La concertación comienza a tomar forma

De la Rúa y Cavallo se reunieron con Puerta y gobernadores del PJ. En las próximas hora podrían hacerlo con Menem. Planean trabajar sobre dos planos: uno político y otro social.

12 diciembre, 2001

(NA). – Los tiempos de la crisis obligaron al Gobierno a darle forma rápidamente a la anunciada concertación, cuyo primer capítulo fue reservado y tuvo como protagonistas a Fernando de la Rúa, Domingo Cavallo, Ramón Puerta y un grupo de gobernadores del PJ.

Según trascendió, De la Rúa y Cavallo le plantearon “de manera muy cruda” a Puerta y a los gobernadores Néstor Kirchner (Santa Cruz), Adolfo Rodríguez Saá (San Luis), Carlos Rovira (Misiones), Gildo Insfrán (Formosa) y Juan Carlos Romero (Salta), los términos
de las negociaciones con el FMI.

“Fue una reunión informativa, pero no nos comprometimos con nada”, dijo anoche el gobernador santacruceño Kirchner tras la reunión que tuvo lugar en la sede de la Cancillería, en el barrio porteño de Retiro.

Allí también estuvieron el jefe de Gabinete, Chrystian Colombo, quien invitó a los gobernadores, y el ministro del Interior, Ramón Mestre.

Mientras tanto, fuentes oficiales daban como un hecho que mañana el ex presidente Carlos Menem será convocado a la Casa Rosada para reunirse con De la Rúa en el marco de la
concertación.

Menem estuvo reunido ayer con sus economistas –Pedro Pou y Roque Fernández entre ellos– y advirtió tras una reunión en el Consejo Nacional del PJ que el Gobierno debería instrumentar la dolarización “antes de que sea demasiado tarde”.

Por su parte, el gobernador de Buenos Aires, Carlos Ruckauf, aseguró anoche que está dispuesto a transitar un “camino común” con el Gobierno central para combatir la crisis, aunque supeditó su apoyo a “que el programa que resulte de allí no termine siendo recesivo”.

Ruckauf formuló estas declaraciones en las oficinas porteñas del Consejo Federal de Inversiones (CFI), donde los mandatarios justicialistas se reunieron por la noche para unificar una postura respecto del llamado del Gobierno a la concertación.

Más temprano, antes de la reunión que pretendió ser secreta en la Cancillería y la posterior de los gobernadores del PJ en el CFI, el Gobierno había decido dotar de un espacio político y otro social, encabezado por la Pastoral Social de la Iglesia católica, a la concertación.

Así lo aseguró el vocero del Gobierno, Juan Pablo Baylac, tras la reunión de Gabinete que encabezó De la Rúa en la Casa Rosada.

En el sector social de la concertación, el Gobierno imagina a “los sectores del trabajo, la producción, organizaciones no gubernamentales y protagonistas de la red social y económica del país”, todo con asesoramiento técnico de Naciones Unidas.

En tanto, para la concertación política ya existe un temario de seis puntos: el canje de la deuda, el Presupuesto de 2002, el gasto social, la seguridad pública, la reactivación de la economía y la inserción de la Argentina en el mundo.

Baylac dijo que “habrá dos planos de acción. En uno de ellos el Gobierno consultará a los partidos políticos, los jefes parlamentarios y los gobernadores”.

“El otro tendrá como eje a la Pastoral social, que convocará a los sectores de trabajo, la producción, actores sociales, organizaciones no gubernamentales y todo sector que conforme la red de los aspectos sociales, económicos y productivos del país”.

En este escenario, Baylac sostuvo que este grupo “luego convergerá a las reuniones con el Gobierno, con las conclusiones que allí se saquen”.

A partir de las instrucciones de De la Rúa, las pautas del Presupuesto y el gasto social comenzaron a ser evaluadas durante tres reuniones simúltaneas que se realizaron al término de la reunión de Gabinete, por separado y en distintas oficinas de la Rosada.

El jefe de gabinete, Colombo, y el secretario general de la Presidencia, Nicolás Gallo, encabezaron el encuentro con los jefes parlamentarios oficialistas de Diputados, Darío Alessandro, y del Senado, Carlos Maestro, para analizar la convocatoria y el temario de la concertación.

Mientras tanto, el ministro Cavallo encabezó una reunión en la que se analizaron todos los detalles del Presupuesto de 2002 que debe ser girado al Parlamento en los próximos días para su aprobación.

Los ministros de Turismo, Hernán Lombardi; de Educación, Andrés Delich, y de Desarrollo Social, Daniel Sartor, analizaron por su parte la problemática del gasto social.

Baylac, en este contexto, ratificó la continuidad de Sartor, quien fue seriamente cuestionado por cobrar una suma superior a lo permitido como salario, y dijo que en caso de comprobarse esa irregularidad ese sueldo será igualado al de los demás ministros.

(NA). – Los tiempos de la crisis obligaron al Gobierno a darle forma rápidamente a la anunciada concertación, cuyo primer capítulo fue reservado y tuvo como protagonistas a Fernando de la Rúa, Domingo Cavallo, Ramón Puerta y un grupo de gobernadores del PJ.

Según trascendió, De la Rúa y Cavallo le plantearon “de manera muy cruda” a Puerta y a los gobernadores Néstor Kirchner (Santa Cruz), Adolfo Rodríguez Saá (San Luis), Carlos Rovira (Misiones), Gildo Insfrán (Formosa) y Juan Carlos Romero (Salta), los términos
de las negociaciones con el FMI.

“Fue una reunión informativa, pero no nos comprometimos con nada”, dijo anoche el gobernador santacruceño Kirchner tras la reunión que tuvo lugar en la sede de la Cancillería, en el barrio porteño de Retiro.

Allí también estuvieron el jefe de Gabinete, Chrystian Colombo, quien invitó a los gobernadores, y el ministro del Interior, Ramón Mestre.

Mientras tanto, fuentes oficiales daban como un hecho que mañana el ex presidente Carlos Menem será convocado a la Casa Rosada para reunirse con De la Rúa en el marco de la
concertación.

Menem estuvo reunido ayer con sus economistas –Pedro Pou y Roque Fernández entre ellos– y advirtió tras una reunión en el Consejo Nacional del PJ que el Gobierno debería instrumentar la dolarización “antes de que sea demasiado tarde”.

Por su parte, el gobernador de Buenos Aires, Carlos Ruckauf, aseguró anoche que está dispuesto a transitar un “camino común” con el Gobierno central para combatir la crisis, aunque supeditó su apoyo a “que el programa que resulte de allí no termine siendo recesivo”.

Ruckauf formuló estas declaraciones en las oficinas porteñas del Consejo Federal de Inversiones (CFI), donde los mandatarios justicialistas se reunieron por la noche para unificar una postura respecto del llamado del Gobierno a la concertación.

Más temprano, antes de la reunión que pretendió ser secreta en la Cancillería y la posterior de los gobernadores del PJ en el CFI, el Gobierno había decido dotar de un espacio político y otro social, encabezado por la Pastoral Social de la Iglesia católica, a la concertación.

Así lo aseguró el vocero del Gobierno, Juan Pablo Baylac, tras la reunión de Gabinete que encabezó De la Rúa en la Casa Rosada.

En el sector social de la concertación, el Gobierno imagina a “los sectores del trabajo, la producción, organizaciones no gubernamentales y protagonistas de la red social y económica del país”, todo con asesoramiento técnico de Naciones Unidas.

En tanto, para la concertación política ya existe un temario de seis puntos: el canje de la deuda, el Presupuesto de 2002, el gasto social, la seguridad pública, la reactivación de la economía y la inserción de la Argentina en el mundo.

Baylac dijo que “habrá dos planos de acción. En uno de ellos el Gobierno consultará a los partidos políticos, los jefes parlamentarios y los gobernadores”.

“El otro tendrá como eje a la Pastoral social, que convocará a los sectores de trabajo, la producción, actores sociales, organizaciones no gubernamentales y todo sector que conforme la red de los aspectos sociales, económicos y productivos del país”.

En este escenario, Baylac sostuvo que este grupo “luego convergerá a las reuniones con el Gobierno, con las conclusiones que allí se saquen”.

A partir de las instrucciones de De la Rúa, las pautas del Presupuesto y el gasto social comenzaron a ser evaluadas durante tres reuniones simúltaneas que se realizaron al término de la reunión de Gabinete, por separado y en distintas oficinas de la Rosada.

El jefe de gabinete, Colombo, y el secretario general de la Presidencia, Nicolás Gallo, encabezaron el encuentro con los jefes parlamentarios oficialistas de Diputados, Darío Alessandro, y del Senado, Carlos Maestro, para analizar la convocatoria y el temario de la concertación.

Mientras tanto, el ministro Cavallo encabezó una reunión en la que se analizaron todos los detalles del Presupuesto de 2002 que debe ser girado al Parlamento en los próximos días para su aprobación.

Los ministros de Turismo, Hernán Lombardi; de Educación, Andrés Delich, y de Desarrollo Social, Daniel Sartor, analizaron por su parte la problemática del gasto social.

Baylac, en este contexto, ratificó la continuidad de Sartor, quien fue seriamente cuestionado por cobrar una suma superior a lo permitido como salario, y dijo que en caso de comprobarse esa irregularidad ese sueldo será igualado al de los demás ministros.

Compartir:
Notas Relacionadas

Suscripción Digital

Suscríbase a Mercado y reciba todos los meses la mas completa información sobre Economía, Negocios, Tecnología, Managment y más.

Suscribirse Archivo Ver todos los planes

Newsletter


Reciba todas las novedades de la Revista Mercado en su email.

Reciba todas las novedades