En India resisten reformas sobre política alimentaria

El gobierno de Manmohan Singh enviará al parlamento un proyecto de seguridad en alimentos, que refleja un compromiso con el crecimiento. Pero problemas estructurales, logísticos e intereses creados pueden presentar obstáculos y trabas.

20 mayo, 2010

<p>Si bien India tiene un elaborado sistema de distribuci&oacute;n p&uacute;blica (SDP), que ofrece alimentos a precios subsidiados para los pobres, la futura ley convertir&iacute;a la prestaci&oacute;n en &ldquo;derecho ciudadano&rdquo;. Asimismo, crear&aacute; un m&iacute;nimo obligatorio de granos por familia bajo la l&iacute;nea de pobreza (BLP). El costo total se estima en US$ 4.000 millones que se a&ntilde;adir&aacute;n a los 11.000 millones del SDP.<br />
<br />
El nuevo proyecto cumplir&aacute; una promesa electoral (mayo de 2009) formulada por la Alianza Progresista Unida (APU). En t&eacute;rminos m&aacute;s amplios, el objeto es hacer frente a varias cuestiones persistentes.<br />
<br />
Uno es la pobreza. Pese a un producto bruto interno que crece m&aacute;s de 8% anual desde 2006, los bolsones de miseria siguen muy dif&iacute;ciles de reducir o erradicar. Esto fue resaltado en diciembre por los estimados de pobreza del comit&eacute; Tendulkar. Contra estad&iacute;sticas oficiales seg&uacute;n las cuales la proporci&oacute;n de familias BLP fue bajando de 35% en 1973 a 23% en 2008, la fuente alternativa afirma que 42% del sector rural (no la urbana) sigue bajo ese par&aacute;metro.<br />
<br />
Con un quinto de la poblaci&oacute;n mundial (1.100 millones), India contiene todav&iacute;a un tercio de pobres extremos (365 millones). En particular, el pa&iacute;s sufre agudas carencias en nutrici&oacute;n infantil, que supera niveles del &Aacute;frica subsahariana en provincias como Madhya, donde sobrepasa 50% de familias.<br />
<br />
&nbsp;</p>

<p>Ello no obsta para que varios analistas privados pongan más atención en el incremento de precios para alimentos, arguyendo que amenaza demorar la salida de la crisis sistémica global. Pero este fenómeno es de cuño occidental y nunca llegó a India, China, Rusia ni Sudamérica. Si bien Delhi no les da importancia, las estadísticas privadas hablan de 15 a 20% de ritmo anual desde mediados 2009. En abril, las mismas fuentes detectan 9,6% de inflación anual. <br />
<br />
Desde otro ángulo, el opositor partido del Congreso (PC) cuestiona la relación entre el proyecto de Manmohán y el SDP. Su presidente, Sonia Gandhi –una activista pro pobres-, objeta la futura asignación extra (23 kilos de cereales por mes y familia. Sucede que el SDP entrega 35 kg. Probablemente, el gobierno elevará su propuesta adicional a este nivel.<br />
<br />
A criterio de varios observadores, la estrategia de procuración que soporta el SDP podría ser en parte responsable del reciente aumento de precios. Durante algunos años, la Corporación Alimentaria india, que compra para sostener precios al agricultor y abastecer el SDP, ha estado reduciendo existencias estratégicas. El motivo era claro: los precios de mercado se recobraban junto con el PBI.<br />
<br />
En resumen, el sector privado no rural no ve con buenos ojos la intervención sistémica del estado federal y las provincias en la economía. Por eso teme que el proyecto de seguridad alimentaria acentúe la burocratización de la política agraria, exacerbando problemas. Pero es difícil que pueda influir mucho en políticas sociales.</p>
<p><br />
 </p>

Compartir:
Notas Relacionadas

Suscripción Digital

Suscríbase a Mercado y reciba todos los meses la mas completa información sobre Economía, Negocios, Tecnología, Managment y más.

Suscribirse Archivo Ver todos los planes

Newsletter


Reciba todas las novedades de la Revista Mercado en su email.

Reciba todas las novedades