Fármacos y la dependencia de China

¿De dónde vienen los fármacos? La respuesta es complicada y opaca, pero los ingredientes básicos se hacen en China.

China es el más grande productor de ingredientes activos para productos farmacológicos, o IAP, los principales ingredientes en los medicamentos. Y cuando comenzó a difundirse el año pasado el nuevo coronavirus en la provincia de Hubei se alteró la cadena de suministro de productos farmacológicos en todo el mundo.

Por lo general esas cadenas de suministro no tienen réplicas, especialmente para las drogas genéricas. En algunos casos, una única fábrica que deje de funcionar puede abastar para provocar escasez en todo el mercado mundial.

La opinión de algunos expertos en el tema es que la fragilidad de estas cadenas de suministro no significa un revés para la globalización; los países no pueden fabricar todos los fármacos que consumen sus ciudadanos. Pero sí van a tener que encontrar alguna solución para disponer de alguna independencia y evitar depender de la tercerización extrema.

 

El Covid-19 podría alterar la dependencia de China que tiene el mundo entero .

 

¿Dónde se fabrican los medicamentos?

La respuesta también es complicada. La cadena de suministro de fármacos es compleja, global y opaca.

Un frasco de medicinas con etiqueta norteamericana puede ser distribuido por una compañía basada en Estados unidos, pero las píldoras por lo general están fabricadas y empacadas en otras partes del mundo, mientras los productos químicos de base suelen venir de un solo país: China, el más grande productor de IAP, que son los principales ingredientes para los medicamentos. Muchos países desarrollados, incluido Estados Unidos, tercerizan las fabricación de productos básicos a países en Asia. Casi 90% de las fábricas que los fabrican para productos que se venden en Estados Unidos están en el extranjero. India, el más grande productor de drogas genéricas, estima que 70% de los IAP vienen de China.

Esta dependencia de China es una preocupación desde hace tiempo, peor el mundo llegó a aceptar la consolidación para evitar los costos. Eso, hasta que llegó el Covid-19.

La pandemia hizo tambalear la ya vulnerable cadena de suministro farmacológica mundial en un momento en que los sistemas médicos de todo el mundo afrontan una presión más fuerte que nunca.

 

 

Notas Relacionadas

Suscripción Digital

Suscríbase a Mercado y reciba todos los meses la mas completa información sobre Economía, Negocios, Tecnología, Managment y más.

Suscribirse Archivo Ver todos los planes

Newsletter


Reciba todas las novedades de la Revista Mercado en su email.

Reciba todas las novedades