El fraude local superó la media mundial

 75% de las empresas argentinas tuvieron al menos un tipo de fraude. Los más frecuentes: robo de mercaderías, de datos (ciberdelito) o información y el dirigido a proveedores.

20 diciembre, 2013

De cara al futuro, los pronósticos y la percepción sobre el fraude resultaron bastante pesimistas en Argentina: 92% de los empresarios del país se percibe más vulnerable al fraude que hace 12 meses. Y las consultas más habituales en la oficina local de Kroll estuvieron vinculadas al ciberdelito o robo de datos.

 

Los resultados de la “7° Encuesta Global Anual de Fraude” realizada por Kroll, la compañía líder mundial en prevención y mitigación de riesgos corporativos con presencia en 48 ciudades y 28 países, develaron que siete de cada diez empresas del mundo fueron afectadas al menos por un tipo de fraude en los últimos 12 meses, versus el 61% informado para 2012.

 

La encuesta consultó a 901 altos ejecutivos del mundo referentes de diversos rubros  y detectó que el incremento del fraude se produjo en todas las categorías de fraude estudiadas. 

 

Los delitos corporativos más frecuentes a nivel global fueron el Robo de Activos y el Robo de Información, entre otros, y se detectó la avanzada del Soborno y la Corrupción.

 

Asimismo, una de cada 10 empresas informó que el costo por fraude fue superior al 4% de sus ingresos en 2013.

 

Puntos salientes del informe:

 

  • El robo de activos y el de Información fueron los delitos más frecuentes mientras el soborno y la corrupción crecieron.
  • Manufacturas y Servicios Financieros fueron los dos rubros con mayor incidencia de fraude.
  • Una de cada 10 empresas informó un costo por fraude superior al 4% de sus ingresos.

 

 

 

La situación local

 

Matías Nahón, Office Head de Kroll Argentina, explicó que “a nivel local la situación está en sintonía con los datos globales”.

 

El fraude impactó al 75% de las empresas, es decir que una de cada cuatro sufrió algún tipo de fraude durante 2013.

 

Los delitos más comunes observados fueron el Robo de mercaderías (42%), Robo de datos (21%) y el Fraude de proveedores (45%).

 

“También crecieron un 30% las consultas sobre Cybercrimen o Delito Informático producto del desconocimiento sobre las vulnerabilidades informáticas y los riesgos que podrían afectar a la empresa”, dijo Nahón.

 

Entre los disparadores más comunes de éste flagelo, las compañías locales indican como más habituales a la Falta de Controles, fundamentalmente por parte de la alta gerencia (60%), la Crisis Económico-Financiera (52%) y la Alta Rotación de Personal (47%).

 

Nahón también afirmó que “si bien muchas empresas argentinas apuntarán a la aplicación de estrategias de lucha contra el fraude, el 27% sostiene que el presupuesto para esta finalidad debería ser mayor”, concluyó.

 

ARGENTINA

2012-2013

%

Prevalencia

Empresas afectadas por el fraude.

 

75%

 

Área de pérdida frecuente

Tipo de fraudes que más impactó a las empresas

Fraude de proveedores

45%

Robo de mercaderías

40%

Robo de datos

21%

 

Aumento a la exposición

Percepción de los empresarios sobre la vulnerabilidad al fraude.

 

92%

 

Disparadores más frecuentes

Situaciones más habituales que propician la ocurrencia de fraude.

Falta de controles

60%

Crisis económico-financiera

52%

Alta rotación de personal

47%

 

 

 

 

Fuente: Oficina Argentina de Kroll, en base proyecciones de la Encuesta Global de Fraude de Kroll.

 

En el mundo, la amenaza interna está en crecimiento

 

El informe revela que, en general, el 72% de las compañías se vieron afectadas por fraude a cargo de al menos un empleado interno, en comparación con el 67% del año anterior.

 

De esas víctimas de fraude, 32% fue víctima de al menos un delito en el que el autor principal se encontraba en un puesto de gerencia sénior o media, un 42% en el que la persona era un empleado de rango inferiory un 23 % en el que el acusado principal fue un agente o intermediario.

 

No obstante, el estudio también revela que la mayoría del fraude se descubre internamente.

 

Amenazas cibernéticas

 

El estudio revela que más compañías son altamente vulnerables al robo de información en el mundo (21%) que a cualquier otra categoría de fraude y tres cuartos de las empresas (75%) son, al menos, moderadamente vulnerables a la situación.

 

El robo de información continúa siendo el segundo tipo de fraude más frecuente, que afectó a más de una de cada cinco empresas el año pasado (22%) y los ejecutivos afirman que la complejidad de su estructura de TI es el mayor factor en el aumento de la exposición de su compañía al fraude (citado por el 37 % de los encuestados).

 

Esta creciente exposición al fraude debido a la complejidad de TI se ve más explotada por personas ajenas a la empresa.

Como proporción de todos los incidentes de robo de información, los ataques por parte de hackers externos han aumentado casi la mitad del 18 % al 35 %, y un 17 % de las víctimas del robo de información se vieron afectadas como resultado del ataque de un hacker a un vendedor o proveedor, en una cifra que ascendió en comparación al 5 % del año pasado.

 

Sin embargo, al igual que la mayoría de los fraudes, el robo de información suele ser un trabajo interno.

 

De aquellos que han sido víctimas el año pasado y se conoce el actor, un 39 % afirman que la culpa fue de un empleado.

 

A nivel mundial, la corrupción y el soborno están en alza y limitan inversiones en regiones como LATAM.

 

En un año en el que varias compañías se vieron conmocionadas por escándalos de corrupción de alto perfil, la proporción de compañías afectadas por la corrupción y el soborno aumentó del 11 al 14%.

 

Con mucha diferencia, la corrupción es el elemento más importante para disuadir a las compañías de hacer negocios en determinados mercados como América Latina, África e India. Casi la mitad (46 %) de las compañías se han abstenido de expandirse a un mercado del exterior y mencionaron la corrupción como el principal motivo.

 

De hecho, el ingreso a mercados nuevos y más riesgosos ha aumentado la vulnerabilidad al fraude de casi una de cada tres compañías (30 %).

 

Una gama de amenazas más diversa

 

En la actualidad, las empresas enfrentan una gama de amenazas más diversa; aquellos afectados el año pasado, en promedio, recibieron el impacto de un índice de 2,3 tipos de fraude diferente cada uno, una cifra en aumento en comparación con el 1,9 del año pasado. La gran mayoría de los encuestados (81%) cree que la exposición de sus firmas al fraude ha aumentado en términos generales en los últimos 12 meses, cifra que representa un aumento respecto del 63% registrado en la encuesta anterior.

   

Porcentaje de las empresas mundiales afectadas por el fraude

Tipo de fraude

2013

2012

Diferencia

Robo de activos físicos o inventario

28 %

24 %

Más del 4 %

Robo o pérdida de información o ataque informático (Ej. robo de datos)

22 %

21 %

Más del 1 %

Conflicto de intereses de la gerencia

20 %

14 %

Más del 6 %

Fraude de vendedores, proveedores o adquisiciones

19 %

12 %

Más del 7 %

Fraude financiero interno o robo

16 %

12 %

Más del 4 %

Infracción reguladora o de cumplimiento

16 %

11 %

Más del 5 %

Corrupción y soborno

14 %

11 %

Más del 3 %

Robo de Propiedad Intelectual (por ejemplo, secretos comerciales), piratería o falsificación

11 %

8 %

Más del 3 %

Colusión de mercado (por ejemplo, fijación de precios)

8 %

3 %

Más del 5 %

Malversación de fondos de la empresa

8 %

*

N/D

Lavado de dinero

3 %

1 %

Más del 2 %

Todo el fraude

61%

70%

Más del 9%

*no cubierto en la encuesta de 2012

 

La encuesta

 

Kroll encargó a Economist Intelligence Unit la realización de una encuesta mundial sobre el fraude y sus efectos en las empresas durante 2012/13. En esta encuesta, participó un total de 901 ejecutivos señor de una amplia gama de sectores, que incluyeron Servicios financieros; Servicios profesionales; Venta al por menor y al por mayor; Tecnología, medios y telecomunicaciones; Salud y farmacéutica; Viajes, ocio y transporte; Bienes de consumo; Construcción, ingeniería e infraestructura; Recursos naturales; y Manufactura. Los encuestados fueron ejecutivos señor, 53% de ellos en cargos de primera línea.

Casi la mitad (49%) de los participantes representan compañías con ingresos anuales superiores a US$500 millones.

 Este año, los encuestados incluyeron un 25% de Europa, un 24% de Norteamérica, un 23% de la región del Pacífico Asiático, un 14% de América Latina y un 14% de Medio Oriente y África.

 

 

Notas Relacionadas

Suscripción Digital

Suscríbase a Mercado y reciba todos los meses la mas completa información sobre Economía, Negocios, Tecnología, Managment y más.

Suscribirse Archivo Ver todos los planes

Newsletter


Reciba todas las novedades de la Revista Mercado en su email.

Reciba todas las novedades