El petróleo amenaza las Cataratas

El derrame de crudo provocado por la empresa Petrobrás puso en peligro las Cataratas del Iguazú. El gobierno argentino pidió ayuda a Naciones Unidas y envió un buque científico.

El derrame de unos cuatro millones de metros cúbicos de petróleo, provocado por la empresa estatal Petróleo de Brasil (Petrobrás), puede afectar las Cataratas de Iguazú.

El accidente ocurrió el domingo y se atribuyó a un error humano. Es considerado el peor desastre ecológico de los últimos 25 años en Brasil.

La mancha se encontraba hoy (viernes 21) a 700 kilómetros de las Cataratas de Iguazú, la reserva ecológica ubicada en la frontera tripartita entre la Argentina, Brasil y Paraguay.

El gobierno argentino solicitó a Naciones Unidas que intervenga para impedir que el derrame de petróleo, que ha contaminado el río Iguazú, produzca una catástrofe ambiental.

Las Cataratas fueron declaradas patrimonio natural de la humanidad por la Organización de Naciones Unidas para la Ciencia, la Educación y la Cultura (Unesco).

Por otro lado, la Prefectura Naval Argentina envió a la zona un barco científico con un laboratorio, apto para tareas de protección ambiental. Unos 100 efectivos argentinos trabajan en la zona para evitar que llegue el derrame.

Una comisión investigadora determinó que el derrame fue provocado por un operador de la refinería que olvidó abrir la válvula de entrada del crudo que era bombeado desde el puerto de San Francisco. El oleoducto no resistió la presión y reventó.

El ministro de Minas y Energía de Brasil, Rodolpho Tourinho, dijo que el gobierno de su país aplicará castigos ejemplares a los responsables del accidente, ocurrido en la refinería Getulio Vargas de la localidad de Araucaria, en el sureño estado de Paraná.

Pese a las protestas de grupos ambientalistas, el órgano que regula la actividad petrolera en Brasil autorizó ayer a Petrobrás a reiniciar la actividad del oleoducto que causo el desastre.

El gobierno brasileño había informado el martes a las embajadas de la Argentina, Paraguay y Uruguay que “las autoridades están efectuando todos los esfuerzos para reducir el impacto del accidente y evitar que el crudo cruce las fronteras”.

El secretario argentino de Turismo, Hernán Lombardi, dijo “si la Argentina tiene que pedir un resarcimiento económico” a Brasil por las consecuencias del desastre, “lo va hacer”.

El derrame de unos cuatro millones de metros cúbicos de petróleo, provocado por la empresa estatal Petróleo de Brasil (Petrobrás), puede afectar las Cataratas de Iguazú.

El accidente ocurrió el domingo y se atribuyó a un error humano. Es considerado el peor desastre ecológico de los últimos 25 años en Brasil.

La mancha se encontraba hoy (viernes 21) a 700 kilómetros de las Cataratas de Iguazú, la reserva ecológica ubicada en la frontera tripartita entre la Argentina, Brasil y Paraguay.

El gobierno argentino solicitó a Naciones Unidas que intervenga para impedir que el derrame de petróleo, que ha contaminado el río Iguazú, produzca una catástrofe ambiental.

Las Cataratas fueron declaradas patrimonio natural de la humanidad por la Organización de Naciones Unidas para la Ciencia, la Educación y la Cultura (Unesco).

Por otro lado, la Prefectura Naval Argentina envió a la zona un barco científico con un laboratorio, apto para tareas de protección ambiental. Unos 100 efectivos argentinos trabajan en la zona para evitar que llegue el derrame.

Una comisión investigadora determinó que el derrame fue provocado por un operador de la refinería que olvidó abrir la válvula de entrada del crudo que era bombeado desde el puerto de San Francisco. El oleoducto no resistió la presión y reventó.

El ministro de Minas y Energía de Brasil, Rodolpho Tourinho, dijo que el gobierno de su país aplicará castigos ejemplares a los responsables del accidente, ocurrido en la refinería Getulio Vargas de la localidad de Araucaria, en el sureño estado de Paraná.

Pese a las protestas de grupos ambientalistas, el órgano que regula la actividad petrolera en Brasil autorizó ayer a Petrobrás a reiniciar la actividad del oleoducto que causo el desastre.

El gobierno brasileño había informado el martes a las embajadas de la Argentina, Paraguay y Uruguay que “las autoridades están efectuando todos los esfuerzos para reducir el impacto del accidente y evitar que el crudo cruce las fronteras”.

El secretario argentino de Turismo, Hernán Lombardi, dijo “si la Argentina tiene que pedir un resarcimiento económico” a Brasil por las consecuencias del desastre, “lo va hacer”.

Notas Relacionadas

Suscripción Digital

Suscríbase a Mercado y reciba todos los meses la mas completa información sobre Economía, Negocios, Tecnología, Managment y más.

Suscribirse Archivo Ver todos los planes

Newsletter


Reciba todas las novedades de la Revista Mercado en su email.

Reciba todas las novedades