El “Made in China 2025”

Un plan para convertirse en el más grande país manufacturero del mundo. 

Hace algunos años, no muchos, leer “Made in China” era pensar en imitaciones de baja calidad. Ya no.

 

En 2015 el gobierno anunció “Made in China 2025”. Se trata de un plan audaz para revolucionar la imagen que China tiene en el mundo.

Las nuevas políticas buscan mejorar la innovación y la eficiencia de la producción. Han fijado plazos específicos para lograr cada uno de los objetivos. El país se propone ser competitivo con las economías de manufactura desarrollada para 2035. La meta siguiente es 2049, cuando aspiran a convertirse en el más grande país manufacturero del mundo.

Las inversiones extranjeras directas – atraídas por la inmensidad de ese mercado – convirtieron a China en país exportador de productos de imitación, baratos y atractivos. Es más, le permitieron entrar a los mercados internacionales.

Pero ahora el propósito del gobierno es lograr eficiencia y alta calidad en sus exportaciones.

Con esas metas por delante, el gobierno invierte más en investigación de alta calidad para desprenderse del rol de economía exportadora de baja tecnología. También están reduciendo los proyectos de investigación y desarrollo liderados por países extranjeros. China busca convertirse en una usina de innovación, eficiencia y alta calidad.

Pero no se va a detener en mejorar la innovación. La meta final es concentrarse en desarrollo experimental apoyendo la investigación experimental. Aspira a ser el país inspirador de invenciones que el mundo pueda usar para llevar adelante las economías.

Notas Relacionadas

Suscripción Digital

Suscríbase a Mercado y reciba todos los meses la mas completa información sobre Economía, Negocios, Tecnología, Managment y más.

Suscribirse Archivo Ver todos los planes

Newsletter


Reciba todas las novedades de la Revista Mercado en su email.

Reciba todas las novedades