FMI: ¿cortejado por la Hermandad Musulmana?

Christine Lagarde habló por teléfono con el nuevo poder asentado en Egipto. Motivo: US$ 3.200 millones de un crédito virtualmente congelado mientras la economía arriesga un colapso. La entidad multilateral aceptaría renegociar un compromiso.

22 febrero, 2012

<p>Tras ochenta y cuatro a&ntilde;os a menudo en la clandestinidad, con sus jefes en la c&aacute;rcel o el exilio, la fraternidad vive un momento hist&oacute;rico. Sus decisiones podr&iacute;an determinar el destino de un empr&eacute;stito vital para Occidente y el sector privado cairota, por una serie de razones. <br />
<br />
Naturalmente, en el pa&iacute;s &aacute;rabe m&aacute;s poblado (85 millones de habitantes) persiste una honda desconfianza hacia el Fondo Monetario Internacional. En parte, el imaginario popular lo vincula con las frecuentes intromisiones europeas desde fines del siglo XVIII, a veces para cobrar deudas otomanas. En particular, las invasiones y ocupaciones anglofrancesas entre 1797 y 1882.<br />
<br />
En otro plano, muchos intelectuales sostienen que las reformas occidentalizantes de los &uacute;ltimos a&ntilde;os enriquecieron a los militares y los paniaguados del gobierno. Pero el grueso de la gente qued&oacute; fuera, hecho que explica el ascenso pol&iacute;tico y social de la Hermandad Musulmana. Triunfante en las elecciones su partido Paz y Justicia, lo primero que hizo fue aprobar provisoriamente un cr&eacute;dito contingente por US$ 3.200 millones.<br />
<br />
De pronto, &ldquo;nos hallamos, luego de un aprendizaje muy breve, con exigencias de adoptar posturas capaces de afectar las vidas de todos&rdquo;. As&iacute; se&ntilde;alaba Esam al-Haddad, flamante asesor de la HM y el partido en asuntos internacionales. Luego de volver a la legalidad (febrero de 2011). Por cierto, la organizaci&oacute;n ya funcionaba como enorme red de asistencia social, ahora empe&ntilde;ada en reinventarse, pasando a retiro l&iacute;deres m&aacute;s habituados a frecuentar presiones que a recorrer el mundo. Su victoria parlamentaria apunta a desarrollar una nueva clase dirigente.<br />
<br />
Ante una econom&iacute;a en declive, la Hermandad no puede perder tiempo denunciando conspiraciones sionistas, hipocres&iacute;as norteamericanas o brit&aacute;nicas y censurando a turistas que se pasean en bikini en Sharm-el-Sheij, un balneario fronterizo con Israel. Dejando de lado la loca violencia imperante en el f&uacute;tbol, el gobierno trata de revivir el turismo: en 2011, cedi&oacute; un tercio a ra&iacute;z de los levantamientos sociales que acabaron con Hosni Mubarak.<br />
<br />
Tambi&eacute;n hay problemas con la inversi&oacute;n externa directa. Una canilla que hab&iacute;a alcanzado el pico en 2007 (US$ 13.700 millones) se ha cerrado. Un sondeo realizado por Gallup entre abril y diciembre revel&oacute; que 54% de los egipcios considera el empleo y la expansi&oacute;n como prioridades. Apenas 1% privilegia la shariy&aacute; (ley isl&aacute;mica sunn&iacute;). Inclusive los partidos religiosos prefieren arreglar la econom&iacute;a.<br />
<br />
Sin embargo, los esc&eacute;pticos temen que la Hermandad, ya en el poder, retome la impronta social y deje que el pa&iacute;s siga decayendo. Entretanto, la fraternidad y su partido han recibido crecientes misiones occidentales, entre ellas pesos pesados como JPMorganChase, Morgan Stanley, Coca-Cola, General Electric, General Motors, Royal Bank of Scotland, etc.<br />
Sin duda, el problema actual es que los an&aacute;lisis econ&oacute;micos y financieros son en general pesimistas. El gobierno militar apel&oacute; a los bancos locales en pos de cr&eacute;ditos. Peor a&uacute;n, quem&oacute; reservas en divisas, que se contrajeron de US$ 43.700 millones a 13.600 millones, el equivalente a tres meses de importaciones.</p>
<p>&nbsp;</p>
<p>&nbsp;</p>

Notas Relacionadas

Suscripción Digital

Suscríbase a Mercado y reciba todos los meses la mas completa información sobre Economía, Negocios, Tecnología, Managment y más.

Suscribirse Archivo Ver todos los planes

Newsletter


Reciba todas las novedades de la Revista Mercado en su email.

Reciba todas las novedades