En este año, más puja por suelos cultivables

Los campos arables son activos estratégicos. Lo probó China, alentando a sus fondos soberanos a comprar tierras en el mundo, sin consultar con la FAO. Hoy, desastres climáticos en Europa, Asia meridional y Estados Unidos le dan la razón.

<p>En Beijing, el ministerio agrario desarrolla desde hace cuatro a&ntilde;os un esquema para financiar la adquisici&oacute;n de &aacute;reas explotables en el &Aacute;frica subsahariana y Latinoam&eacute;rica. El objeto es asegurarse el abasto de alimentos en el lapso 2011/40. Cabe recordar que ese gobierno promov&iacute;a ya compras en el exterior por cuenta de petroleras e industrias. Todo mientras occidente ve con aprensi&oacute;n la volatilidad de fondos soberanos manejados por emiratos del golfo P&eacute;rsico, empezando por Dubai.<br />
<br />
Naturalmente, China teme que muchos gobiernos no est&eacute;n dispuestos a enajenar grandes superficies. Estas cosas eran habituales hace generaciones en media Latinoam&eacute;rica. Por otro lado, desde los a&ntilde;os 60 Australia funciona como &ldquo;f&aacute;brica de carne&rdquo; para Jap&oacute;n, una simbiosis que el cono sur nunca comprendi&oacute;.<br />
<br />
En tiempos de escasez de alimentos y volatilidad de precios, Beijing no est&aacute; sola. En Levante, uno de los m&aacute;ximos importadores netos de productos agr&iacute;colas, Saudiarabia, invierte en ganader&iacute;a africana, india y latinoamericana. Al oeste, Libia negocia con Ucrania posibilidades de cultivar sus propios cereales en las legendarias tierras negras. <br />
<br />
Esta combinaci&oacute;n de intereses entre la pen&iacute;nsula ar&aacute;biga y uno de los mayores productores mundiales de trigo puede revivir teor&iacute;as formuladas hace m&aacute;s de un siglo por el ge&oacute;grafo Halford Mackinder. Seguidor de Thomas Malthus (1766/1834), su idea era que controlar las ricas tierras de Europa oriental (Ucrania, Polonia) era clave para dominar Eurasia. <br />
<br />
Las iniciativas china y &aacute;rabe, de paso, quiz&aacute; promuevan resistencias en la Uni&oacute;n Europea, Estados Unidos y Jap&oacute;n a pactos globales que los hagan reducir sus cuantiosos subsidios agr&iacute;colas. Aunque los precios internacionales var&iacute;en, las tres potencias creen que deben protegerse de pa&iacute;ses que producen m&aacute;s barato.</p>
<p><br />
&nbsp;</p>

Notas Relacionadas

Suscripción Digital

Suscríbase a Mercado y reciba todos los meses la mas completa información sobre Economía, Negocios, Tecnología, Managment y más.

Suscribirse Archivo Ver todos los planes

Newsletter


Reciba todas las novedades de la Revista Mercado en su email.

Reciba todas las novedades