La crisis económica China ahora es política

La conmoción bursátil y de alteración del escenario financiero global que causó la caída bursátil en China, con la consecuente onda expansiva, no sólo es tema central de debate sobre su intensidad y sus alcances en las principales plazas financieras del globo.

El otro escenario donde se discute sin cesar es en el mundo político chino, en el interior del Partido Comunista. La cuestión es si el Primer Ministro Li Kekiang logrará sobrevivir a esta crisis.

 

Es importante tener en cuenta que el eje del debate no es sobre el descenso bursátil, sobre el cual hay coincidencia en que “era necesaria una corrección” que facilitara el comercio exterior del país ante el constante fortalecimiento del dólar. El debate pasa por el mal manejo del proceso, que se escapó de las manos a los responsables de manejarlo. En suma, el famoso “mercado” le hizo morder el polvo a los burócratas del partido que quemaron US$ 200 mil millones en las últimas semanas para contener la hemorragia, sin lograr resultados positivos. Y el Primer Ministro fue el principal arquitecto de esta estrategia fracasada y ahora cuestionada.

 

De modo que si el clima se enrarece, y el Presidente Xi Jinping necesita una bocanada de aire fresco, lo natural sería que el chivo expiatorio fuera precisamente Li Keqiang.

 

Sin embargo, a pesar de que pocos discuten la responsabilidad del funcionario, creen que su remoción es impensable; sería enviar la señal equivocada para el prestigio del partido, y poner en tela de juicio a los restantes funcionarios que deberían permanecer en sus cargos por lo menos hasta el congreso partidario de 2017.

 

Está claro que el Presidente Xi es una personalidad muy fuerte con disposición de concentrar autoridad. Este traspié del considerado débil Li puede facilitar más este proceso. Por ahora el Presidente está armando grupos especiales de trabajo que desbordan a las autoridades jurisdiccionales, y con todo el peso del respaldo presidencial introducen reformas importantes sobre diversas materias. Lo mismo podría ocurrir ahora –se espera- en el campo del manejo financiero y bursátil.

Para tener una idea más precisa de las cifras del terremoto bursátil, vale decir que el índice de las acciones en Shangai desde su pico en junio, hasta el martes de esta semana, cayó en 43%. Pero es bueno recordar que todavía se mantiene 50% por encima de los valores de 2014.

 

Notas Relacionadas

Suscripción Digital

Suscríbase a Mercado y reciba todos los meses la mas completa información sobre Economía, Negocios, Tecnología, Managment y más.

Suscribirse Archivo Ver todos los planes

Newsletter


Reciba todas las novedades de la Revista Mercado en su email.

Reciba todas las novedades