El legado de Angela Merkel

La Alemania de la “Generación Merkel” se puede definir por su unidad, estabilidad y crecimiento.

2 septiembre, 2021

Para los jóvenes alemanes que hoy tienen entre 17 y 20 años, Angela merkel ha estado siempre en el poder. Merkel se convirtió en la primera canciller mujer en 2005 para luego establecerse como una eminente estadista en toda Europa, una roca de estabilidad en un mundo convulsionado por crisis económicas, populismo político y fractura de viejas alianzas.

Pero ahora todo eso cambia pues después de las elecciones federales que tendrán lugar a fines de septiembre Merkel se retira como líder. Fin de una era y un punto de inflexión en la historia de post guerra de Alemania. Parte de su legado son los jóvenes de la Generación Merkel, dice Guy Chazan en el Financial Times. Crecieron en una Alemania que, bajo su liderazgo, se volvió rica, diversa, económicamente más poderosa y más comprometida con el mundo.

Pero los últimos meses han arrojado algunas sombras al legado de Merkel. Una sucesión de problemas – como la pandemia, desastres naturales, la toma de Afganistán por los talibanes – han arrojado algunas dudas sobre la capacidad de Alemania para responder a las crisis. Su gobierno fue violentamente atacado por no haber anticipado la caída de Kabul. Lo acusaron también de no haber alertado sobre la posibilidad de inundaciones. Paralelamente, la pandemia reveló que la Alemania que ella lideró durante 16 años es pesada, extremadamente burocrática y, en muchos sentidos, aferrada a un pasado análogo.

Robert Alexander, uno de los más famosos periodistas políticos del país, publicó hace unos meses un libro sobre el último periodo de Angela Merkel titulado “The Decline of Power”.

Pero la declinación, dice Chazan, es un término relativo. Que depende, entre otras cosas, de la escala de tiempo. La Alemania de la Generación Merkel se puede definir por su unidad, estabilidad y crecimiento. Ahora, una generación cuya visión del mundo fue formada en gran parte por la constancia de una líder, enfrenta ahora una cantidad de peligros. Cualquier complacencia sobre el momento que atraviesa hoy la Alemania que va a elecciones generales fue brutalmente borrada por las inundaciones que mataron a más de 180 personas en el mes de julio. El desastre aumentó las tensiones políticas que podrían definir la próxima era para la Generación Merkel.

Notas Relacionadas

Suscripción Digital

Suscríbase a Mercado y reciba todos los meses la mas completa información sobre Economía, Negocios, Tecnología, Managment y más.

Suscribirse Archivo Ver todos los planes

Newsletter


Reciba todas las novedades de la Revista Mercado en su email.

Reciba todas las novedades