El presupuesto de Trump se esfumó en el aire

Ante las noticias que presagian la posible intensificación de los escándalos y la posibilidad de que la Casa Blanca anuncie importantes cambios en el personal, el presupuesto para 2018 del presidente desapareció de la vista.

El viernes, apenas tres días después de que se lo diera a conocer, la Casa Blanca no tenía nada que decir sobre el presupuesto y ni siquiera se tomó la molestia de contestar las numerosas críticas que recibía.

 

El sábado dio a conocer la primera declaración del presidente sobre el presupuesto, un video de 2 minutos y 41 segundos donde recurrió a las mismas generalizaciones económicas que usara durante la campaña.

 

El domingo, cuando el presupuesto anunciado el martes debería haber sido el gran tema de conversación, ningún miembro de su gabinete con responsabilidades económicas apareció en ninguno de los programas de entrevistas televisivas.

 

Esto se puede explicar por diversos motivos. En primer lugar porque fue el peor presupuesto presentado en décadas. Porque los escándalos que rodean a la administración Trump se intensificaron la semana pasada y taparon cualquier otro tema. Porque el mismo presidente tapó su presupuesto con las noticias de su primer viaje internacional, que primero produjo noticias positivas y luego muy negativas. Finalmente, porque el presupuesto fue muy mal recibido en el Senado y en la Casa de Representantes y fue rápidamente rechazado por los republicanos.

Esta semana promete más de lo mismo. Los escándalos podrían escalar todavía más y la Casa Blanca anunciará cambios en su personal.

 

Notas Relacionadas
Tapa octubre 2019

Suscripción Digital

Tapa octubre 2019

Suscríbase a Mercado y reciba todos los meses la mas completa información sobre Economía, Negocios, Tecnología, Managment y más.

Suscribirse Archivo Ver todos los planes

Newsletter


Reciba todas las novedades de la Revista Mercado en su email.

Reciba todas las novedades