Importante caída de la recaudación

En marzo fue 10% inferior a la de igual mes de 2000. El jefe del Gabinete advirtió que ello "no afectará de manera fundamental" el cumplimiento de la meta anual de déficit fiscal.

(EFE).- La recaudación impositiva en la Argentina cayó 10% en marzo pasado con respecto al mismo mes del año anterior, informó ayer (domingo 1) el Jefe del Gobierno, Chrystian Colombo.

“Es una caída importante, pero no afectará de manera fundamental los compromisos asumidos con el Fondo Monetario Internacional”, indicó en una entrevista difundida por la emisora de radio América, de Buenos Aires.

El Gobierno se ha comprometido con los organismos financieros internacionales a cerrar el año con un déficit fiscal no mayor a los US$ 6.500 millones, objetivo que, según Colombo, “no será difícil de alcanzar”.

El funcionario atribuyó la baja en la recaudación fiscal en marzo pasado a la suba de los tipos de interés, ya que muchos industriales prefirieron postergar el pago de sus impuestos para no pedir créditos con tipos altos.

No obstante, indicó que, con la flamante ley de Competitividad y con el nuevo impuesto sobre las operaciones en cuentas corrientes bancarias, la recaudación impositiva “aumentará considerablemente en los próximos meses”.

Tras ese pronóstico, calificó como “un verdadero disparate” la versión de que el Gobierno pretende renegociar la deuda externa ante la imposibilidad de mejorar la recaudación fiscal y cumplir las metas acordadas con el FMI.

El Gobierno que preside Fernando De la Rúa se vio sacudido en marzo por una crisis política que forzó un recambio del Gobierno y que repercutió negativamente en la actividad de los mercados bursátil y financiero.

Esa crisis política, en el marco de una recesión de la actividad económica que se soporta desde hace unos dos años y medio, parece haberse superado con la designación de Domingo Cavallo como nuevo ministro de Economía.

(EFE).- La recaudación impositiva en la Argentina cayó 10% en marzo pasado con respecto al mismo mes del año anterior, informó ayer (domingo 1) el Jefe del Gobierno, Chrystian Colombo.

“Es una caída importante, pero no afectará de manera fundamental los compromisos asumidos con el Fondo Monetario Internacional”, indicó en una entrevista difundida por la emisora de radio América, de Buenos Aires.

El Gobierno se ha comprometido con los organismos financieros internacionales a cerrar el año con un déficit fiscal no mayor a los US$ 6.500 millones, objetivo que, según Colombo, “no será difícil de alcanzar”.

El funcionario atribuyó la baja en la recaudación fiscal en marzo pasado a la suba de los tipos de interés, ya que muchos industriales prefirieron postergar el pago de sus impuestos para no pedir créditos con tipos altos.

No obstante, indicó que, con la flamante ley de Competitividad y con el nuevo impuesto sobre las operaciones en cuentas corrientes bancarias, la recaudación impositiva “aumentará considerablemente en los próximos meses”.

Tras ese pronóstico, calificó como “un verdadero disparate” la versión de que el Gobierno pretende renegociar la deuda externa ante la imposibilidad de mejorar la recaudación fiscal y cumplir las metas acordadas con el FMI.

El Gobierno que preside Fernando De la Rúa se vio sacudido en marzo por una crisis política que forzó un recambio del Gobierno y que repercutió negativamente en la actividad de los mercados bursátil y financiero.

Esa crisis política, en el marco de una recesión de la actividad económica que se soporta desde hace unos dos años y medio, parece haberse superado con la designación de Domingo Cavallo como nuevo ministro de Economía.

Notas Relacionadas

Suscripción Digital

Suscríbase a Mercado y reciba todos los meses la mas completa información sobre Economía, Negocios, Tecnología, Managment y más.

Suscribirse Archivo Ver todos los planes

Newsletter


Reciba todas las novedades de la Revista Mercado en su email.

Reciba todas las novedades