Jacobson: Guantánamo no se negocia con Cuba

La secretaria de Estado adjunta para América Latina, Roberta Jacobson, aseguró ante el Congreso que Washington "no hará concesiones" a Cuba durante las conversaciones y descartó cualquier tipo de negociación sobre la base naval de Guantánamo.

 

Durante una audiencia celebrada ante el comité de Relaciones Exteriores de la Cámara Baja, la funcionaria que encabezó la primera reunión tras el anuncio de restablecimiento de relaciones diplomáticas, reiteró que su Gobierno es consciente de la situación en Cuba y de las continuas privaciones de derechos que, según dijo, tienen lugar en su territorio.

“Esta Administración no se hace ilusiones sobre las continuas barreras a las libertades reconocidas internacionalmente que aún quedan para el pueblo cubano, ni somos ilusos sobre la naturaleza del gobierno cubano. Cuando nos sentamos con nuestros homólogos en La Habana, dejamos claro que nuestros gobiernos tienen ambos intereses comunes y diferencias nítidas”, aseveró Jacobson.

En este sentido, según consigna la agencia EFE, reiteró que el Gobierno de Estados Unidos no hará concesiones al respecto, sino que busca trabajar sobre esos puntos de interés común para el pueblo cubano y para el estadounidense.

“No hay nada en las discusiones que creamos que sea una concesión a los cubanos”, insistió la diplomática, quien también negó que Estados Unidos vaya a suspender la transmisión a la isla de la televisión TV Martí, que Cuba considera ilegal.

Respecto a la posible devolución del territorio donde se encuentra la base naval de Guantánamo, Jacobson señaló que ese tema “no está sobre la mesa en estas negociaciones”.

Los legisladores preguntaron en diversas ocasiones a la diplomática por esta cuestión después que la semana pasada el presidente cubano, Raúl Castro, reivindicara esa parte del territorio de la isla durante la cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac) en Costa Rica.

La representante cubano-estadounidense Ileana Ros-Lehtinen, una de las más escépticas sobre la idoneidad de esta nueva política hacia Cuba, consideró en su intervención que dicho llamado por parte de Castro constituye otra provocación hacia Estados Unidos.

Estados Unidos alquiló a Cuba el territorio donde se encuentra la base naval en 1903 y, aunque en los años 80 cambiaron y actualizaron las condiciones del arriendo, el Gobierno de Castro no ha aceptado los pagos al reivindicarlo como suelo ocupado.

Jacobson admitió que, así como Estados Unidos no quiere abordar el tema Guantánamo, el Gobierno cubano no quiere incluir en sus diálogos de acercamiento la posible repatriación de los fugitivos estadounidenses que se encuentran en la isla.

Según explicó, las autoridades de La Habana “no están interesadas en dialogar sobre el asunto”, aunque reiteró que sigue siendo una de las prioridades para la Administración de Barack Obama, lo que constituye un escollo en el deshielo de las relaciones anunciado el 17 de diciembre.

La de hoy es la segunda de las audiencias que celebra el Congreso estadounidense para abordar el giro aperturista hacia Cuba de la Administración de Barack Obama.

El Presidente defiende el levantamiento del embargo y las restricciones hacia la isla, aunque para eso necesita el consentimiento del Legislativo.

Notas Relacionadas

Suscripción Digital

Suscríbase a Mercado y reciba todos los meses la mas completa información sobre Economía, Negocios, Tecnología, Managment y más.

Suscribirse Archivo Ver todos los planes

Newsletter


Reciba todas las novedades de la Revista Mercado en su email.

Reciba todas las novedades