El panorama de la economía mundial

Hubo un buen primer trimestre pero hay grandes riesgos en el horizonte

Hace poco menos de un mes el pronóstico del Fondo Monetario Internacional sobre la economía global era sombrío. El Fondo recortaba nuevamente sus pronósticos para el crecimiento mundial y avizoraba cualquier crecimiento “precario” para el segundo semestre del año. El pronóstico auguraba un momento delicado para el economía mundial al promediar el año.

 

A veinte días de eso, parecería que el pronóstico fue demasiado pesimista. En los últimos días tres de los grandes bloques económicos del mundo – la Unión Europea, China y Estados Unidos – publicaron resultados trimestrales mejores de los esperados. En Europa, la eurozona creció 0,4% en el primer trimestre. Italia salió de la recesión y Alemania, aunque sin cifras definitivas todavía, parece que va a mostrar mejor desempeño.

 

Fuera de la eurozona el crecimiento fue más fuerte, lo que empuja el crecimiento de toda la Unión Europea por encima del 0,5%.

 

En China el crecimiento se estabilizó en una tasa anual de 6,4% y cifras muy recientes de la industria sugieren que el estímulo del gobierno a la infraestructura está teniendo el efecto buscado: la producción industrial creció en marzo a una tasa anual de 8,5% , muy por encima de las expectativas.

 

No obstante, los indicadores económicos que producen organismos como la OCDE, siguen emitiendo señales de alarma. Hay preocupación sobre la naturaleza del crecimiento, uno en el que el consumo lleva el mayor peso y las inversiones empresarias están por el suelo en casi todas partes.

 

Por este tipo de cosas el pronóstico mundial es de estabilización más que de recuperación.

Notas Relacionadas

Suscripción Digital

Suscríbase a Mercado y reciba todos los meses la mas completa información sobre Economía, Negocios, Tecnología, Managment y más.

Suscribirse Archivo Ver todos los planes

Newsletter


Reciba todas las novedades de la Revista Mercado en su email.

Reciba todas las novedades