Gobierno versus desempleo

Para atenuar el impacto que tendrá la confirmación del crecimiento del índice de desempleo, el Gobierno ultimó una serie de medidas.

18 julio, 2000

El presidente, Fernando de la Rúa se reunió en Olivos, con los ministros de Economía–José Luis Machinea–; de Infraestructura–Nicolás Gallo– y de Trabajo –Alberto Flamarique–. El objetivo de la sorpresiva reunión fue acelerar el anuncio y la ejecución de diversos programas de carácter social que el Gobierno tenía en carpeta.

De la Rúa presentará ,hoy, el denominado Plan Solidaridad (que adelantáramos ayer desde esta página) que prevé crear una red de contención social para atender a familias con NBI (necesidades básicas insatisfechas); este programa se pondrá en marcha en forma anticipada ya que su lanzamiento estaba previsto recién para el mes próximo.

También se acelerará la puesta en marcha del Plan de Infraestructura, cuya ejecución sería inminente de manera de generar un proceso de reactivación del empleo.

Desde el Ministerio de Trabajo se elabora un nuevo plan de empleo, mientras se estudia el destino y focalización de los Planes Trabajar; ya estaría decidido que los beneficiarios sean solamente jefes o jefas de hogar.

En la reunión mantenida en Olivos, que tuvo carácter reservado, el ministro de Economía expuso sobre el estado de la ley PyME que –según afirmó Machinea– será sancionada en agosto. El titular de hacienda, también se refirió a la ley de desregulación de préstamos personales que permitirá a los bancos acceder al mercado de préstamos de bajos montos–hoy, en manos de mutuales y cautivos del circuito financiero no formal– lo que provocaría un descenso en las tasas de interés.

De confirmarse la tasa de desocupación (15,5%) dos millones de personas se encontrarían sin empleo en la Argentina; a esta cifra hay que agregarle los subocupados y disocupados.

El presidente, Fernando de la Rúa se reunió en Olivos, con los ministros de Economía–José Luis Machinea–; de Infraestructura–Nicolás Gallo– y de Trabajo –Alberto Flamarique–. El objetivo de la sorpresiva reunión fue acelerar el anuncio y la ejecución de diversos programas de carácter social que el Gobierno tenía en carpeta.

De la Rúa presentará ,hoy, el denominado Plan Solidaridad (que adelantáramos ayer desde esta página) que prevé crear una red de contención social para atender a familias con NBI (necesidades básicas insatisfechas); este programa se pondrá en marcha en forma anticipada ya que su lanzamiento estaba previsto recién para el mes próximo.

También se acelerará la puesta en marcha del Plan de Infraestructura, cuya ejecución sería inminente de manera de generar un proceso de reactivación del empleo.

Desde el Ministerio de Trabajo se elabora un nuevo plan de empleo, mientras se estudia el destino y focalización de los Planes Trabajar; ya estaría decidido que los beneficiarios sean solamente jefes o jefas de hogar.

En la reunión mantenida en Olivos, que tuvo carácter reservado, el ministro de Economía expuso sobre el estado de la ley PyME que –según afirmó Machinea– será sancionada en agosto. El titular de hacienda, también se refirió a la ley de desregulación de préstamos personales que permitirá a los bancos acceder al mercado de préstamos de bajos montos–hoy, en manos de mutuales y cautivos del circuito financiero no formal– lo que provocaría un descenso en las tasas de interés.

De confirmarse la tasa de desocupación (15,5%) dos millones de personas se encontrarían sin empleo en la Argentina; a esta cifra hay que agregarle los subocupados y disocupados.

Compartir:
Notas Relacionadas

Suscripción Digital

Suscríbase a Mercado y reciba todos los meses la mas completa información sobre Economía, Negocios, Tecnología, Managment y más.

Suscribirse Archivo Ver todos los planes

Newsletter


Reciba todas las novedades de la Revista Mercado en su email.

Reciba todas las novedades