La Corte no se pronunció sobre la candidatura de Barrionuevo

El alto tribunal no se pronunció sobre la posibilidad de que el senador pueda o no ser candidato a gobernador por Catamarca, y dio vista al procurador de la Nación sobre un planteo realizado en torno a este tema.

25 febrero, 2003

En su acuerdo de hoy, la Corte resolvió girar la
causa al procurador Nicolás Becerra para que se expida sobre un
planteo de competencia planteado por el juez federal Pedro
Navarro, que habilitó a Barrionuevo a competir en las
elecciones.

Este conflicto surgió a partir de la “desobediencia judicial”
denunciada por Navarro respecto del juez Raúl Cerda y el tribunal
electoral provincial, que ignoraron la medida cautelar dictada
por él y por la cual se habilitaba la candidatura del senador.

El problema a dirimir por la Corte, entonces, es una cuestión
de competencia suscitada entre la justicia federal y la
provincial.

Las aspiraciones de Barrionuevo se verían truncadas en razón
del escaso tiempo que media entre estos trámites y las elecciones
previstas para el domingo venidero.

El alto tribunal ya se había declarado incompetente el pasado
18 de febrero para resolver este expediente en el marco de la
“declaración de certeza” que les solicitó Barrionuevo con el fin
de que se acreditara su habilitación para postularse.

En esa oportunidad, la Corte decidió que “el problema
suscitado concierne al procedimiento jurídico político de
organización de una provincia y que como tal debe ser discutido
dentro del ámbito estrictamente local”.

No obstante, dio a entender que si se plantearan “cuestiones
federales” podrían llegar a este tribunal “por vía del recurso
extraordinario si procediere”.

Tras finalizado el acuerdo, la Corte mandó a pedir de oficio
el expediente Barrionuevo a la justicia de Catamarca para
remitírselo al Procurador General, quien deberá dictaminar sobre
la cuestión.

En su acuerdo de hoy, la Corte resolvió girar la
causa al procurador Nicolás Becerra para que se expida sobre un
planteo de competencia planteado por el juez federal Pedro
Navarro, que habilitó a Barrionuevo a competir en las
elecciones.

Este conflicto surgió a partir de la “desobediencia judicial”
denunciada por Navarro respecto del juez Raúl Cerda y el tribunal
electoral provincial, que ignoraron la medida cautelar dictada
por él y por la cual se habilitaba la candidatura del senador.

El problema a dirimir por la Corte, entonces, es una cuestión
de competencia suscitada entre la justicia federal y la
provincial.

Las aspiraciones de Barrionuevo se verían truncadas en razón
del escaso tiempo que media entre estos trámites y las elecciones
previstas para el domingo venidero.

El alto tribunal ya se había declarado incompetente el pasado
18 de febrero para resolver este expediente en el marco de la
“declaración de certeza” que les solicitó Barrionuevo con el fin
de que se acreditara su habilitación para postularse.

En esa oportunidad, la Corte decidió que “el problema
suscitado concierne al procedimiento jurídico político de
organización de una provincia y que como tal debe ser discutido
dentro del ámbito estrictamente local”.

No obstante, dio a entender que si se plantearan “cuestiones
federales” podrían llegar a este tribunal “por vía del recurso
extraordinario si procediere”.

Tras finalizado el acuerdo, la Corte mandó a pedir de oficio
el expediente Barrionuevo a la justicia de Catamarca para
remitírselo al Procurador General, quien deberá dictaminar sobre
la cuestión.

Notas Relacionadas

Suscripción Digital

Suscríbase a Mercado y reciba todos los meses la mas completa información sobre Economía, Negocios, Tecnología, Managment y más.

Suscribirse Archivo Ver todos los planes

Newsletter


Reciba todas las novedades de la Revista Mercado en su email.

Reciba todas las novedades