Emergencia pesquera

La manifestación del sector ictícola marplatense en Plaza de Mayo. El reclamo se basa en la prohibición de pesca para buques factorías. El intendente Aprile llegó a un acuerdo con el Gobierno.

El Gobierno argentino prometió el pronto envío al Parlamento de una ley de Emergencia Pesquera que asegure el normal desarrollo del sector, amenazado por la actividad de los buques congeladores, en su mayoría pertenecientes a empresas extranjeras.

Esta resolución fue tomada en conjunto por De la Rúa, Berhongaray y Aprile en una reunión paralela a la concentración de 6.000 mil trabajadores y empresarios del sector que se manifestaban en la Plaza de Mayo de Buenos Aires, para pedir al Gobierno que expulse a los buques congeladores que operan en aguas argentinas.

“Esta pelea no ha sido en vano. Hemos logrado un compromiso del presidente de la República que, a mi entender, nos da la certeza de una respuesta positiva a nuestros reclamos”, dijo Aprile.

Los organizadores de la protesta dijeron que el problema pone en jaque a cerca de 20 mil puestos de trabajo en el área portuaria de Mar del Plata y amenaza con la extinción de la merluza. A principios de este año, la Secretaría de Agricultura y Pesca limitó hasta 110 mil toneladas la captura de esta especie.

Para el año en curso, de acuerdo con una recomendación de los especialistas que advirtieron sobre el peligro que afronta la merluza a causa de la sobreexplotación. Sin embargo, en lo que va del año las capturas han superado las 80 mil toneladas, por lo cual la actividad está en peligro de caer en una paralización forzada.

Por su parte, el jefe del Estado argentino aseguró que la crisis pesquera es una consecuencia “del manejo irresponsable y, en muchos casos, sospechoso” del recurso pesquero, que ha llevado a poner en peligro de extinción a la principal riqueza pesquera, la merluza hubbsi, y justificó la movilización de los trabajadores ante el riesgo de quedarse sin empleos”.

El Gobierno argentino prometió el pronto envío al Parlamento de una ley de Emergencia Pesquera que asegure el normal desarrollo del sector, amenazado por la actividad de los buques congeladores, en su mayoría pertenecientes a empresas extranjeras.

Esta resolución fue tomada en conjunto por De la Rúa, Berhongaray y Aprile en una reunión paralela a la concentración de 6.000 mil trabajadores y empresarios del sector que se manifestaban en la Plaza de Mayo de Buenos Aires, para pedir al Gobierno que expulse a los buques congeladores que operan en aguas argentinas.

“Esta pelea no ha sido en vano. Hemos logrado un compromiso del presidente de la República que, a mi entender, nos da la certeza de una respuesta positiva a nuestros reclamos”, dijo Aprile.

Los organizadores de la protesta dijeron que el problema pone en jaque a cerca de 20 mil puestos de trabajo en el área portuaria de Mar del Plata y amenaza con la extinción de la merluza. A principios de este año, la Secretaría de Agricultura y Pesca limitó hasta 110 mil toneladas la captura de esta especie.

Para el año en curso, de acuerdo con una recomendación de los especialistas que advirtieron sobre el peligro que afronta la merluza a causa de la sobreexplotación. Sin embargo, en lo que va del año las capturas han superado las 80 mil toneladas, por lo cual la actividad está en peligro de caer en una paralización forzada.

Por su parte, el jefe del Estado argentino aseguró que la crisis pesquera es una consecuencia “del manejo irresponsable y, en muchos casos, sospechoso” del recurso pesquero, que ha llevado a poner en peligro de extinción a la principal riqueza pesquera, la merluza hubbsi, y justificó la movilización de los trabajadores ante el riesgo de quedarse sin empleos”.

Notas Relacionadas

Suscripción Digital

Suscríbase a Mercado y reciba todos los meses la mas completa información sobre Economía, Negocios, Tecnología, Managment y más.

Suscribirse Archivo Ver todos los planes

Newsletter


Reciba todas las novedades de la Revista Mercado en su email.

Reciba todas las novedades