El plan de infraestructura de Biden

Es, en realidad, un amplio plan de reforma económica.

El presidente se propone gastar más de 2 billones de dólares pero eso incluye US$ 400.000 en cuidado de adultos mayores y personas con discapacidades.

US$ 100.000 se destinarán a capacitación laboral para grupos desaventajados. Para la segunda parte del plan, que se desembolsará en la primavera boreal, destinará también una parte a mejorar las licencias por cuidado de niños.

De manera que el supuesto plan de “infraestructura” abarca mucho más que refacción de puentes o relleno de baches, aunque la infraestructura física de Estados Unidos – que ocupa el puesto número 13 según el World Economic Forum – recibirá el grueso de la inversión.

Se trata, en realidad, de un amplio programa de reforma económica, que abarca también educación y contención del cambio climático. Lo que muchos se preguntan, no obstante, es si al presidente no se le habrá ido la mano con el gasto a poco más de dos meses del gran plan de ayuda fiscal de US$ 1,9 billones.

 

 

 

 

Notas Relacionadas

Suscripción Digital

Suscríbase a Mercado y reciba todos los meses la mas completa información sobre Economía, Negocios, Tecnología, Managment y más.

Suscribirse Archivo Ver todos los planes

Newsletter


Reciba todas las novedades de la Revista Mercado en su email.

Reciba todas las novedades