Hora de la verdad para 19 grandes bancos de EE.UU

Washington planea revelar los resultados de pruebas ácidas sobre las mayores entidades financieras privadas. Esto puede ocurrir durante la semana, si hallan la forma de que ejecutivos, accionistas e inversores no se pongan histéricos.

20 abril, 2009

<p>Barack Obama ya ha ordenado a Timothy Geithner (Tesoro) difundir ciertos detalles al respecto, a ra&iacute;z de presiones legislativas. Si bien se supone que todos los bancos han superado la prueba, unas instituciones fatalmente aparecer&aacute;n m&aacute;s vulnerables que otras. Esto puede generar una huida de inversores en su desmedro. Por eso, se trata de no poner en evidencia ciertos detalles. <br />
Para atenuar desvelos, el gobierno intenta que los propios bancos informen p&uacute;blicamente, por su cuenta, proyecciones sobre su evoluci&oacute;n de ahora (ejercicio 2009/10) a 2011/2. Pero, en verdad, cualquiera de ambas v&iacute;as puede alarmar al mercado, dado que &ndash;desde el megarrescate de octubre, US$ 700.000 millones, a los dos billones actuales- la imagen del sector es mala.<br />
Hasta el &uacute;ltimo fin de semana, el Tesoro se limitaba a anticipar que revelar&aacute; los montos de cualquier inyecci&oacute;n de capitales a entidades que los reguladores juzguen en peligro si la crisis sist&eacute;mica se prolonga o la econom&iacute;a tarda en reactivarse. Benjamin Bernanke (Reserva Federal) cree que lo primero es factible. En lo tocante al &ldquo;golpe de efecto&rdquo; ensayado por Goldman Sachs el jueves (colocar US$ 5.000 millones en papeles y repagar 10.000 millones al fisco si el gobierno los toma), hay muchos esc&eacute;pticos.&nbsp; <br />
El clima en el Congreso no es precisamente positivo. Hace dos semanas,<br />
asesores de parlamentarios que supervisan el megarrescate financiero pidieron &ldquo;sacarnos de encima ejecutivos superiores y entidades sin salida&rdquo;. A su juicio, &ldquo;ser&aacute; el mejor modo de resolver esta crisis de una vez por todas&rdquo;.<br />
En un duro informe, el grupo sostiene que &ldquo;el&nbsp; departamento del Tesoro parti&oacute; de un contexto color de rosa al asignar los US$ 700.000 millones del primer salvamento, cuyos resultados &ndash;a seis meses- son relativos&rdquo;. El comit&eacute; alude al programa pro alivio de activos t&oacute;xicos (TARP) y censura a Henry Paulson y Benjamin Bernanke, sus promotores.<br />
&ldquo;En general, las acciones m&aacute;s efectivas en estas crisis han involucrado despedir c&uacute;pulas y tomar el control del proceso contable, o sea los estados financieros&rdquo;. As&iacute; opinan los asesores del panel, encabezados por Elizabeth Warren (Harvard). El sucesor de Paulson, Geithner, ha modificado aspectos del TARP para aumentar inyecciones de fondos y descargar activos il&iacute;quidos por m&aacute;s de un bill&oacute;n de d&oacute;lares. El gobierno tambi&eacute;n trabaja para descongelar el mercado de cr&eacute;ditos mediante un programa de la Reserva Federal, que facilitar&aacute; pr&eacute;stamos a quienes inviertan en bonos privados.&nbsp; <br />
Warren admite que &ldquo;Geithner exhibe mejor gesti&oacute;n, pero debiera ser m&aacute;s transparente en cuanto al uso de dinero de los contribuyentes. Es preciso ir mucho m&aacute;s lejos en lo tocante a malos banqueros&rdquo;. Como vienen opinando economistas sist&eacute;micos, como Paul Krugman, &ldquo;Geithner sigue muy pegado a Paulson y Bernanke, quiz&aacute; por haber sido presidente de la RF Nueva York&rdquo;. </p>
<p>&nbsp;</p>
<p>&nbsp;</p>

Compartir:
Notas Relacionadas

Suscripción Digital

Suscríbase a Mercado y reciba todos los meses la mas completa información sobre Economía, Negocios, Tecnología, Managment y más.

Suscribirse Archivo Ver todos los planes

Newsletter


Reciba todas las novedades de la Revista Mercado en su email.

Reciba todas las novedades