En Finlandia también hay populismo y crisis

Lo interesante en el caso del país nórdico es que la crisis apareció, se desarrolló y se logró contenerla en apenas cuatro días. Un nuevo líder de ultra derecha electo por el partido populista provocó la escisión de la mitad más moderada del partido.

15 junio, 2017

Los disidentes decidieron rápidamente formar bloque propio en el Parlamento. Pero se mantienen dentro de la coalición gobernante. Lo cierto es que el gobierno de derecha logró evitar el colapso, después de la partición de su aliado populista, gracias a la buena disposición de los defectores. Estos moderados rompieron filas cuando la dirigencia de su partido eligió como nuevo líder a Jusi Halla-aho, conocido por su antieuropeísmo y su agresiva prédica anti inmigratoria.

Los que se separaron son nada menos que 21 de los 38 legisladores con que cuenta el partido, incluyendo al ministro de Relaciones Exteriores, Timo Soini, el líder reemplazado. De inmediato ratificaron su apoyo y permanencia en la alianza gobernante de tres partidos, encabezada por el Primer Ministro, Juha Sipila.

Pero, en principio, la crisis desapareció tan rápido como irrumpió.

 

 

Compartir:
Notas Relacionadas

Suscripción Digital

Suscríbase a Mercado y reciba todos los meses la mas completa información sobre Economía, Negocios, Tecnología, Managment y más.

Suscribirse Archivo Ver todos los planes

Newsletter


Reciba todas las novedades de la Revista Mercado en su email.

Reciba todas las novedades

    [honeypot honeypot-mercado-1 id:honeypot-mercado-1]

    Revista Mercado