El impacto económico de las olimpíadas de Río

El impacto final de los juegos en la economía brasileña podría superar los U$S 51.000 millones. Más de 40% de las exportaciones a Brasil podrían beneficiarse con los Juegos.

<p>Todos los presidentes sudamericanos salieron r&aacute;pidamente a felicitar a Brasil por la designaci&oacute;n de R&iacute;o de Janeiro como sede de los Juegos Ol&iacute;mpicos de 2016. El logro brasile&ntilde;o trajo alegr&iacute;a a toda la regi&oacute;n. Se trata de la alegr&iacute;a de saber que algo bueno ligar&aacute;n los vecinos por el esfuerzo en inversiones y planificaci&oacute;n y, claro est&aacute;, por los beneficios que este evento representar&aacute; para la mayor econom&iacute;a del subcontinente.</p>
<p>Si bien varios estudios coinciden en que no siempre los resultados econ&oacute;micos que obtienen los pa&iacute;ses que hospedan a la magna cita del deporte mundial son positivos, tambi&eacute;n se puede se&ntilde;alar que para el caso de una ciudad como R&iacute;o de Janeiro y de un pa&iacute;s como Brasil, hay que esperar importantes beneficios. Lo que sin duda redundar&aacute; en mayores flujos en el comercio del hermano mayor del Mercosur con sus principales socios.</p>
<p>La expectativa para este incremento en los negocios es razonable, sobre todo al mirar el presupuesto proyectado para las inversiones necesarias en Brasil y la organizaci&oacute;n del evento. La estimaci&oacute;n es de U$S 11.000 millones en gastos y se espera que el impacto positivo en la econom&iacute;a del gigante suramericano sea de unos U$S 51.100 millones.</p>
<p>Adem&aacute;s, la revisi&oacute;n de los presupuestos de los comit&eacute;s organizadores anteriores muestra el esfuerzo que representa para los fondos p&uacute;blicos y c&oacute;mo son regularmente superadas las proyecciones. En Atenas 2004 el proyecto inicial contempl&oacute; inversiones por U$S 1.600 millones, pero al final el gasto fue de U$S 16.000 millones. Para Beijing 2008 tambi&eacute;n se estimaron U$S 1.600 millones cuando se design&oacute; la sede y las estimaciones actuales indican que el costo final estuvo entre los U$S 30.000 y los U$S 40.000 millones. Las expectativas de gastos para Londres 2012 se ubicaron al principio en los U$S 5.000 millones, pero ahora el proyecto estima un costo final de U$S 19.000 millones. <br />
<br />
Los sectores productivos argentinos que podr&iacute;an ver un incremento en el flujo de sus ventas a Brasil son los m&aacute;s relacionados con la construcci&oacute;n y el transporte urbano. En este caso se trata de autos y autopartes; pl&aacute;sticos y sus manufacturas; productos qu&iacute;micos; cauchos y sus derivados; manufacturas y fundici&oacute;n de hierro o de acero; papel y cart&oacute;n; yeso, cemento, amianto mica o materias an&aacute;logas; aluminios y sus manufacturas y; veh&iacute;culos y materiales para v&iacute;as f&eacute;rreas y sus partes. En total, todos estos rubros representan un 47% de las ventas al pa&iacute;s vecino.<br />
&nbsp;</p>

<p class="MsoNormal" style="margin: 0cm 0cm 0pt; text-align: justify"><strong>La gran oportunidad </strong></p>
<p>Al comparar los efectos económicos que los juegos han tenido en las diversas ciudades y países que los han alojado, se llega a la conclusión de que los realmente beneficiados son los países de menor desarrollo al momento de ser designados como sede. Incluso, los beneficios en estos casos van más allá de un mero saldo positivo a la hora de calcular los gastos y los ingresos.</p>
<p>Uno de los casos más relevante en este sentido es Barcelona. Los Juegos Olímpicos de 1992 le dejaron a la capital catalana un saldo a favor de casi U$S 43 millones. Una cifra bastante magra si se compara con los U$S 4.500 millones que le dejaron Seúl los juegos de 1988, con los U$S 6.500 millones que ganó Atlanta en 1996, con el saldo positivo de U$S 1.500 millones que obtuvo Sydney y con los extraordinarios U$S 17.000 millones que le quedaron a Atenas.</p>
<p>Sin embargo, los puestos de empleo que generó el evento deportivo en Barcelona llegaron hasta las casi 297.000 plazas, mientras que en Atlanta fueron 77.000 y en Sydney 90.000. Las otras dos ciudades sede que tenían menor o mediano desarrollo también tuvieron una buena performance en la creación de empleo. Seúl generó 336.000 plazas y unos 400.000 puestos temporales se abrieron en Atenas. La proyección de una escuela de negocios de San Pablo, hecha para el Ministerio de Deportes de Brasil, indica que los juegos podrían genera unos 120.000 empleos nuevos por año desde 2010 hasta 2016. En total sería unos 720.000 puestos de trabajo.<br />
<br />
Claramente, el impacto de los juegos varía mucho de acuerdo a los niveles de desarrollo de cada ciudad. Gracias a la exhaustiva planificación y a la fuerte inversión de fondos públicos que representa la organización del evento, las sedes menos desarrolladas y sus áreas reinfluencia pueden modernizar sus sistemas de transporte y comunicaciones y su estructura urbana en general. El análisis de los resultados económicos de los juegos revela que las inversiones en infraestructura en estas ciudades, que habitualmente se retrasan años y hasta décadas, se ejecutan de manera más óptima y eficiente debido a la planificación que requieren los juegos.</p>
<p>Para el caso emblemático de Barcelona lo más importante fueron los beneficios indirectos que dejó esta fiesta deportiva, una ganancia que es claramente superior s los U$S 43 millones netos que obtuvo. Una vez desaparecidos los puestos de trabajo temporales en la construcción, Barcelona y sus ciudadanos no vieron caer sus niveles de empleo debido al enorme salto de calidad que dio la ciudad en su perfil como destino turístico. La transformación de la capital catalana la ubicó entre las ciudades más visitadas del mundo después de 1992.</p>
<p>En este sentido, Río de Janeiro tiene la misma gran posibilidad que llevó a Barcelona a ser una de las ciudades más valoradas tanto por sus visitantes como por sus residentes. Junto con el Mundial de Fútbol de 2014, los Juegos Olímpicos de 2016 podrían representar para Brasil el punto de inflexión en cuanto al desarrollo y el crecimiento en la calidad de vida de sus ciudadanos. <br />
 </p>

Notas Relacionadas

Suscripción Digital

Suscríbase a Mercado y reciba todos los meses la mas completa información sobre Economía, Negocios, Tecnología, Managment y más.

Suscribirse Archivo Ver todos los planes

Newsletter


Reciba todas las novedades de la Revista Mercado en su email.

Reciba todas las novedades