Grecia y Rusia con proyectos comunes

Ambos tienen problemas con la Comunidad Europea, o sea que ponen en práctica aquello de “el enemigo de mi enemigo es mi amigo”.

Alexis Tsipras visitó a Vladimir Putin  el miércoles  con la manifiesta intención de reforzar las relaciones bilaterales. Ambos viven una situación delicada con la Unión europea: Rusia soporta sanciones económicas  y embargos y Grecia debe cumplir con los compromisos contraídos.
  

Putin aclaró ante la prensa internacional que Tsipras no fue a pedir ayuda y también desmintió que fuera a usar a Grecia como Caballo de Troya en la UE. Sí confirmó que ambos mandatarios discutieron posibles proyectos en energía, como el de hacer pasar por Grecia  el gasoducto que está tendiendo desde Turquía hasta Europa.  Eso, dijo Putin, le permitiría a Rusia otorgar préstamos para proyectos relacionados  y el ingreso de esos proyectos  serviría, en última instancia, para ayudar a Grecia a pagar su deuda.

Por su parte Tsipras dijo que su país  está dispuesto a construir un gasoducto griego para gas natural desde la frontera greco-turca. De esa manera, habría inversión y creación de empleo en Grecia.  Eso es un acuerdo a grandes rasgos. Los detalles quedan para los especialistas más adelante.

Notas Relacionadas

Suscripción Digital

Suscríbase a Mercado y reciba todos los meses la mas completa información sobre Economía, Negocios, Tecnología, Managment y más.

Suscribirse Archivo Ver todos los planes

Newsletter


Reciba todas las novedades de la Revista Mercado en su email.

Reciba todas las novedades