecimiento de todo tipo en un país que depende de sus autopistas.  

“Nuestra intención es terminar con el congreso nacional. Queremos que los militares intervengan para sacar de allí a esa banda de ladrones”. Así definió el objetivo de la huelga Antonio Rodriguez, sentado en su camión junto a otros miles, todos detenidos en medio de una autopista.

 

La huelga de camioneros estalló la semana pasada cuando subió el precio del petróleo y se devaluó la moneda local. Petrobras, la petrolera estatal, decidió entonces marcar el precio del combustible según los precios internacionales. Si bien la protesta arrancó por el precio del combustible pero ahora los camioneros no hacen caso a la promesa del presidente Temer de recortar el precio del gasoil en 12 centavos. La consecuencia es desabastecimiento total de combustible en las principales ciudades en un país que depende absolutamente de sus autopistas. 58% de su producción y 90% de su petróleo se entrega por esas vías

 

Ya uno de los presidentes más impopulares en la historia de Brasil, Temer (y el Congreso) es visto con mucha sospecha por la población luego de la investigación por corrupción a Petrobras y otros grandes grupos empresariales.

Notas Relacionadas

Suscripción Digital

Suscríbase a Mercado y reciba todos los meses la mas completa información sobre Economía, Negocios, Tecnología, Managment y más.

Suscribirse Archivo Ver todos los planes

Newsletter


Reciba todas las novedades de la Revista Mercado en su email.

Reciba todas las novedades