Gran interés en los mercados emergentes

El equipo de Martín Lousteau confía en que, pese a la inestabilidad financiera internacional, la Argentina podrá obtener financiamiento fácilmente, ya que “existe un gran interés en los mercados emergentes”, señala El Cronista.

Incluso creen que, si todo marcha sobre carriles, promediado el año las tasas podrían comenzar a bajar debido a que 2008 no es un año electoral como lo fue el anterior.

Este año vencen alrededor de US$ 6.000 millones, pero con mayores desembolsos en la segunda mitad de 2008. Hasta junio operan pagos por US$ 2.000 millones. Por ahora en Economía están tranquilos. Las recientes colocaciones de bonos a la Anses, sumando a algunos préstamos adicionales de otras dependencias públicas y las colocaciones de títulos a Venezuela dieron aire a la caja oficial para arrancar el año sin mayores sobresaltos. En tanto, salir abiertamente a los mercados internacionales continúa siendo una opción vedada para el país, ante el riesgo de que la operación sean embargada o bloqueada por los acreedores que no ingresaron al canje de deuda cerrado en 2005, para cobrarse sus bonos aun en default.

La semana pasada varios países de América latina aprovecharon un hueco en las turbulencias financieras internacionales para salir a colocar deuda. Por ejemplo, el martes último Colombia emitió dos bonos en dólares (uno con vencimiento en 2017 y el otro en 2037) por US$ 1.000 millones. Pagó la tasa más baja de su historia para este tipo de títulos: 5,99% y con una demanda que superó en 40% el monto ofrecido.

Por su parte, México colocó el mismo día un bono global por US$ 1.500 millones y a 32 años, el plazo más amplio en que haya emitido un título este país. Los inversores le pidieron un rendimiento de apenas 6,05% con una demanda que duplicó la oferta.

Para completar el panorama Perú anunció que en marzo subastará un título para cancelar anticipadamente los bonos del plan Brady. Así lo anticipó el ministro de Economía de ese país, Luis Carranza.

Incluso creen que, si todo marcha sobre carriles, promediado el año las tasas podrían comenzar a bajar debido a que 2008 no es un año electoral como lo fue el anterior.

Este año vencen alrededor de US$ 6.000 millones, pero con mayores desembolsos en la segunda mitad de 2008. Hasta junio operan pagos por US$ 2.000 millones. Por ahora en Economía están tranquilos. Las recientes colocaciones de bonos a la Anses, sumando a algunos préstamos adicionales de otras dependencias públicas y las colocaciones de títulos a Venezuela dieron aire a la caja oficial para arrancar el año sin mayores sobresaltos. En tanto, salir abiertamente a los mercados internacionales continúa siendo una opción vedada para el país, ante el riesgo de que la operación sean embargada o bloqueada por los acreedores que no ingresaron al canje de deuda cerrado en 2005, para cobrarse sus bonos aun en default.

La semana pasada varios países de América latina aprovecharon un hueco en las turbulencias financieras internacionales para salir a colocar deuda. Por ejemplo, el martes último Colombia emitió dos bonos en dólares (uno con vencimiento en 2017 y el otro en 2037) por US$ 1.000 millones. Pagó la tasa más baja de su historia para este tipo de títulos: 5,99% y con una demanda que superó en 40% el monto ofrecido.

Por su parte, México colocó el mismo día un bono global por US$ 1.500 millones y a 32 años, el plazo más amplio en que haya emitido un título este país. Los inversores le pidieron un rendimiento de apenas 6,05% con una demanda que duplicó la oferta.

Para completar el panorama Perú anunció que en marzo subastará un título para cancelar anticipadamente los bonos del plan Brady. Así lo anticipó el ministro de Economía de ese país, Luis Carranza.

Notas Relacionadas

Suscripción Digital

Suscríbase a Mercado y reciba todos los meses la mas completa información sobre Economía, Negocios, Tecnología, Managment y más.

Suscribirse Archivo Ver todos los planes

Newsletter


Reciba todas las novedades de la Revista Mercado en su email.

Reciba todas las novedades