El Gobierno reglamentó las medidas

Los decretos del plan anunciado anoche se publicaron hoy en el Boletín Oficial. Respaldos de los sectores político y sindical; críticas del sector financiero. El riesgo país llegó a los 2.500 puntos.

2 noviembre, 2001

(DYN). – El Gobierno precisó hoy (viernes 2) la serie de anuncios destinados a lograr una reestructuración de la deuda externa y la reactivación de la economía con la publicación de los decretos respectivos, que recibieron respaldos de los sectores político y sindical, aunque fueron criticados por el sector financiero, que mostró su rechazo a través de un aumento del riesgo país hasta el récord de los 2.500 puntos.

En el Boletín Oficial se publicó hoy la mayoría de los instrumentos para definir el paquete anunciado anoche oficialmente, a excepción del que dispone la autarquía de la Afip, que se confirmó oficialmente pero que aún no fue reglamentado.

Figuran entre esos instrumentos el que dispone el canje de la deuda externa para reducir los intereses a 7%, y el que produce un cambio radical en el sistema de asignaciones familiares, que será reemplazado por el denominado “Sistema Integrado de Protección a la Familia”.

Mediante el nuevo sistema, que beneficiará a unos ocho millones de personas, se protegen todos los que carecían de ayuda por pertenecer al mundo de los desempleados o de los trabajadores en negro, pero al mismo tiempo se eliminan todas las asignaciones que recibían hasta ahora los empleados con sueldos superiores a los $ 1.000 y demás asignaciones –como por casamiento o nacimiento– que percibían en toda la escala salarial.

Se precisaron también las normas que otorgan moratorias en las deudas impositivas y previsionales, que reducen por un año los aportes patronales al sistema jubilatorio en 5 puntos, los que disponen ventajas de competitividad para empresas que desde hace 40 meses atraviesan una situación crítica, y que eximen del pago de impuestos a damnificados por las inundaciones.

Los decretos también disponen la reglamentación en el uso de la nueva Factura Conformada, y la creación del sistema de infraestructura de transportes.

El presidente Fernando de la Rúa, quien hoy se sometió a un chequeo médico de rutina, que arrojó resultados satisfactorios –según la información oficial– dijo estar “seguro” de que las medidas serán bien recibidas por la ciudadanía.

Relativizó además el aumento registrado hoy en el riesgo país, al sostener que “cuando esto se comprenda bien, las medidas van a dar resultados positivos”.

El principal asesor legal del ministerio de Economía, Horacio Liendo, afirmó que si bien el paquete no tendrá “efectos mágicos” en la reactivación, ésta comenzará a verificarse en forma “clara” a partir del año próximo.

En sintonía, el presidente del Banco de la Nación, Enrique Olivera, estimó que algunas de las medidas tendrán un efecto rápido, como las vinculadas con el alza salarial a través de la reducción de aportes al sistema jubilatorio, y los descuentos en las compras con tarjetas de débito.

(DYN). – El Gobierno precisó hoy (viernes 2) la serie de anuncios destinados a lograr una reestructuración de la deuda externa y la reactivación de la economía con la publicación de los decretos respectivos, que recibieron respaldos de los sectores político y sindical, aunque fueron criticados por el sector financiero, que mostró su rechazo a través de un aumento del riesgo país hasta el récord de los 2.500 puntos.

En el Boletín Oficial se publicó hoy la mayoría de los instrumentos para definir el paquete anunciado anoche oficialmente, a excepción del que dispone la autarquía de la Afip, que se confirmó oficialmente pero que aún no fue reglamentado.

Figuran entre esos instrumentos el que dispone el canje de la deuda externa para reducir los intereses a 7%, y el que produce un cambio radical en el sistema de asignaciones familiares, que será reemplazado por el denominado “Sistema Integrado de Protección a la Familia”.

Mediante el nuevo sistema, que beneficiará a unos ocho millones de personas, se protegen todos los que carecían de ayuda por pertenecer al mundo de los desempleados o de los trabajadores en negro, pero al mismo tiempo se eliminan todas las asignaciones que recibían hasta ahora los empleados con sueldos superiores a los $ 1.000 y demás asignaciones –como por casamiento o nacimiento– que percibían en toda la escala salarial.

Se precisaron también las normas que otorgan moratorias en las deudas impositivas y previsionales, que reducen por un año los aportes patronales al sistema jubilatorio en 5 puntos, los que disponen ventajas de competitividad para empresas que desde hace 40 meses atraviesan una situación crítica, y que eximen del pago de impuestos a damnificados por las inundaciones.

Los decretos también disponen la reglamentación en el uso de la nueva Factura Conformada, y la creación del sistema de infraestructura de transportes.

El presidente Fernando de la Rúa, quien hoy se sometió a un chequeo médico de rutina, que arrojó resultados satisfactorios –según la información oficial– dijo estar “seguro” de que las medidas serán bien recibidas por la ciudadanía.

Relativizó además el aumento registrado hoy en el riesgo país, al sostener que “cuando esto se comprenda bien, las medidas van a dar resultados positivos”.

El principal asesor legal del ministerio de Economía, Horacio Liendo, afirmó que si bien el paquete no tendrá “efectos mágicos” en la reactivación, ésta comenzará a verificarse en forma “clara” a partir del año próximo.

En sintonía, el presidente del Banco de la Nación, Enrique Olivera, estimó que algunas de las medidas tendrán un efecto rápido, como las vinculadas con el alza salarial a través de la reducción de aportes al sistema jubilatorio, y los descuentos en las compras con tarjetas de débito.

Notas Relacionadas

Suscripción Digital

Suscríbase a Mercado y reciba todos los meses la mas completa información sobre Economía, Negocios, Tecnología, Managment y más.

Suscribirse Archivo Ver todos los planes

Newsletter


Reciba todas las novedades de la Revista Mercado en su email.

Reciba todas las novedades