El coronavirus ha tensado las relaciones de EE.UU. con Canadá

Donald Trump reclama al gobierno de Justin Trudeau que abra su frontera.

El tema fronterizo viene dominando las relaciones entre ambos países desde marzo. Estados Unidos desea que Canadá abra su frontera pero los canadienses se siguen negando. El primer ministro, Justin Trudeau, suele evitar contestar no contestar als preguntas que le hacen sobre el presidente vecino. Pero la pandemia lo está obligando a abandonar su silencio.

Hay muchos problemas entre los dos países. Uno es el de los inmigrantes que intentan pasar de Estados Unidos a Canadá. Luego está la amenaza por parte de Trump de imponer aranceles al aluminio. También está el pedido de extradición de Meng Wanzhou, el ejecutivo de Huawei que reclama la administración Trump por fraude. Otro problema latente es el del gasto para Defensa de Canadá en la OTAN, que Trump considera insuficiente.

Pero ahora el tema de la pandemia está empujando a Trudeau a la confrontación. Canadá ha manejado relativamente bien la covid-19, con menos de 9.000 muertes en una población de 38 millones de personas. Las infecciones están subiendo un poco ahora que el país comienza a reabrir la economía, pero siguen por debajo de 400 diarias. Eso contrasta fuertemente con Estados Unidos, donde las tasas de infecciones están subiendo en 42 de los 50 estados.

La frontera está cerrada desde marzo. Sólo pasan los canadienses que vuelven a su país, los camioneros y los nacionales que trabajan en el país vecino y van y vienen diariamente.

En junio solo 64.000 residentes en Estados Unidos entraron a Canadá por tierra, comparado con 1,6 millones el año anterior: una caída de 96%. El tráfico aéreo cayó 98% y el turismo sufre.

El gobierno norteamericano quiere que Canadá abra su frontera y los canadienses prefieren mantenerla cerrada. Una encuesta publicada el 10 de julio muestra que 90% de los canadienses se opone a la apertura de la frontera.

Algunos analistas piensan en la posibilidad de que la pandemia altere en forma permanente las relaciones entre ambos países. A principios de julio Trudeau rechazó una invitación de Trump para visitar Washington con la excusa de que cumplir con la obligación de cuarentena obligatoria a su regreso alteraría demasiado su agenda de actividades. Muchos interpretaron eso como un desaire.

 

Notas Relacionadas

Suscripción Digital

Suscríbase a Mercado y reciba todos los meses la mas completa información sobre Economía, Negocios, Tecnología, Managment y más.

Suscribirse Archivo Ver todos los planes

Newsletter


Reciba todas las novedades de la Revista Mercado en su email.

Reciba todas las novedades