Gobierno a los mercados: tras las elecciones corta gastos y obras

La crisis internacional golpeó más fuerte en la Argentina, porque los fondos acusan al Indec de esconder inflación y al gobierno por el desboque del superávit fiscal. Cristina abogó por llevar calma y negociar con el Club de París.

El presidente Néstor Kirchner instruyó al ministro de Economía, Miguel Peirano, y al titular del Banco Central, Martín Redrado, para que informen reservadamente a las empresas y a los bancos que, según lo acordado con su esposa, después de octubre se hará un fuerte recorte al gasto público y que los anuncios de obras hechos durante la campaña se irán diluyendo con el paso del tiempo.

La idea planteada en la cima del gobierno es que el superávit fiscal retorne en el 2008 a 4 puntos del PIB, cuando el año pasado ya había descendido a 3,5 puntos y este año llegará a 2,6 puntos, de acuerdo con las previsiones que circulan en el mercado.

En consecuencia, la meta de volver a los 4 puntos ya acredita el traspaso de afiliados a las AFJP al régimen estatal, que en abril y mayo últimos representaron un ingreso para el fisco de nada menos que $ 2.827 millones.
Según trascendió de la reunión que el primer mandatario tuvo con los conductores de la economía y las finanzas del país, ahí se habló de cortar los subsidios en cuanto se aquiete el clima electoral, lo cual en el número total suma como $12.000 millones.

En ese sentido, lo que se pretende es reconsiderar todos los subsidios que se otorgan actualmente y determinar las prioridades para ser mantenidos, y en ese caso, se revisarán los montos.

Los transportes y la energía serían los dos grandes rubros más afectados por el replanteo de las asignaciones estatales.

El gasto público aumentó este año 42 % mientras que los ingresos sólo lo hicieron en 30 %, sin contar el traslado de las AFJP.

Desde el Banco Central se tomó nota que la crisis financiera internacional ha golpeado en forma más virulenta que lo previsible a la economía nacional, cuando en el mercado local no se negocian hipotecas securitizadas, que fueron el factor que desencadenó la corrida en las bolsas del mundo.

Es que sólo la onda expansiva hizo aflorar el conflicto paralelo que los mercados traían un poco sordamente hasta ese momento respecto de la inflación escondida dentro del Indec y la complicación de las cuentas fiscales imputable al costo de imponer la candidatura de Cristina para suceder a su esposo en el sillón de Rivadavia.

Las alianzas transversales con los gobernadores que comprometieron su apoyo y con los radicales que saltaron el cerco partidario insumieron al fisco fuertes erogaciones e ingentes promesas de obra pública.

Esos 4 puntos de superávit fiscal, llevar a US$ 15.000 millones el superávit comercial y pautar un crecimiento de 6 % anual acumulativo en todo su período de gobierno serían los pilares propuestos por Cristina Kirchner, si resultara electa presidenta, para llamar a una concertación de la que surjan las políticas públicas que serán necesarias para asegurarlos.

No sólo entrarían en ese debate los gastos (sobre todo los subsidios), sino los impuestos, no sólo en cuanto a mejorar la recaudación a través de un apriete de tuerca más desde la Afip, sino de una reforma total en ganancias y de modificaciones en el Iva que elimine las exenciones.

También se someterá a la opinión de las partes intervinientes en la concertación la coparticipación. En el gobierno creen que la presión de las provincias con menor peso económico para que no se vuelquen más fondos a Buenos Aires, Santa Fe y Córdoba hará naufragar los intentos de Mauricio Macri por sacar un nuevo sistema que beneficie su gestión en la Ciudad.

Club de París

La volatilidad de los mercados ha regresado también al primer plano la necesidad de negociar una salida del default con el Club de París. Miguel Peirano pidió informes a los acreditados en las plazas europeas para consensuar una estrategia de repago que sea aceptada por los países que lideran el Club de París.

Según recogió como repercusión, el sondeo tuvo buena acogida diplomática en Estados Unidos, Francia, Japón y Alemania, y ello habría animado al ministro de Economía para gestionar en el Fondo Monetario Internacional un aval a la marcha de la economía argentina para que el G7 luego respalde una eventual decisión favorable de los principales acreedores europeos.

Peirano aprovecharía la visita que hará al país el director gerente del FMI, el francés Dominique Strauss-Kahn, el 3 de setiembre próximo, para requerirle su espaldarazo.

El ministro sabe que en el Fondo no le son indiferentes los comentarios que se hacen en Wall Street sobre la Argentina, y que en ese sentido se pondera el notable crecimiento pero se encienden luces amarillas sobre el superávit fiscal y el escándalo del Indec.

Hipotecas

La revista on line Reporte Inmobiliario publica en su última edición una especulación sobre la eventual incidencia que la crisis financiera internacional podría tener sobre los créditos para la vivienda que otorga la banca privada.

En ese aspecto, sostiene que la incertidumbre sobre lo que pueda pasar en los próximos 3 ó 4 años afectará la capacidad prestable de la banca que opera en ese renglón, sobre cuya tasa el medio vinculado al mercado de las propiedades se reserva ciertos reparos.

El presidente Néstor Kirchner instruyó al ministro de Economía, Miguel Peirano, y al titular del Banco Central, Martín Redrado, para que informen reservadamente a las empresas y a los bancos que, según lo acordado con su esposa, después de octubre se hará un fuerte recorte al gasto público y que los anuncios de obras hechos durante la campaña se irán diluyendo con el paso del tiempo.

La idea planteada en la cima del gobierno es que el superávit fiscal retorne en el 2008 a 4 puntos del PIB, cuando el año pasado ya había descendido a 3,5 puntos y este año llegará a 2,6 puntos, de acuerdo con las previsiones que circulan en el mercado.

En consecuencia, la meta de volver a los 4 puntos ya acredita el traspaso de afiliados a las AFJP al régimen estatal, que en abril y mayo últimos representaron un ingreso para el fisco de nada menos que $ 2.827 millones.
Según trascendió de la reunión que el primer mandatario tuvo con los conductores de la economía y las finanzas del país, ahí se habló de cortar los subsidios en cuanto se aquiete el clima electoral, lo cual en el número total suma como $12.000 millones.

En ese sentido, lo que se pretende es reconsiderar todos los subsidios que se otorgan actualmente y determinar las prioridades para ser mantenidos, y en ese caso, se revisarán los montos.

Los transportes y la energía serían los dos grandes rubros más afectados por el replanteo de las asignaciones estatales.

El gasto público aumentó este año 42 % mientras que los ingresos sólo lo hicieron en 30 %, sin contar el traslado de las AFJP.

Desde el Banco Central se tomó nota que la crisis financiera internacional ha golpeado en forma más virulenta que lo previsible a la economía nacional, cuando en el mercado local no se negocian hipotecas securitizadas, que fueron el factor que desencadenó la corrida en las bolsas del mundo.

Es que sólo la onda expansiva hizo aflorar el conflicto paralelo que los mercados traían un poco sordamente hasta ese momento respecto de la inflación escondida dentro del Indec y la complicación de las cuentas fiscales imputable al costo de imponer la candidatura de Cristina para suceder a su esposo en el sillón de Rivadavia.

Las alianzas transversales con los gobernadores que comprometieron su apoyo y con los radicales que saltaron el cerco partidario insumieron al fisco fuertes erogaciones e ingentes promesas de obra pública.

Esos 4 puntos de superávit fiscal, llevar a US$ 15.000 millones el superávit comercial y pautar un crecimiento de 6 % anual acumulativo en todo su período de gobierno serían los pilares propuestos por Cristina Kirchner, si resultara electa presidenta, para llamar a una concertación de la que surjan las políticas públicas que serán necesarias para asegurarlos.

No sólo entrarían en ese debate los gastos (sobre todo los subsidios), sino los impuestos, no sólo en cuanto a mejorar la recaudación a través de un apriete de tuerca más desde la Afip, sino de una reforma total en ganancias y de modificaciones en el Iva que elimine las exenciones.

También se someterá a la opinión de las partes intervinientes en la concertación la coparticipación. En el gobierno creen que la presión de las provincias con menor peso económico para que no se vuelquen más fondos a Buenos Aires, Santa Fe y Córdoba hará naufragar los intentos de Mauricio Macri por sacar un nuevo sistema que beneficie su gestión en la Ciudad.

Club de París

La volatilidad de los mercados ha regresado también al primer plano la necesidad de negociar una salida del default con el Club de París. Miguel Peirano pidió informes a los acreditados en las plazas europeas para consensuar una estrategia de repago que sea aceptada por los países que lideran el Club de París.

Según recogió como repercusión, el sondeo tuvo buena acogida diplomática en Estados Unidos, Francia, Japón y Alemania, y ello habría animado al ministro de Economía para gestionar en el Fondo Monetario Internacional un aval a la marcha de la economía argentina para que el G7 luego respalde una eventual decisión favorable de los principales acreedores europeos.

Peirano aprovecharía la visita que hará al país el director gerente del FMI, el francés Dominique Strauss-Kahn, el 3 de setiembre próximo, para requerirle su espaldarazo.

El ministro sabe que en el Fondo no le son indiferentes los comentarios que se hacen en Wall Street sobre la Argentina, y que en ese sentido se pondera el notable crecimiento pero se encienden luces amarillas sobre el superávit fiscal y el escándalo del Indec.

Hipotecas

La revista on line Reporte Inmobiliario publica en su última edición una especulación sobre la eventual incidencia que la crisis financiera internacional podría tener sobre los créditos para la vivienda que otorga la banca privada.

En ese aspecto, sostiene que la incertidumbre sobre lo que pueda pasar en los próximos 3 ó 4 años afectará la capacidad prestable de la banca que opera en ese renglón, sobre cuya tasa el medio vinculado al mercado de las propiedades se reserva ciertos reparos.

Notas Relacionadas

Suscripción Digital

Suscríbase a Mercado y reciba todos los meses la mas completa información sobre Economía, Negocios, Tecnología, Managment y más.

Suscribirse Archivo Ver todos los planes

Newsletter


Reciba todas las novedades de la Revista Mercado en su email.

Reciba todas las novedades