Empresarios argentinos afirman que el IVA es su principal carga fiscal

53% de las empresas en la Argentina consideran que los impuestos indirectos representan la mayor carga fiscal. A escala mundial, sólo 12% comparte esta opinión.

<p>M&aacute;s de la mitad (53%) de las empresas del sector privado en la Argentina consideran que los impuestos indirectos representan la mayor carga fiscal, de acuerdo con los resultados del <i>International Business Report </i>de Grant Thornton. Bastante m&aacute;s lejos se ubicaron el impuesto a las ganancias de capital como consecuencia de la venta de una empresa y el impuesto a la riqueza, ambos con 11% de menciones. <br />
<br />
Cabe aclarar que los Impuestos directos son los que gravan directamente las fuentes de riqueza, la propiedad o la renta.&nbsp; Los Impuestos indirectos son los que gravan el consumo y no afectan de manera directa los ingresos de un contribuyente, sino que recae sobre el costo de alg&uacute;n producto o mercanc&iacute;a. El impuesto indirecto m&aacute;s importante es el impuesto al valor agregado o IVA.<br />
<br />
A escala mundial, s&oacute;lo 12% de las m&aacute;s de 7.400 empresas encuestadas mencion&oacute; a los impuestos indirectos. 25% de las empresas consider&oacute; a los impuestos sobre los beneficios empresariales como la principal carga fiscal, seguido de los impuestos relacionados con la seguridad social (23%) y el impuesto sobre los ingresos personales (22%).&nbsp; Los impuestos relacionados a la seguridad social fueron considerados como la mayor carga por las empresas privadas en 12 de las 36 econom&iacute;as encuestadas, siendo las empresas en Europa las que sufren la mayor carga de este tipo de impuestos, con 38% de las empresas mencion&aacute;ndolos como su principal carga.<br />
<br />
De acuerdo a Fernando Fucci, socio de impuestos de Grant Thornton Argentina: &ldquo;La sensaci&oacute;n generalizada es que los impuestos indirectos, debido a sus elevadas tasas nominales, obstaculizan el normal desenvolvimiento de los negocios y suelen traer complicaciones en t&eacute;rminos de capital de trabajo. Sin embargo, y en las actuales circunstancias, una reducci&oacute;n de la tasa nominal implicar&iacute;a una p&eacute;rdida en la recaudaci&oacute;n tributaria importante para el fisco. En la medida en que el Estado resulte eficaz en el control de otras manifestaciones (riqueza e ingresos) la recaudaci&oacute;n de impuesto directos debiera verse incrementada y se dar&iacute;an las condiciones para la reducci&oacute;n de la tasa nominal de los indirectos.&rdquo;<br />
<br />
Por su parte, 92% de los empresarios argentinos dijo considerar las regulaciones impositivas locales al tomar sus decisiones de inversiones internacionales. Esta cifra supera ampliamente el promedio global, donde 17% de los due&ntilde;os de empresas dijo no tener en cuanta los reg&iacute;menes impositivos locales al invertir en otro pa&iacute;s.<br />
<br />
Regionalmente, las consideraciones impositivas fueron citadas como un factor significativo en Europa del sur, Am&eacute;rica latina y Asia Pac&iacute;fico, mientras que las empresas del norte de Europa son las que prestan menos atenci&oacute;n a este tema.<br />
<br />
Entre las empresas del sector privado que dijeron considerar a los impuestos en sus decisiones de inversi&oacute;n extranjera, la estabilidad del r&eacute;gimen impositivo fue mencionada como el factor m&aacute;s importante por los empresarios argentinos con un 56% de menciones, seguido de la existencia de un&nbsp; per&iacute;odo de exenci&oacute;n impositiva por cinco a&ntilde;os (53%), y los incentivos a la inversi&oacute;n de capital (52%).<br />
<br />
A escala global, si bien el factor m&aacute;s mencionado fue el per&iacute;odo de exenci&oacute;n impositiva por cinco a&ntilde;os (41%), la estabilidad del r&eacute;gimen impositivo surgi&oacute; como un factor clave. De hecho, en todas las regiones encuestadas, un promedio de 34% o m&aacute;s de las empresas privadas dijo que el grado de estabilidad impositiva local influir&iacute;a sus decisiones de inversi&oacute;n.&nbsp; <br />
<br />
Comenta Ian Evans, l&iacute;der global de servicios de impuestos de Grant Thornton International: &quot;Las empresas en todo el mundo buscan estabilidad en los sistemas impositivos en los que operan. Los Gobiernos est&aacute;n reconociendo que la globalizaci&oacute;n demanda un sistema impositivo global m&aacute;s simple y eficiente. El cambio es inevitable a medida que los reg&iacute;menes impositivos en todo el mundo se vuelven m&aacute;s coordinados – pero esta incertidumbre incrementa los riesgos fiscales que enfrentan las empresas del sector privado. Asimismo, el instinto de todos los pol&iacute;ticos es proteger su propia base impositiva en lugar de movimientos que promuevan la simplicidad y estabilidad de los reg&iacute;menes impositivos a&nbsp; largo plazo. El mensaje claro es que los due&ntilde;os de las empresas del sector privado deben prestar m&aacute;s atenci&oacute;n a los sistemas impositivos de los pa&iacute;ses en los que operan, ya que los impuestos representan un costo real para su negocio.&quot;.</p>

Notas Relacionadas

Suscripción Digital

Suscríbase a Mercado y reciba todos los meses la mas completa información sobre Economía, Negocios, Tecnología, Managment y más.

Suscribirse Archivo Ver todos los planes

Newsletter


Reciba todas las novedades de la Revista Mercado en su email.

Reciba todas las novedades