Kirchner relaciona los problemas en energía y combustibles con la expansión económica

Nuevamente, el presidente explica en términos de crecimiento real los inconvenientes en el suministro de electricidad, gas, etc. Sin descartar avatares climáticos, acusa al sector privado por no invertir lo suficiente.

21 junio, 2007

Tras señalar que el producto bruto interno avanzó a razón de 8,4% anual en abril (se esperaba algo menos), tornó a criticar la desinversión en materia de redes mayoristas de gas y electricidad, por parte de las compañías.

Mientras tanto, varios sectores de la industria mantienen la producción frenada por los cortes programados de gas y electricidad. Entre ellos, el automotor. Néstor Kirchner admitió que existen problemas de abastecimiento, pero reiteró que se deben esencialmente a la expansión.

“Argentina acumula prácticamente 48,7% de crecimiento en los últimos cuatro años. Nunca en la historia había mantenido estos números, en forma cotinuada, como está haciéndolo ahora”, afirmó el primer mandatario.
Paradójicamente, hablaba en el salón internacional del automóvil. En ese ámbito, sostuvo que “la industria automotriz es columna vertebral en la economía argentina”.

Algunos medios sostienen que la continuidad de recortes de electricidad y gas a las industrias, que comenzaron a fines de la semana pasada, ya está provocando paralizaciones de fábricas y hasta suspensiones de personal en algunos casos. Uno de los sectores más perjudicados es el automotor.

En tanto, Kirchner volvió a responsabilizar a las distribuidoras y transportadoras por la escasez de combustible y energía. Pero consideró que el frío y el congelamiento de cuencas dificultan las cosas. De pasó, reveló que, en 30 días, se firmará con Bolivia un acuerdo de ampliación para el gasoducto del noroeste.

Tras señalar que el producto bruto interno avanzó a razón de 8,4% anual en abril (se esperaba algo menos), tornó a criticar la desinversión en materia de redes mayoristas de gas y electricidad, por parte de las compañías.

Mientras tanto, varios sectores de la industria mantienen la producción frenada por los cortes programados de gas y electricidad. Entre ellos, el automotor. Néstor Kirchner admitió que existen problemas de abastecimiento, pero reiteró que se deben esencialmente a la expansión.

“Argentina acumula prácticamente 48,7% de crecimiento en los últimos cuatro años. Nunca en la historia había mantenido estos números, en forma cotinuada, como está haciéndolo ahora”, afirmó el primer mandatario.
Paradójicamente, hablaba en el salón internacional del automóvil. En ese ámbito, sostuvo que “la industria automotriz es columna vertebral en la economía argentina”.

Algunos medios sostienen que la continuidad de recortes de electricidad y gas a las industrias, que comenzaron a fines de la semana pasada, ya está provocando paralizaciones de fábricas y hasta suspensiones de personal en algunos casos. Uno de los sectores más perjudicados es el automotor.

En tanto, Kirchner volvió a responsabilizar a las distribuidoras y transportadoras por la escasez de combustible y energía. Pero consideró que el frío y el congelamiento de cuencas dificultan las cosas. De pasó, reveló que, en 30 días, se firmará con Bolivia un acuerdo de ampliación para el gasoducto del noroeste.

Compartir:
Notas Relacionadas

Suscripción Digital

Suscríbase a Mercado y reciba todos los meses la mas completa información sobre Economía, Negocios, Tecnología, Managment y más.

Suscribirse Archivo Ver todos los planes

Newsletter


Reciba todas las novedades de la Revista Mercado en su email.

Reciba todas las novedades