En Egipto, el destino de Mubarak está sellado

Después de 30 años de gobierno parece haber perdido el rumbo. Nombró vicepresidente a Omar Suleiman, jefe de la inteligencia militar (cargo vacante desde 1981). Es evidente la gravitación que tendrán los uniformados en la resolución de la crisis. Aunque el presidente llegue a cumplir su mandato (en noviembre próximo), no tendrá las riendas del gobierno efectivo.

<p>Tanto Estados Unidos como Turqu&iacute;a iniciaron un operativo durante el fin de semana para evacuar a los ciudadanos de esos pa&iacute;ses residentes o de paso en Egipto. Turqu&iacute;a ya envi&oacute; tres aviones mientras la situaci&oacute;n se deterioraba r&aacute;pidamente con grandes manifestaciones en la calle y m&aacute;s de 100 muertos (y 1.200 heridos) por la represi&oacute;n policial.<br />
<br />
Seg&uacute;n los informes disponibles, las empresas filiales de multinacionales est&aacute;n tambi&eacute;n evacuando a sus directivos extranjeros.<br />
<br />
Durante toda la noche del s&aacute;bado, personas que viven en los barrios acomodados montaron guardia con toda clase de armas (de fuego, cuchillos, garrotes y hasta palos de golf) para evitar la acci&oacute;n de los saqueadores que han destru&iacute;do comercios de todo tipo.<br />
<br />
Desde el viernes a la noche, la polic&iacute;a se repleg&oacute; dando margen de maniobra a los grupos m&aacute;s violentos. Pero lo cierto es que la protesta es masiva. A pesar de la ley marcial, en la noche del s&aacute;bado al domingo, 50.000 manifestantes llenaron la plaza Tahrir, ignorando la amenaza militar de reprimir duramente.<br />
<br />
El domingo, las manifestaciones que expl&iacute;citamente piden la ca&iacute;da del r&eacute;gimen, volvieron a la carga con mayor intensidad.<br />
<br />
Despu&eacute;s de 30 a&ntilde;os de gobierno, el presidente Hosni Mubarak parece haber perdido el rumbo. Despu&eacute;s de cinco d&iacute;as de violencia in&eacute;dita, oblig&oacute; a renunciar a todo su gabinete, con intenci&oacute;n de lograr un respiro.<br />
<br />
En la misma direcci&oacute;n design&oacute; vicepresidente a Omar Suleiman, jefe de la inteligencia militar. Lo que revela tres cosas: a) debi&oacute; ocupar el cargo que ten&iacute;a deliberadamente vacante – desde 1981- esperando designar en &eacute;l a su hijo Gamal; b) el nuevo funcionario proviene de las filas militares y demuestra el nuevo peso que tendr&aacute; el ej&eacute;rcito en la resoluci&oacute;n de la crisis; y c) aunque Mubarak llegue a cumplir su mandato (en noviembre pr&oacute;ximo), es obvio que no tendr&aacute; las riendas del gobierno efectivo.<br />
<br />
Por otra parte, como Primer Ministro design&oacute; a Ahmed Shafiq, ex comandante de la Fuera A&eacute;rea (arma a la que pertenec&iacute;a Mubarak). <br />
<br />
A&uacute;n si todas estas interpretaciones de los analistas fueran acertadas, falta si la nueva situaci&oacute;n oficial no es otra vez modificada por la espontaneidad e intensidad de la protesta.<br />
<br />
Lo cierto es que el destino de Mubarak parece sellado. Algunos creen que durar&aacute; hasta noviembre, la mayor&iacute;a piensa que ser&aacute; desalojado mucho antes. Los voceros de la protesta insisten en elecciones libres. Lo &uacute;nico cierto es que la opci&oacute;n de Gamal, el hijo de Mubarak, para alzarse con el poder y crear una dinast&iacute;a, se ha desvanecido totalmente.<br />
&nbsp;</p>

Notas Relacionadas

Suscripción Digital

Suscríbase a Mercado y reciba todos los meses la mas completa información sobre Economía, Negocios, Tecnología, Managment y más.

Suscribirse Archivo Ver todos los planes

Newsletter


Reciba todas las novedades de la Revista Mercado en su email.

Reciba todas las novedades